Corrientes, miercoles 17 de abril de 2024

Cultura Corrientes

En América la fe es iconodulea

15-01-2023
COMPARTIR     
(Por Jose Miguel Bonet*)Entre fines del siglo VIII y mediados del siglo IX se manifiesta una divergencia fundamental entre el cristianismo latino occidental y el ortodoxo oriental.

El centro del problema es el lugar que deben tener las imágenes en el culto cristiano. Occidente privilegiará el edificio eclesiástico como lugar exclusivo de lo sagrado y la eucaristía como el centro de la vida religiosa El culto a las imágenes y, por extensión, a las reliquias de los santos tendrá un lugar importante en la religiosidad occidental, pero nunca llegará a tener la centralidad que estas ocupan en el oriente cristiano.

Aunque el camino medio propuesto por el papado terminará triunfando en Occidente, sin embargo, esto no significará la unión de ambas cristiandades, sino por lo contrario la manifestación de que ambas habrán de tomar caminos muy diferentes en el desarrollo de sus propias formas de religiosidad.

Este momento de la historia del cristianismo es central, no solo por la lucha entre iconoclastas e iconódulos en Oriente —con el triunfo final de estos últimos—, sino también por la aparición de una Iglesia latina que manifiesta su independencia del viejo orden del cristianismo tardo antiguo, centrado en las grandes sedes patriarcales del Mediterráneo central y oriental.

La crisis iconoclasta repercutió en las relaciones entre la Iglesia latina y la griega, de modo tal que produjo un cisma entre ambas. En un primer momento de la controversia acerca de las imágenes la posición franca coincidió perfectamente con la del papado y a los sínodos reunidos por los papas para condenar la posición de los iconoclastas de los isáuricos —Roma en 726, 731, 732 y Letrán 769— podemos sumar un equivalente franco en Gentilly en 767, en el que estuvo presente el mismo Pipino2.


La voluntad para salir del conflicto llevó al segundo concilio ecuménico de Nicea en 787, en el que participaron representantes de ambas ortodoxias. El concilio condenó al iconoclasmo como herético y definió la posición ortodoxa, acerca de las imágenes, aceptando su uso y culto. La emperatriz Irene convocó al concilio de Nicea II, y el patriarca de Constantinopla, Tarasio, junto al papa de Roma, Adriano I, fueron los norganizadores e impulsores del concilio y sus definiciones.

El escrito afirma también que durante los siglos VIII y IX la crisis iconoclasta permitió la aparición de una tradición cristiana latina consciente de sí misma. Por lo tanto, se trató del momento que puso en evidencia el nacimiento de dos formas divergentes de piedad cristiana y la alienación de una respecto de la otra. La cristiandad occidental centrada en el edificio eclesiástico y que privilegiaba la ubicación de lo sagrado en el rito eucarístico, y la oriental cuyo centro era la adoración de las imágenes, con la consecuente multiplicación de los espacios sagrados.

Durabte los siglos VIII y IX la crisis iconoclasta permitió la aparición de una tradición cristiana latina consciente de sí misma. Por lo tanto, se trató del momento que puso en evidencia el nacimiento de dos formas divergentes de piedad cristiana y la alienación de una respecto de la otra. La cristiandad occidental centrada en el edificio eclesiástico y que privilegiaba la ubicación de lo sagrado en el rito eucarístico, y la oriental cuyo centro era la adoración de las imágenes, con la consecuente multiplicación de los espacios sagrados.

Esta tradición de la iconodulea se mantiene vigente todos los años en el Festival Nacional del Chamame.

La apertura oficial de la Fiesta Nacional del Chamamé con el recorrido de Ellero a caballo portando la imagen de Itatí inició en 2005. "En ese entonces se acerca Norberto Lischinsky (quien fue subsecretario de Cultura de la provincia durante en el período 2003-2007) y me dice ‘quiero regalarte algo, quiero ofrecerte la oportunidad de que ingreses a caballo con la Virgen de Itatí", contó Ellero mientras se le encendía una iluminada sonrisa. A esto añadió "me sorprendió lo que me propuso y le conteste casi irónicamente ‘cómo vos que sos judío me pedís que entre con la Virgen’ y me contestó: ‘Es un acto de fe y de tradición’, nunca más pude olvidarme de esa frase, al punto que mis museos se llaman así", contó emocionado este año se bajo del caballo.


* Desde Mburucuya