Corrientes, viernes 23 de julio de 2021

Sociedad Corrientes

Miembros de fuerzas de seguridad de Corrientes y Misiones detenidos por contrabando

12-06-2021
COMPARTIR     
Al menos ocho detenidos, entre integrantes de diversas fuerzas de seguridad y civiles, fue el saldo de una serie de operativos desplegados en localidades de Corrientes y Misiones en el marco de una investigación relacionada al contrabando de soja en la región. La orden fue dada por el Juzgado Federal N°2 de Corrientes.


Los operativos fueron ordenados por las autoridades del Juzgado Federal Dos de Corrientes y ejecutados por el personal de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) de esa misma provincia, quienes vinieron hasta esta zona para llevar adelante el golpe que culminó con casi una decena de detenidos.

Las fuentes indicaron que los operativos fueron el corolario de una investigación que se venía llevando adelante desde el año pasado en contra un grupo de personas que se dedicaba a hacer ingresar cargas de soja a Misiones evadiendo los controles fiscales para luego dejarlos en zonas de frontera internacional y concretar así la exportación ilegal.

A pesar del hermetismo con el que se manejaron los procedimientos, el sitio El Territorio pudo saber que entre los detenidos hay dos efectivos de la Policía de Misiones. Ellos son un oficial subayudante, de 24 años y con prestación de servicios en el Comando Radioeléctrico de Apóstoles, y un cabo que cumple funciones en la Seccional Segunda de la misma localidad, ambas dependencias de la Unidad Regional VII.

Según confirmó, la Jefatura de la Policía de Misiones se puso a disposición de las autoridades judiciales intervinientes para facilitar toda la información y/o documentación que se requiera, al tiempo que se dispuso el apartamiento de la institución de ambos uniformados involucrados y se les inició el sumario administrativo paralelo a la causa judicial.

Otro de los detenidos sería un efectivo de la propia GNA, que además tendría emprendimientos comerciales en Apóstoles.

Los demás implicados aprehendidos son un miembro de la Policía Federal Argentina (PFA) y un efectivo de la Policía correntina con prestación de servicios en Colonia Liebig, localidad ubicada a menos de dos kilómetros del barrio Estación de Apóstoles, donde se hicieron algunos allanamientos.

La lista de involucrados se completa con al menos tres civiles. Todos ellos, al igual que los uniformados, quedaron detenidos e incomunicados, a la espera de ser trasladados hasta la capital correntina para comparecer en audiencia de declaración indagatoria ante las autoridades que intervienen en la causa.

A todos los detenidos además se les incautó teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos que ahora serán sometidos a pericias. También se secuestró documentación y diversos elementos considerados de interés para la investigación.

Lo que las fuentes consultadas indicaron es que los involucrados están sospechados de realizar maniobras vinculadas al contrabando de soja evadiendo controles fiscales y allí intervendrían los diversos uniformados involucrados, quienes aparentemente se encargaban de liberar rutas o bien desviar a los camiones por caminos alternativos para evitar que sean sometidos a los controles fiscales dispuestos tanto en El Arco por la ruta nacional 12, como en el puesto Centinela por la ruta nacional 14.

De esta forma, los camiones transportando grandes cargas de granos sin documentación o con documentos apócrifos, circulaban libremente por todo Corrientes e ingresaban a Misiones por caminos alternativos para así llegar finalmente a zonas de frontera, principalmente con Brasil, donde se concretaba el cruce de la soja.

Las incautaciones de soja o la intercepción de camiones transportando el grano se volvieron prácticamente una constante en el último tiempo en la región.

Sin ir más lejos, el 28 de mayo la Policía de Misiones informó la intercepción en Apóstoles de un camión Mercedes Benz que circulaba con un acoplado cargado con 29 toneladas de soja que no había pasado por el control fiscal de la Agencia Tributaria de Misiones (ATM).

La carga de ese rodado fue incautada y en esa misma instancia la fuerza provincial consignó que en lo que va del año ya se interceptaron 85 camiones involucrados en este de ardid.

Escasas horas después, fue la GNA la que informó de otro procedimiento que permite dimensionar la magnitud de la problemática.

Es que, según comunicaron, entre la noche del 29 y la madrugada del 30 de mayo, efectivos de la sección Alvear, dependiente del Escuadrón 57 “Santo Tomé” de la GNA, incautaron una quincena de camiones además de casi 500 toneladas de soja que eran transportadas sin documentación pertinente.