Corrientes, miercoles 17 de abril de 2024

Sociedad Corrientes

El stock ganadero de Corrientes es de 4,3 millones de cabezas

27-03-2024
COMPARTIR     
A nivel país, el stock bovino al 31 de diciembre de 2023 totalizó 52.783.892, una merma interanual del 2,7% según datos oficiales recientemente difundidos. Corrientes registra 4.364.338 animales con una leve caída respecto al año anterior.

Según datos del Ministerio de Economía, del que depende al área de ganadería a nivel país, el stock bovino cerró al 31 de diciembre de 2023 en 52.783.892 cabezas totales registrando una disminución de algo más de 1.400.000 cabezas lo que representa una baja del 2,7% del rodeo nacional.

Analizando los resultados en relación al último cierre de stock (31/12/22) por categoría, se observa una reducción de Vacas, en el orden de las 600.000 cabezas (-2,6%).

El resultado del stock Terneros/as es del orden de los 14.685.000. Esto representa una reducción de unas 444.000 cabezas (-2,9%) respecto al año anterior; pero se destaca su resultado, dada la intensa y acumulada sequía que viene sufriendo el sector productivo, por el cual se pregonaban reducciones mucho mayores a las resultantes.

Al mismo tiempo, esta reducción es comparada con el resultado del año anterior que resultó ser el récord histórico en cantidad total de terneros logrados en la ganadería argentina.

Producto de este número de terneros/ras resulta una relación ternero23/vaca22 de este año del 63,8%,siendo este un resultado superior al promedio de la serie (61,8%) en lo que respecta al nivel de eficiencia reproductiva del rodeo nacional, lo cual es meritorio dado el contexto climático ya mencionado.

Respecto a las categorías de machos, se observa una disminución de unos 40.000 Novillitos (-0,86%) y 51.000 Novillos (-2,1%) y un aumento de 7.800 Toritos (MEJ - +2,3%).

DATOS DE CORRIENTES

Según los datos oficiales, al 31 de diciembre de 2023, Corrientes contaba con un stock de 4.364.338 animales.

Dicho stock se dividía en 1.924.398 vacas, 742.698 vaquillonas, 266.135 novillos, 365.506 novillitos, 469.985 terneros, 485.534 terneras, 83.710 toros, 26.072 toritos y 30 bueyes.

Las provincias con mayor stock son Buenos Aires 19.737.883 cabezas, Santa Fe 6.141.311 animales, Córdoba 4.488.619, Entre Ríos 4.386.742, luego Corrientes, La Pampa 3.237.640, Chaco 2.360.867 animales y Formosa 1.671.782.

El stock total de las provincias del NEA, que incluye a Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Misiones y Formosa es de 13.158.938 animales y se redujo -2,3% respecto al año 2022.

 DATOS NACIONALES

A nivel país, las provincias que más vacas perdieron, en relación a su inventario fueron Santiago del Estero (-5,8%) y Córdoba (-5,3%), seguidas por Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe entre 3% y 4% así como Buenos Aires y La Pampa, registrando caídas en torno al 2,5%, aunque con fuerte incidencia en el promedio general.

Sin embargo, en este contexto, un dato alentador es la cantidad de terneros logrados por vaca en stock.

A nivel país, el resultado del stock de terneros/as arrojó unos 14.685.000 cabezas, apenas un 2,9% inferior al dato de 2022, cuando inicialmente la pérdida proyectada llegó a estimarse en torno al 10% del stock inicial.

En efecto, si analizamos la relación entre la cantidad de terneros logrados en 2023 sobre la cantidad de
vacas en stock a inicios del ciclo (stock final 2022), el porcentaje se sitúa en el 63,8%, resultando
ligeramente superior al 63% promedio en el que se había estancado este indicador en los últimos 10 años,
hasta lograr el récord registrado en 2022.

En definitiva, se trata del segundo mejor dato en 15 años luego de 66,7% alcanzado durante el ciclo previo, lo que pone de manifiesto la importante mejora lograda en la eficiencia reproductiva de los rodeos.

El dato no es menor puesto que esta mejora en la eficiencia reproductiva del rodeo nacional permite
elevar el nivel de faena de hacienda sin comprometer significativamente el número de animales en stock.
Esta relación entre la faena y el stock se conoce como “porcentaje de extracción” el cual, por años, debido al estancamiento en el porcentaje de terneros logrados, debía ajustarse a un delicado equilibrio de apenas el 24% del stock nacional; excedido dicho porcentaje, se veía resentido el número de animales al final del ciclo.