Corrientes, domingo 05 de febrero de 2023

Opinión País

Lucas Llach: ¡Más antiargentino no se consigue!

05-11-2022
COMPARTIR     
(Norberto Alayón*) Lucas Llach es un economista rosarino graduado en la Universidad Torcuato Di Tella.

En 2015 fue precandidato, en las elecciones primarias, a Vicepresidente de la Nación por la Unión Cívica Radical, acompañando al senador Ernesto Sanz, aquel “ilustre” pensador del radicalismo quien pretendiendo descalificar la importante función social de la Asignación Universal por Hijo, llegó a manifestar impúdicamente que “se iba a ir por la canaleta del juego y de la droga”.

Desde diciembre de 2015 hasta junio de 2018, Llach se desempeñó como Vicepresidente del Banco Central de la República Argentina, bajo la presidencia de Federico Sturzenegger.

En febrero del 2019 fue nombrado por Javier González Fraga como asesor del Banco Nación y desde abril a diciembre del mismo año fue el Vicepresidente de dicho banco.

Años atrás, en febrero de 2012, publicó una nota en el diario “La Nación”, con el sugestivo título “Las Malvinas están mejor siendo Falklands”. Y el 2 de abril de 2012, reafirmando su convicción antinacional, difundió por twett (que luego eliminó) una delirante afirmación: “Yo entregaría no sólo Falklands, sino todo Tierra del Fuego a England, así nos sacamos ese apéndice que le encarece la vida al pueblo”.

A raíz de estas declaraciones, el Partido Social Patagónico de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur solicitó declarar a Llach como “persona no grata” en la provincia.

Además de acompañar activamente el proyecto macrista que devastó a la Argentina, impulsaba la matanza de guanacos en la provincia de Chubut, corriéndolos hasta que los animales morían de cansancio. Esta crueldad inusitada hacia los guanacos, colisionaba con la “sensible” decisión de su gobierno de imprimir los billetes de 20 pesos con la imagen de este mamífero.

Pero también Patricia Bullrich, ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri y hoy presidenta del Partido PRO, emuló el “patriotismo” de Llach, cuando el 27 de abril de 2021, en una entrevista televisiva en el canal La Nación Más, se refirió a las exigencias que planteaba el laboratorio norteamericano Pfizer por la compra de vacunas contra la epidemia de coronavirus. Expresó, en la ocasión: “Pfizer no pidió los hielos continentales, ni las Islas Malvinas; bueno, las Islas Malvinas se las podríamos haber dado”.

Sabrina Ajmechet, otra representante de las posiciones antinacionales, actual diputada nacional de gran sintonía con los postulados de Patricia Bullrich, manifestó sobre nuestras Islas Malvinas: “Las Malvinas no existen”; “Las falkland islands son de los kelpers”; “Las Malvinas no son ni NUNCA fueron argentinas”; “La creencia en que Las Malvinas son argentinas es irracional, es sentimental. Los datos históricos no ayudan a creer eso”.

Llach, ese extraviado personaje, al igual que muchos miembros del Partido PRO y sus aliados, debería lucir permanentemente una remera con la siguiente inscripción: ¡SOY LUCAS LLACH: MÁS ANTIARGENTINO NO SE CONSIGUE!

*Profesor Consulto (Facultad de Ciencias Sociales-UBA) Buenos Aires, Noviembre 2 de 2022