Corrientes, martes 18 de junio de 2024

Sociedad Corrientes
TEMPERATURAS SUPERIORES A LOS 40 GRADOS

Rige alerta climático por calor extremo

31-01-2024
COMPARTIR     
Las provincias de Corrientes, Formosa, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco y La Rioja; gran parte de Salta, Misiones, Buenos Aires, San Luis y San Juan se encuentran bajo alertas de nivel amarillo por calor.

Según anticipó el Servicio Meteorológico Nacional, en la capital de San Juan se esperan 40 grados; mientras en Mendoza se prevé una máxima de 39; en San Luis, 37; en Neuquén y en General Roca (Río Negro), 36; y en Bahía Blanca, 41 grados.

El noroeste de la Patagonia, Cuyo y un sector del sur bonaerense se encuentran bajo alerta de nivel rojo por temperaturas altas extremas, ya que se esperan máximas de 40 grados, mientras que también rigen advertencias naranjas y amarillas por calor que abarcan en total a 19 provincias y a la Ciudad de Buenos Aires, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

La alerta roja, indicativa de temperaturas "muy peligrosas" que pueden afectar a todas las personas, incluso a aquellas saludables, abarca el centro y sur de San Juan, toda la provincia de Mendoza, el centro-oeste de San Luis, el noroeste de Río Negro, gran parte de Neuquén y localidades al sur de Buenos Aires, como Bahía Blanca y Coronel Dorrego.

En relación con estas condiciones climáticas extremas, se recomienda tomar precauciones, como aumentar el consumo de agua sin esperar a tener sed, evitar la exposición excesiva al sol, especialmente entre las 10 y las 16 horas, prestar atención especial a bebés, niños, niñas y personas mayores, evitar bebidas con cafeína, alcohol o alto contenido de azúcar.

Además, se aconseja evitar comidas abundantes, priorizar la ingesta de verduras y frutas, reducir la actividad física, vestir ropa ligera y de colores claros, usar sombrero y anteojos oscuros, permanecer en espacios ventilados o con aire acondicionado, y tener en cuenta que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor, siendo los métodos clásicos la única forma de prevenirlo y contrarrestarlo.