Corrientes, martes 29 de noviembre de 2022

Sociedad Mundo
SISTEMA SOLAR

Este 26 de septiembre ocurrirá un insólito acercamiento entre Júpiter y la Tierra

26-09-2022
COMPARTIR     
Este lunes 26 de septiembre de 2022, Júpiter quedará tan cerca de la Tierra como no lo estaba desde hace casi 60 años. La causa son dos fenómenos astronómicos coincidentes.

Imagen de Júpiter captada por el telescopio espacial James Webb

Este 26 de septiembre, las trayectorias de Júpiter, la Tierra y el Sol harán que los tres cuerpos celestes queden en una línea recta perfecta, en lo que en términos astronómicos se conoce como "oposición". Para Júpiter, este día estará además influenciado por la próxima llegada del llamado perihelio: el punto de la distancia más cercano entre el Sol y otro cuerpo celeste.

El perihelio de la Tierra es constante y ocurre cada mes de enero. En cambio, el de Júpiter es variable por la forma más pronunciada en su elipse orbital, en comparación con la órbita terrestre. El próximo perihelio absoluto de Júpiter está contemplado para enero de 2023, pero la variación elíptica en la órbita de ese planeta trae consigo acercamientos cada vez más cercanos entre Júpiter y el Sol. Se calcula que Júpiter se acerca al Sol unos 740 millones de kilómetros cada doce años.

ACERCAMIENTO DE DOS FENÓMENOS

La combinación de ambos fenómenos (oposición y efectos del próximo perihelio de Júpiter) traerá consigo resultados casi insólitos este 26 de septiembre. Entre otras cosas, los cursos orbitales de Júpiter y la Tierra ubicarán a estos a la distancia más corta entre ambos en 59 años, calculada por los científicos en unos 591 millones de kilómetros. Los astrónomos insisten en que esto no traerá consigo ningún efecto meteorológico para la población terrestre, y tampoco habrá cauda de meteoritos. Sin embargo, sí implicará una consecuencia claramente perceptible desde nuestro planeta.

Dado que Júpiter quedará a una distancia extraordinariamente corta de la Tierra, desde nuestro planeta será posible ver al lejano y enorme "vecino" (después de Marte) como un punto especialmente brillante en el cielo, justo después del crepúsculo. Y si el cielo está especialmente despejado, la extraordinaria brillantez de Júpiter podrá ser apreciada a simple vista, con una magnitud aparente de brillantez de -2,9 según los cálculos científicos. En comparación, la magnitud aparente de brillantez de la Luna en fase de luna llena es de -12,9.

Fuente: Dw.