Corrientes, martes 18 de junio de 2024

Política Corrientes
IMPLICANCIAS DE LA PRESENCIA MILITAR DE EEUU EN LA HIDROVÍA

Gabriel Fuks: "Debemos pensar más en términos de integración para resolver temas históricos y actuales"

08-06-2024
COMPARTIR     
El presidente del bloque argentino del ParlaSur, entrevistado por momarandu.com reflexionó sobre el acuerdo que habilita la presencia del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos co-gestione la hidrovía Paraná-Paraguay. Destacó la importancia estratégica de esta vía, y advirtió que la gestión debe ser regional, no externa.

Tenemos información sobre un tratado muy importante para la provincia de Corrientes, todo lo que está en la margen del río Paraná. Recordemos la Hidrovía Paraná-Paraguay. Un convenio con una suerte de presencia del ejército de Estados Unidos y parte de su fuerza. Ustedes presentaron una moción que fue votada por unanimidad de los integrantes del Mercosur, del ParlaSur, mejor dicho.
- Sí, esto fue una propuesta que ya había sido presentada en años pasados por un parlamentario paraguayo, Ricardo Canese, y que recién llegó a su tratamiento ahora. Pero la verdad es que está en plena actualidad. Primero fue una propuesta del gobierno paraguayo a principios del año 2023, la de convocar para lo que es un tramo soberano. Paraguay tiene una zona soberana dentro de la mal llamada hidrovía, porque hidrovía en realidad es el nombre que tenía la empresa, ¿no? Para nosotros es nuestra vía troncal navegable, así es como se llama y como debía llamarse. Quedó el nombre de la empresa Jan de Nul, que era quien tenía la concesión hasta septiembre del 2021. Después esa concesión fue pasada a la Administración General de Puertos. Primero, Paraguay y ahora también hay una idea de convocar al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos para co-ayudar en la gestión, administración y logística. Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos administran lo que sería el equivalente más importante al interior de los Estados Unidos, que es el río Mississippi. Son las Fuerzas Armadas, a partir de ese cuerpo de ingenieros, las que gestionan todo el tráfico fluvial que pasa por ese río, que es una de las arterias principales de los Estados Unidos. La gran contradicción está en que si Estados Unidos define su estrategia a través de una fuerza militar, entiéndase bien que los cuerpos de ingenieros no están armados custodiando, pero hay una lógica militar. Si uno pone al cuerpo de ingenieros de las fuerzas armadas, quiere decir que nadie de afuera gestiona, solo ellos.

- La lógica también indica que si Estados Unidos envía a un grupo de ingenieros, aunque no estén armados, estarán acompañados por una fuerza armada para la protección de sus ciudadanos. Eso es lo que hacen en todo el mundo, envían una fuerza de paz, pero también un grupo de protección.
- Así es, pero además sería entregar soberanía, y eso es lo más importante. Hoy la hidrovía, la vía troncal navegable, mueve el 80 por ciento de nuestro comercio. Todo lo que sale hacia la cuenca del Plata pasa por ahí y también es nodal para Paraguay e incluso Bolivia. Es verdad que hay problemas no resueltos al interior de nuestros países sobre cómo mantener y qué hacer con esa hidrovía. Nuestro país quiso poner una tasa de navegación hace un par de años, el Paraguay se opuso muy férreamente. En realidad, Argentina tiene todo el derecho de hacerlo. Me tocó negociar políticamente en el Comité Intergubernamental de la Hidrovía cuando estaba en la Cancillería como secretario de Política Latinoamericana. Mientras nosotros nos ponemos de acuerdo, pedir que vengan otros es una tontería. La capacidad logística que hay en Argentina, Brasil, Paraguay e incluso Uruguay es suficiente. Debemos ponernos de acuerdo en la región, no podemos permitir una gestión externa.

- Usted mencionó su trabajo en Cancillería. ¿Por qué cree que Estados Unidos comienza a darle valor estratégico a la hidrovía?
- La cuarta flota de Estados Unidos, que cubre desde Panamá hacia el sur, tiene una visión estratégica de nuestra región. Laura Richardson, encargada de la cuarta flota, estuvo recientemente en la región. En la época de Néstor Kirchner y Lula, hubo una propuesta de la cuarta flota para patrullar los ríos interiores, la cual fue rechazada. La libre navegación de los ríos ha sido un tema estratégico desde el siglo XIX, con episodios como el combate de Vuelta de Obligado. La actual administración argentina acompaña la estrategia estadounidense de manera acrítica. Ceder control al ejército de Estados Unidos sería un error estratégico difícil de revertir.

- Lo último, cambiando un poco de tema, ¿se discute en el Mercosur sobre Yacyretá e Isla Apipé, que está rodeada de aguas paraguayas?
- Sí, cuando estuve en Cancillería, tuve reuniones sobre este tema. El gobernador Valdés lo planteó, incluso hubo una sesión en el Senado. Es muy difícil replantear la discusión de los límites en este momento, pero creo que debería establecerse un mecanismo de análisis sobre lo que plantea la provincia de Corrientes. No digo cambiar los límites, pero sí buscar una resolución que mantenga un equilibrio. Muchas tensiones con Paraguay tienen más que ver con Yacyretá. Debemos pensar más en términos de integración y menos en política interna para resolver estos temas históricos y actuales.