Corrientes, lunes 14 de junio de 2021

Sociedad País
RELEVAMIENTO

Los alquileres registraron un incremento promedio del 3,4% en abril

06-05-2021
COMPARTIR     
Los alquileres registraron un incremento promedio del 3,4% en abril, de acuerdo al relevamiento del portal Zonaprop, uno de los referentes más importantes en la publicación de la oferta inmobiliaria.

Los alquileres forman parte de ese problemático grupo de servicios cuyos precios se aceleraron y subieron por encima de la inflación

Los alquileres forman parte de ese problemático grupo de servicios -también hay bienes, por cierto- cuyos precios se aceleraron y subieron por encima de la inflación promedio en el último año.

Con una diferencia: para muchas familias, el alquiler no es una opción. No tiene alternativas. No es como la carne, que puede ser reemplazada en la dieta cotidiana. O la cuenta bancaria, que puede sustituirse por otra más económica en otra entidad.

Para millones de argentinos, el alquiler no es una opción. Y cualquier persona que haya pasado por una mudanza, sabe que no es cuestión de todos los días ni fácil de resolver. Por eso, los movimientos en los alquileres son tan sensibles a nivel social.

En concreto, los alquileres registraron un incremento promedio del 3,4% en abril, de acuerdo al relevamiento del portal Zonaprop, uno de los referentes más importantes en la publicación de la oferta inmobiliaria.

De esta forma, entre enero y abril, el aumento de los alquileres sumó un 17,9%, por encima de la inflación promedio estimada, que rondó el 17%.

El dato más preocupante, no obstante, tiene que ver con la suba de los alquileres durante el último año: fue un 69,5%. Contra el 42% de la inflación promedio.

De acuerdo a los registros de Zonaprop, el alquiler promedio de un dos ambientes en la ciudad de Buenos Aires anda por los $36.200. Mientras que en el caso de un tres ambientes ya trepa a los $50.200.

Otro dato relevante se relaciona con la caída de la oferta de inmuebles en alquiler. Fue de 23% respecto a un año atrás. Eso significa que una de cada cuatro propiedades que estaban ofrecidas desaparecieron del mercado en el último año. Un movimiento que, sin dudas, se relaciona con la estampida en los valores de los alquileres.

La implementación de la nueva ley de alquileres, que es más estricta para los propietarios. Se desprende de las estadísticas que uno de cada cuatro propietarios resolvió sacar del mercado su inmueble destinado al alquiler.

-Los alquileres forman parte de ese problemático grupo de servicios -también hay bienes, por cierto- cuyos precios se aceleraron y subieron por encima de la inflación
-Los alquileres forman parte de ese grupo de servicios cuyos precios se aceleraron y subieron por encima de la inflación

Cabe recordar los principales puntos de la nueva ley. Los puntos de la discordia:

Principales puntos de la Ley 27551:

-El índice para la actualización anual de los precios estará conformado en igual medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que debe ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central (BCRA).
-El plazo mínimo de la locación de inmueble será de tres años.
-El importe del depósito de garantía no podrá ser mayor al equivalente al primer mes de alquiler.
-Introduce la posibilidad de que los inquilinos puedan hacer los arreglos. En caso de negativa o silencio del locador ante un reclamo del locatario debidamente notificado para que realice alguna reparación urgente, el locatario puede realizarlas por sí con cargo al locador, una vez transcurridas 24 horas de la notificación.
-El locatario no tiene a su cargo el pago de las expensas comunes extraordinarias ni aquellos gastos inherentes a la propiedad como Impuesto inmobiliario, Alumbrado público y otros gastos municipales, etc.
-Los locadores deberán aceptar como garantía alguna de las siguientes opciones: título de propiedad inmueble, aval bancario, seguro de caución, garantía de fianza o fiador solidario o garantía personal del locatario (recibo de sueldo o certificado de ingresos que pueden sumarse en caso de ser más de un locatario).