Corrientes, miercoles 17 de abril de 2024

Política Corrientes
ESTRATEGIAS DE GOBIERNO Y COMUNICACIÓN

Daniel Ivoskus: "Argentina tiene un sistema hiperpresidencialista"

29-03-2024
COMPARTIR     
El analista, presidente de la Cumbre Mundial de Comunicación política, entrevistado por momarandu.com destacó las estrategias de difusión utilizadas por la Presidencia, remarcó que se ajustan al modelo de Gobierno, y resaltó la importancia de comprender el contexto histórico y sociopolítico de Argentina para evaluar las acciones de Javier Milei. 

El analista, además, destacó la importancia de mantener la autenticidad en la comunicación gubernamental, y destacó que el enfoque disruptivo del Presidente ha sido efectivo tanto en campaña como en gobierno.

Ivoskus resaltó que la estrategia comunicacional de Milei sorprendió a los partidos políticos tradicionales, no solo por su estilo sino también por sus definiciones políticas claras y su disposición a confrontar con determinación.

¿Sorprenden las herramientas que usa Javier Milei?
- No, creo que algo central en la comunicación del gobierno, hay que ser genuinos, seguir con algo que funciona en campaña, que tratan de implementar en gobierno, al menos en términos de estilo, de formas. Y creo que, bueno, le está funcionando, le está funcionando muy bien.

¿Sorprendió a los partidos políticos tradicionales esa forma de comunicar?
- Y por supuesto, por lo menos ha consumado otro tipo de cosas. Más que, además del tema comunicacional, es el tema de las definiciones políticas, de ser disruptivo, de no intentar ser políticamente correcto, de tener muy en clara con quién confrontar y por qué confrontar. Él ha construido una narrativa y tal vez te diría que uno de sus principales atributos fue identificar a qué público le tenía que andar, con qué público él tenía que conectar y con cuál otro no, no quiso quedar bien contado, y eso fue muy claro desde el primer día, incluso con sus defensas.

Llama la atención esa forma de elegir a quién atacar.
- Sí, hay que entender el momento histórico en que se encuentra Argentina, porque si no, es como si quisiéramos comparar con Bukele. ¿Se puede hacer en Argentina? No, Bukele hay uno solo, El Salvador hay uno solo, y en un contexto de gravedad extrema con respecto a la seguridad y la sociedad le permite hacer cosas que no le permitirían a otro personaje ni se permitirían a otro país. Yo creo que hay que entender el contexto sociológico, político, económico y social de lo que está pasando en la Argentina. Entonces, a partir de eso algunos lo comprenden y tienen la lectura más rápida y a otros se les complica un poco más. Y después estamos en un país como Argentina que tiene un sistema hiperpresidencialista. Hay alguien que lidera, hay alguien que marca la agenda y... el gobierno va detrás, no es al revés, no es un estado de asamblea permanente. Porque en los sistemas presidencialistas como el argentino estamos en estado de asamblea permanente, lo único que se va a lograr no será absolutamente nada y estará de peor. Hay lógicas en la política, posicionamientos.

Se han tomado decisiones fuertes, se han hecho transformaciones. ¿Hay paciencia suficiente para soportar estos cambios?
- Y en ese contexto el tema de los índices de inflación, el hecho que vayan descendiendo también acompaña lo planteado por el Poder Ejecutivo. Con respecto al momento histórico y social de la Argentina y los que leen rápido y los que no leen rápido.

NO HAY CLARIDAD EN TÉRMINOS DE OPOSICIÓN

¿Quién es oposición hoy en la Argentina? ¿Y el rol de los gobernadores?
- Es muy interesante analizar ese tema. Pero, en lugar, creo que no hay claridad en términos de oposición. Punto número uno. Punto número dos. Creo que los gobernadores empezaron a jugar en un partido y a medida que se iba desarrollando los 90 minutos de juego se dieron cuenta que se iban cambiando la estrategia del juego. Para poner un ejemplo concreto, el caso del gobernador de Córdoba, que tuvo una etapa suelta, una apertura de sesión, un poco antes la peleó con los gobernadores, un posicionamiento alto. Lo que le pasa es que cuando quiere salir de Córdoba y apuesta, obviamente en Córdoba no es reacción, y ya está apostando a las nazis la realización de su imagen, bueno, se da cuenta que antes de la pelea con el presidente tenía un cuarenta y pico por ciento de imagen positiva, y pospelea está abajo del 20 por ciento. ¿Pero qué pasó? ¿Si hubo una discusión en frente? Bueno, que la categoría de oposición no es la gente que había charlora, moderado, que no estaba de centro, enfrentándose abiertamente con un gobierno nacional que acaba, que creo que representa el cambio. Claro. Es un poco lo que apunta, ya llora. Con lo cual él mismo agredió a su propio público a nivel nacional, ¿no? Y me parece que hay una cosa a ser gobernador que a uno de los cordobeses, o a ser gobernador que es hablarle a todos los vecinos de la provincia de Chubut y otra cosa es querer proyectarse en permisos nacionales. Creo que ahí hay un problema de división, de distancia, de posicionamiento que ha hecho que hoy estén recalculando.