Corrientes, viernes 24 de mayo de 2024

Política Mundo
RELACIONES BILATERALES

Xi se reunió con el canciller alemán Olaf Scholz

17-04-2024
COMPARTIR     
El presidente chino, Xi Jinping, se reunió hoy martes con el canciller alemán, Olaf Scholz, en la Residencia de Huéspedes de Estado Diaoyutai, en Beijing, y llamó a ambas partes a llevar adelante las características distintivas de beneficio mutuo y resultados de ganancias compartidas, así como a lograr el éxito mutuo.

Tras señalar que este año se conmemora el décimo aniversario del establecimiento de la asociación estratégica integral entre China y Alemania, Xi recordó que en los últimos diez años, a pesar de los tremendos cambios en el panorama internacional, las relaciones China-Alemania han mantenido un crecimiento constante y la cooperación bilateral se ha fortalecido y profundizado en todos los ámbitos, impulsando el desarrollo de ambos países.

En la actualidad, una transformación no vista en un siglo está tomando impulso en todo el planeta, y la humanidad se enfrenta a riesgos y desafíos cada vez mayores. Estos problemas no pueden resolverse sin la cooperación de los grandes países, afirmó Xi.

Dado que China y Alemania son, respectivamente, la segunda y tercera economías más grandes del mundo, la consolidación y el desarrollo de sus relaciones conllevan una importancia que va más allá del ámbito bilateral, y tiene un gran impacto en el continente euroasiático y en el mundo entero, indicó Xi, haciendo un llamamiento a ambos países para que vean y desarrollen las relaciones bilaterales desde una perspectiva estratégica y a largo plazo, y trabajen juntos para inyectar una mayor estabilidad y certidumbre en el mundo.

El mandatario chino subrayó que tanto China como Alemania han contribuido en gran medida al progreso de la civilización humana. Ambos países no tienen intereses fundamentales contrapuestos y no suponen una amenaza para la seguridad del otro. La cooperación entre China y Alemania no solo beneficia a ambas partes, sino también al mundo en general.

Cuanto mayor es la inestabilidad en el mundo, mayor es la necesidad de que ambas partes fortalezcan la resiliencia y la vitalidad de sus relaciones, destacó Xi, pidiendo esfuerzos conjuntos para mantener la dirección general de cooperación y desarrollo en los crecientes lazos bilaterales, y atenerse a la caracterización de asociación estratégica integral.

La política de China hacia Alemania es altamente estable y consistente, puntualizó Xi, señalando que las dos partes deben seguir participando en estrechos intercambios con una mente abierta y mejorar la confianza estratégica mutua. Mientras las dos partes mantengan el respeto mutuo, busquen un terreno común, al tiempo que reservan las diferencias, mejoren los intercambios y el aprendizaje mutuo, y persigan una cooperación en la que todos ganen, las relaciones entre China y Alemania seguirán disfrutando de un progreso sólido y sostenido.

Xi recalcó que las cadenas industriales y de suministro de China y Alemania están profundamente entrelazadas y los mercados de ambos países son altamente interdependientes. La cooperación mutuamente beneficiosa entre China y Alemania no es un "riesgo", sino la garantía de una relación bilateral estable y una oportunidad para el futuro.

Existe un enorme potencial para aprovechar con el fin de lograr una cooperación de ganancias compartidas tanto en sectores tradicionales de maquinaria y automóviles como en nuevas áreas que incluyen la transición ecológica, la digitalización y la inteligencia artificial, puntualizó Xi.

Resulta importante para ambas partes promover las características de ganancias compartidas en sus relaciones y que se permitan mutuamente alcanzar el éxito, subrayó Xi, añadiendo que las exportaciones chinas de vehículos eléctricos, baterías de litio y productos fotovoltaicos no solo han enriquecido el suministro mundial y aliviado la presión inflacionaria global, sino que también han contribuido en gran medida a la respuesta del mundo al cambio climático y la transición ecológica y de bajas emisiones de carbono.

Tras señalar que tanto China como Alemania son países construidos sobre la base de la industria y que apoyan el libre comercio y la globalización económica, Xi afirmó que ambas naciones deben mantenerse vigilantes contra el aumento del proteccionismo, considerar el tema de la capacidad de producción de forma objetiva y dialéctica desde una perspectiva global, orientada al mercado y sobre la base de las leyes económicas, así como dedicar más esfuerzos a la discusión sobre la cooperación.

China está comprometida con la política nacional básica de apertura y espera que la parte alemana pueda proporcionar un entorno empresarial justo, transparente, abierto y no discriminatorio para las empresas chinas en Alemania, añadió Xi.

