Corrientes, viernes 24 de mayo de 2024

Cultura Corrientes
DRAMATURGO DE "GALERÍA DE NADA"

Aníbal Friedrich: "Debemos pensar en vivir una experiencia artística que nos transforme"

10-05-2024
COMPARTIR     
ARTE ESCÉNICO. El autor develó que la obra refleja el tema del absurdo a través de situaciones que desafían el sentido común y la lógica cotidiana, invitando al espectador a reflexionar sobre la repetición de patrones y el enfrentamiento con el fracaso.

El autor de la obra que se presentará el 18 de mayo y el 1 de junio en la Casa Martinez, compartió con momarandu.com reflexiones sobre la creación de su personaje, protagónico, destacó el papel de la actuación y la dirección como elementos clave, y convocó a pensar en una nueva forma de ver el arte, con experiencias culturales interactivas.

El dramaturgo compartió que su motivación principal al crear para abordar el texto de 'Galería de Nada' fue explorar la experiencia de la soledad y cómo esta puede llevar a la creación de mundos imaginarios.

Indicó que la representación del personaje de Chichita encarna tanto el sufrimiento como sueños y proyecciones propios y de los artistas en general, y enfatizó que ante ese hecho el arte debe emerger como experiencia mutua para crear un vínculo activo entre las personas.

¿Cuál fue tu motivación principal para abordar la dramaturgia de la obra 'Galería de Nada'?
- Mis motivaciones para abordar la dramaturgia de la obra 'Galería de Nada' tuvieron que ver con pensar qué sucede cuando el actor/actriz está despojado de todo, se encuentra solo/a, crea mundos imaginarios. Muchas veces la soledad nos atraviesa; pensamos que estamos con muchas personas, pero en esos momentos que tanto necesitamos, estamos solos. Cuando comienzo a escribir un texto, tengo la idea fundante, algo que me motiva a seguir. Dejo que el texto me lleve, de hecho, en las primeras versiones yo actuaba y era parte de la obra. Era muy joven y creo que también sobrevolaba la idea de lanzarme como director, actor y dramaturgo. Fue mi presentación ante los demás, decir: aquí estoy, esto soy, esto quiero hacer hoy. Siempre mis textos fueron hacia el humor, hacia generar la sonrisa, que el público se sienta parte, comparta y viva plenamente la experiencia teatral.

LA ACTUACIÓN Y LA DIRECCIÓN COMO ELEMENTOS CLAVE

Aníbal Friedrich es un reconocido actor, director, dramaturgo y gestor cultural, nacido en la provincia del Chaco, donde aún reside, cofundador del Grupo de Teatro EFA, del cual aún es director, del Centro de Cultura Popular -CECUPO-, y de la Asociación Civil La Fábrica Cultural.

Además de Galería de Nada, Friedrich es autor de más de una decena de obras, muchas de ellas publicadas en ediciones de autor y del catálogo oficial en la biblioteca del Instituto Nacional del Teatro, entre las que destacan Cosechero che seré, Fábrica de mujeres, microficciones, Bio-casas, Simplemente Chichita, Ya nadie recuerda a Frederic Chopin, Rajemos que nos invaden y Dos mujeres.

En 2019 fue destacado por el Poder Legislativo de Chaco por su incalculable aporte al teatro y a la cultura.   

¿Qué papel juega la soledad en la concepción de la obra?
- En relación al personaje de Chichita, demuestra su lado más oscuro, interior, desmenuza a una mujer que sufre, pero también que sueña, que proyecta, que vislumbra un futuro para ella, un poco también lo que nos pasa a los artistas: soñamos, pensamos en el éxito, antes de pensar en vivir una experiencia artística que nos transforme, que modifique al público, que nos atraviesa y nos proyecte. Siempre mis textos van por ese lugar, por pensar que el público debe tener un rol activo, que le pase algo, que se sienta parte. El teatro debe ir por ahí, y más en estos tiempos, debe empatizar con el público, generar un ida y vuelta, tener un vínculo y hacerlo parte.

EL PAPEL DEL PÚBLICO, MOTIVACIONES Y PROCESO CREATIVO

¿Qué importancia otorga al público en la experiencia artística?
- Otro aspecto que tiene que ver con la dramaturgia es no dar todo al espectador, sino ir hilando de a poco, generando un rompecabezas, que el espectador vaya armando en su mente y construyendo también su Chichita.

¿Qué papel desempeña la actriz en este proceso?
- El texto dice una cosa y son, creo, las actrices las que encuentran ese espacio vacío y lo rellenan con sus ideas, sus motivaciones, sus creaciones y con la mirada del director van construyendo el personaje. El texto es claro en lo que representa, pero me parece que las actrices le darán el condimento necesario de humor, de tragedia, de tragicomedia necesaria para que la figura de Chichita brille en el escenario.

