Corrientes, domingo 14 de agosto de 2022

Sociedad Corrientes
ACUSACION DE HOMICIDOO

Goya: declaran inocente a Ana Clara Velázquez

05-08-2022
COMPARTIR     
Ana Velázquez, a la derecha en al foto

El Tribunal de Juicio de Goya, por mayoría, encontró inocente a Ana Clara Velázquez, acusada de homicidio calificado por el vínculo y alevosía. Se ordenó su inmediata libertad. Los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer próximamente.

Los doctores Ricardo Diego Carbajal, presidente del Tribunal para esta causa, y el doctor Jorge Antonio Carbone, declararon inocente a Ana Clara Velázquez, acusada de homicidio calificado por el vínculo y alevosía por la Fiscalía. En disidencia votó el doctor Julio Ángel Duarte.



Luego de 5 días de juicio, este viernes 5 de agosto fue absuelta, tras 8 meses de prisión efectiva sobrellevados en la comisaría de Esquina una mujer de 30 años, madre de dos hijos, acusada de haber matado y enterrado un feto en el patio de su casa.

 Esta causa fue visibilizada y acompañada con mucha intensidad por el Colectivo de Mujeres "Libres las queremos", bajo las consignas Liberen a Ana ya, y Emergencia Obstétrica no es delito. La defensa técnica estuvo a cargo de una joven abogada de Esquina, Natalia Avalos, con el asesoramiento de profesionales médicas, psicólogas, abogadas de ese Colectivo vinculado a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto.

La acusación fue sostenida por los Fiscales Javier Gustavo Mosquera y Guillermo Barry, de Esquina y Goya, respectivamente. El Tribunal de Juicio de Goya, integrado por los jueces Ricardo Diego Carbajal, Jorge Antonio Carbone y Julio Ángel Duarte con fallo conjunto de los dos primeros y disidente, del tercero, determinó que Ana quedara libre de culpa y cargo, absuelta y se dispusiera su inmediata libertad. 

En estas expresiones, prácticamente concordantes con el alegato de la defensa, descalificó una a una las hipótesis de la acusación fiscal. Dijo que solo había dos certezas:
Que Ana había tenido un parto, el día 6 de Noviembre de 2021, y que se halló un feto en el patio multifamiliar de la casa donde vive Ana.

Señalan que el resto de la construcción de la fiscalía tenía manifiestas incongruencias y dejaba muchísimos interrogantes por resolver, lo que no permitía de ninguna manera afirmar que Ana hubiera matado al feto. No hubo información directa, toda la acusación se resolvió sobre testimonios de 3ra categoría ( las mujeres policías que escucharon el relato de familiares de Ana que se acercaron a informar del hallazgo del feto en un pozo, y que supuestamente habrían contado lo que vieron otros familiares) .

Los defensores idnicaron que  los elementos biológicos (sangre) hallados en la pieza de Ana y en el patio, fueron escasos e insuficientes para determinar si hubo un parto domiciliario y mucho menos un homicidio a un feto con vida. Sobre estos elementos no se hicieron estudios de grupo sanguíneo ni de ADN, siendo que son varias las personas que habitan allí. Tampoco se hizo lo propio con el feto hallado, como para tener mayos certeza de cómo ocurrieron los hechos y la filiación del feto. El certificado de defunción fetal (este certificado se emite cuando se presume que es un feto mortinato) no consigna la filiación materna.

El Dr Carabajal hizo referencia a la ausencia de perspectiva de género, ya que la fiscalía solo acusó a Ana, de homicidio agravado por el vínculo y por alevosía, habiendo otras posibles personas en el escenario de los hechos.

Otra consideración definitoria de este fallo es que para que haya homicidio tiene que haberse matado a una "persona”, lo que no  se pudo comprobar  en este caso, ya que persisten muchas dudas sobre si las lesiones y mutilaciones en el cuerpo del feto hallado fueron vitales . El informe de la perita forense no es preciso al respecto, no refiere causa de muerte ni tiene informe histopatológico y se basa solamente en pruebas parciales de docimasia (determinar macroscópicamente si el pulmón tenia aire - vale decir, que respiró- que no son concluyentes, pueden darse falsos positivos.

Refirió el presidente del Tribunal de Juicio que existe el antecedente en Corrientes del llamado Caso Viera, donde el STJ revisó la condena perpetua por homicidio de una mujer que estuvo condenada y alojada 13 años en el Pelletier, absolviéndola, precisamente por incongruencias vinculadas a esta pericia en un caso similar.

Un nutrido grupo de mujeres activistas festejó la sentencia, y esperó la liberación de Ana quien recuperó la libertad desde la comisaría 2da de la mujer de Goya.

Es un fallo que sin dudas sienta precedentes ya que según afirman desde Libres las Queremos hay mas de 1300 mujeres judicializadas por emergencias obstétricas, y es parte del patriarcado judicial usar figura penales graves para criminalizar eventos obstétricos adversos, cuando un embarazo no concluye como era dable esperar.-