Tras resaltar que China y Alemania tienen mucho en común en lo relativo a la cuestión de la multipolaridad mundial, Xi señaló que un mundo multipolar es, en esencia, aquel en el que países con diferentes civilizaciones, sistemas y caminos se respetan mutuamente y coexisten en paz.

El mandatario sostuvo que China y Alemania necesitan llevar a cabo de forma independiente una colaboración en frentes multilaterales, impulsar a la comunidad internacional a tomar medidas reales para abordar mejor los desafíos globales como el cambio climático, el desarrollo desequilibrado y los conflictos regionales, y hacer una mayor contribución al equilibrio y la estabilidad del mundo.

Scholz, por su parte, destacó que actualmente las relaciones entre Alemania y China están en un buen estado. Los dos países han mantenido estrechos intercambios en todos los niveles y en todos los campos. Las dos partes celebraron con éxito consultas intergubernamentales y diálogos de alto nivel sobre cuestiones estratégicas y financieras, y sostendrán un diálogo sobre el cambio climático y la transición ecológica.

Scholz destacó sus visitas a Chongqing y Shanghai junto a representantes de la comunidad empresarial alemana en los últimos dos días, siendo testigo del gran progreso económico logrado por China en años recientes. Agregó que estaba particularmente impresionado por la estrecha y sana cooperación entre las firmas alemanas y chinas.

En el futuro, la parte alemana trabajará con la parte china para fortalecer los lazos bilaterales, profundizar el diálogo y la cooperación en todos los campos y promover los intercambios entre personas en áreas como la educación y la cultura, lo cual es importante para ambos países y el mundo en general, refirió el canciller alemán.

La parte alemana está dispuesta a reforzar la comunicación y la coordinación con la parte china para abordar conjuntamente el cambio climático y otros desafíos globales, se compromete a defender el orden internacional multilateral y fomentar la paz y el desarrollo mundiales, y desaprueba el conflicto y la confrontación, afirmó Scholz, añadiendo que Alemania se opone al proteccionismo y apoya el libre comercio.

Como miembro importante de la Unión Europea (UE), Alemania está dispuesta a desempeñar un papel positivo en la promoción del sano desarrollo de las relaciones UE-China, destacó Scholz.

Los dos líderes también tuvieron un profundo intercambio de puntos de vista sobre la crisis de Ucrania, señalando que tanto China como Alemania mantienen su compromiso con los propósitos y principios de la Carta de la ONU, se oponen el uso de las armas nucleares o al ataque a instalaciones nucleares pacíficas, y piden realizar esfuerzos para abordar apropiadamente la cuestión de la seguridad alimentaria global y observar el derecho internacional humanitario.

Xi subrayó que en las actuales circunstancias, todas las partes deben comprometerse a restablecer con prontitud la paz para evitar que el conflicto se agrave e incluso se descontrole.

Para ello, es preciso seguir una serie de principios: primero, centrarse en el interés general de la paz y la estabilidad, en lugar de buscar beneficios egoístas; segundo, enfriar la situación en vez de echar leña al fuego; tercero, sumar condiciones para restaurar la paz en lugar de agravar más las tensiones; y cuarto, reducir el impacto negativo sobre la economía del mundo en vez de socavar la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales.

Xi destacó que China no es parte en la crisis ucraniana, pero ha fomentado consistentemente las conversaciones de paz a su manera. China alienta y apoya todos los esfuerzos que conduzcan a la resolución pacífica de la crisis y respalda la celebración a su debido tiempo de una conferencia internacional de paz que sea reconocida tanto por Rusia como por Ucrania, en la cual se garantice la participación igualitaria de todas las partes y las discusiones justas sobre todos los planes pacíficos.

China mantendrá una comunicación estrecha con todas las partes implicadas, incluida Alemania, sobre este asunto, manifestó Xi.

Ambas partes también intercambiaron puntos de vista sobre el conflicto palestino-israelí y otros asuntos internacionales y regionales de interés mutuo. A su vez, compartieron la opinión de que es importante implementar la Resolución 2728 del Consejo de Seguridad de la ONU, evitar la escalada y un mayor deterioro de la situación, garantizar el acceso sin trabas y sostenido de la ayuda humanitaria a Gaza, apoyar la pronta resolución de la cuestión de Palestina mediante negociaciones basadas en la solución de los dos Estados, y hacer un llamamiento a todos los países con influencia para que desempeñen un papel constructivo en el mantenimiento de la paz y la estabilidad regionales, en aras de lograr una solución integral, justa y duradera a esta cuestión lo más pronto posible.

Tras la reunión, Xi y Scholz dieron un paseo y almorzaron juntos, intercambiando más opiniones sobre una amplia gama de cuestiones.