CONSTRUIR UNA EXPERIENCIA ARTÍSTICA DE FORMA INTERACTIVA

¿Cómo fue su proceso de escritura y su relación con el texto durante las primeras versiones?
- Un apartado importante en el texto podemos destacar los relacionados con el amor, una persona que sueña a lo grande, sueña en el amor, construye su vida en relación a esto. Para abordar estos textos pensamos en situaciones donde ella 'Chichita' ha intentado una relación, pero quedó en la nada. Allí podemos ver que el texto nos lleva por un camino donde el espectador disfruta, pero en el fondo lo que se dice y lo que se transmite es muy profundo, íntimo y triste. Rememorar hechos del pasado que hoy se asocian al fracaso. Cuando terminé de escribir, pensé mucho en el nombre, la palabra 'Nada' sabía que debía estar. Con el proceso de ensayos y construcción del texto, surgió la idea de galería como un espacio de exhibición de exposición de obras de arte. Sobre esta idea quedó 'Galería de Nada'; en definitiva, se exhibe y se pone en exposición la vida de una mujer en cuadros que son obras de arte de la vida de Chichita. Por ello, la primera puesta tenía que ver con dispositivos de luces y sonido donde la misma actriz lo manipula, haciendo mucho más interesante también la propuesta, con esta idea de que es el personaje que arma todo, y que no cuenta con nadie para poder operar las cuestiones técnicas, siguiendo en la idea de la nada.

EL ARTE ANTE EL AMOR, EL FRACASO Y LA VIDA EN SOLEDAD

Tras veinte años de trayectoria en el medio, inicialmente concebida como monólogo unipersonal, la obra, dirigida por Facundo Sagardoy, llega al escenario convertida en una pieza de danza - teatro contemporáneo.

En ella, Chichita Beltrán, hija de una célebre bailarina clásica, intentará sin éxito emular sus pasos a través de una galería de anécdotas y fantasías reflejo de sus propios delirios, anhelos y fracasos.

En su devenir, la pasión, la locura, la desesperación y el coraje, en la piel de una mujer dispuesta a todo, prometen iluminar al borde del absurdo el vacío de sus más profundas ausencias con originalidad y extravagancia. 

¿Cómo se refleja el tema del absurdo?
- Sobre la obra se ha dicho mucho, se ha analizado mucho, pienso que uno de los aspectos puede ser el absurdo, ya que hay situaciones que carecen de sentido, o son opuestas o inversas al razonamiento cotidiano. Esto es, ¿por qué si repite los mismos esquemas y fracasa, lo vuelve a hacer? Situaciones que se vuelven hacia ella y así se considera que todo el mundo está contra ella. Acciones, movimientos, diálogos que se vuelven repetitivos, donde se cuestiona y genera diálogos inexistentes que invitan al humor.

DANZA - TEATRO DEL DESPOJO, RECURSOS LIMITADOS Y CREATIVIDAD

¿Qué reflexiones personales se imprimen a la evolución de la obra desde su creación hasta el presente?
- Muchas veces me han preguntado qué quería decir, ¿por qué escribí eso? ¿Qué me pasó? Bueno, la verdad es que hoy, a casi 21 años de haberla creado, miro hacia atrás, y pienso que era mucho más joven, las motivaciones eran otras, las ganas de hacer, de mostrar, de decir: aquí estoy, me llevaron a esto. Podría decir que habla del fracaso, de las angustias, de los sueños, de la vida en soledad, pero entendiendo hoy que es la vida misma. Con sus grises que muchos tienen, con lo positivo y negativo que podamos tener, lo importante me parece es dar la esperanza, que al menos algo podría cambiar y esto sea trasladado al público, que se quede con preguntas, que se quede con interrogantes y que eso lo haga reflexionar. En lo musical abordamos unos tangos que fueron especialmente seleccionados. Pensamos en estos temas musicales, que hablan del amor, de los fracasos, la muerte, la miseria y la melancolía.

¿Cómo influyó en su concepción el teatro independiente?
-Venimos del teatro independiente, al momento de crear este texto en el 2003, tenía 9 años de teatro, integraba el grupo de teatro Efa, donde nos habíamos quedado sin director, y fue el momento para hacerme cargo de la dirección y salir a escena. También pensando que la obra gire, se muestre, y no tengamos problemas para hacerla. En eso me identifico con el Teatro Independiente, donde uno debe ser todo, autor, actor, director, productor, escenógrafo, iluminador. Muchas veces en los procesos de creación, uno se encuentra con escasos recursos para el montaje de una obra, y me parece que así surge la idea de las luces y el sonido, lámparas colgadas, un radiograbador en escena y listo.