Corrientes, sábado 20 de abril de 2024

Sociedad Corrientes
SOLICITAN RECONOCIMIENTO JUDICIAL DESDE MEDIADOS DE 2022

Advierten seria demora procesal en tratamiento de caso de mala práxis

15-03-2023
COMPARTIR     
La doctora Noelia Alejandra Leguía, representante de Natalia López, que lleva a juicio a un cirujano estético local por haber deformado su torso en 2019, advirtió un exceso de tiempo para el tratamiento del caso en el Juzgado N°6, con una demora de ya casi un año para el reconocimiento de pruebas.

"Estamos demorados por la Justicia porque solicitamos una serie de medidas probatorias que se denominan “anticipadas”, puntualmente, por ser previas a la apertura del proceso a prueba. De allí que solicitamos al Juzgado C.C. Nº 6 que realice una inspección ocular o bien reconocimiento judicial y dos pericias, médica y psicológica", explicó la letrada a momarandu.com.

"Lo que estamos tratando de lograr es el reconocimiento judicial, que consiste en la inspección ocular que realiza el juez en primera persona, tomando los conocimientos necesarios que percibe a través de sus sentidos, en primera persona; un contacto directo de la juez con Natalia", detalló Leguía.

La letrada afirmó que para el caso tanto Natalia, la víctima, como el estudio que la representa, consideran "fundamental" que "la jueza mire en primera persona" cómo ha dejado el médico acusado el torso en el que intervino, y continúe con el tratamiento del caso, que ya lleva casi dos años prácticamente sin avances.

"Necesitamos una inspección judicial y que la jueza observe, por lo que requerimos a Natalia que aguarde todo lo posible, porque ella sufre de dolores intensos y constantes por lo que necesita someterse a una nueva cirugía", remarcó Leguía. El caso no trata solamente del daño estético que recibió, sino de todo9 el dolor que ella siente", agregó.

La abogada recordó que la demanda inició en noviembre de 2021 proximadamente, y, desde entonces, sigue sin avances, según el tribunal, sin que aún se haya "trabado la litis".

"Hay un tiempo, de prácticamente dos meses, hasta que normalmente y depende del Juzgado, se traba la litis y se fija audiencia preliminar donde se ordenarán luego las medidas probatorias a producir a lo largo del pleito; son cuestiones procesales que demoran su tiempo y por ello es que solicitamos medidas anticipadas, lo cual hasta el momento no se han cumplido y podemos afirmar que “el anticipo” ha perdido casi toda su finalidad, ya que lo solicitado lleva demorado prácticamente desde mediados del año 2022", señaló Leguía.

"Hoy nos encontramos frente al rechazo de la inspección ocular por parte de la juez habida cuenta que considero “innecesario” por el hecho de que Natalia será sometida a una pericia médica; lo cual consideramos incorrecto y por ello recurrimos la decisión, a los fines de que efectivamente se realice la inspección ocular, lo cual debe resolver el planteo", reiteró Leguía.

"NATALIA YA NO PUEDE CONTENER EL DOLOR"

Un mes atrás, el 18 de febrero, familiares y amigos de Natalia López, ex paciente de cáncer de mama recuperada, emitieron un comunicado en el que solicitan a la justicia correntina que acelere su dictamen en presunto caso de mala praxis que ya tiene un fallo de primera instancia

Consultado por momarandu.com, Juan López, hermano de Natalia, reclamó "justicia" y "resarcimiento" urgente: "Ya no puede contener más el dolor", remarcó.

López sostuvo que existen pruebas "contundentes" que han han sido entregadas a todos los letrados, que las han solicitado en la Justicia para condenar al médico denunciado y a la clínica que lo permitió operar.

"El daño a mi hermana es verdad, y es muy grave, desde hace tres años tiene expansor encarnado en el pecho que este doctor jamás retiró", afirmó.

El hermano de la víctima sostuvo que el procedimiento quirurjico "consumó una estafa" que comenzó cuando a su hermana convencieron de operarse al unísono de la extracción del tumor en sus pechos.

Luego, continuó con consultas en las que el médico, además de cobrar lo que legalmente dispone el sistema de salud para este tipo de casos, exigió abultadas sumas en pesos y en dólares.

"Este doctor, en 2018, se aprovechó del estado de vulnerabilidad de Natalia, luego de que fuera diagnosticada con cáncer, le sacó todo el dinero que pudo, la operó y le dejó el torax destruido", sostuvo.

"LA SALUD NO ES UN NEGOCIO"

La denuncia, precisa el comunicado difundido por los familiares y los amigos de Natalia López bajo el título "La Salud no es un negocio", es de caracter civil, y se dirige al Dr. Federico Guillermo Autcher y a la Clínica Maternal Iberá.

"Familiares y amigos de Natalia Carolina López, paciente oncológica recuperada de cáncer de mamá, posteriormente víctima de mala praxis médica, nos manifestamos en reclamo de justicia y resarcimiento urgente", señala el documento.

En él, precisan que el reclamo es "a la justicia correntina y al juzgado que actualmente hace dos años demora deliberadamente el fallo necesario para que Natalia reciba el tratamiento que su agresor negó luego de desprenderse cobardemente de las consecuencias de su intervención".

El documento narra que Natalia fue intervenida el 20 de noviembre de 2018 por el Dr. Federico Guillermo Autcher en Clínica Maternal Iberá, y subraya que ambos fueron "demandados en el foro civil luego de que se manifestaran ajenos a su recuperación, producto de una operación llevada a cabo ese día por la cual resultó con daños físicos, psiquiátricos, morales y económicos graves".

"Natalia se curó del cáncer pero, debido a la intervención estética de Autcher en Clínica Iberá, desde entonces, sufre de dolores agudos en el tórax, que el médico jamás pudo reconstruir, pero que además dejó totalmente sin forma y con un expansor encarnado dentro", subraya la carta.

"Este es un llamado a las autoridades judiciales para que aceleren el fallo porque Natalia ya no puede con tanto dolor", remarca.

"Además de ello, denunciamos públicamente cobros ilegales en pesos y en dólares norteamericanos que el médico exigió a Natalia para intervenir quirúrgicamente en el área estética cuando aún se hallaba vulnerable con cáncer de mamas, pese a que su procedimiento ya había sido aprobado por el IOSCOR", agrega.

"¡Natalia superó el cáncer de mamas, pero el cirujano estético, volvió a ponerla gravemente en riesgo además de estafarla!. Nos manifestamos a la Justicia para que con urgencia falle a favor de la víctima para que los demandados paguen por los daños ocasionados y permitan a Natalia operarse YA para recuperar su salud física y emocional", concluye.

UN ODONTÓLOGO EN EL QUIRÓFANO

Expedientes del caso a los que pudo acceder momarandu.com detallan al tribunal que tramita el caso serias inconsistencias antes, durante y luego del tratamiento denunciado.

Informes entregados a la justicia indican que el médico jamás informó a la paciente de los plazos de espera entre el tratamiento oncológico y la reparación estética, y que durante su intervención al tórax de Natalia López habiiltó a participar de la misma a un odontólogo especializado en reconstrucción mandibular.

Por otra parte, se subraya, el médico cumplió solo dos de tres etapas de tratamiento cobrado con sumas autorizadas e ilegales que exigió a la víctima, y que al llegar el último trámite, cuando su paciente informó serias complicaciones con los objetos que introdujo en su pecho decidió no atender el reclamo.

Amigos de la víctima, por su parte, señalan que Natalia jamás pudo volver a la Clínica Iberá porque al saber de su queja "le negaron la entrada".