Corrientes, domingo 09 de mayo de 2021

Sociedad Corrientes
INFORME

La inflación en alimentos en el NEA fue del 369% en cuatro años

21-04-2021
COMPARTIR     
En el periodo “marzo de 2017/marzo de 2021” la región NEA acusó  una inflación del 369% en el rubro alimentos, la mayor a nivel país de acuerdo a un informe consultado por momarandu.com . Los rubros que más aumentaron en el NEA fueron “Aceites, grasas y manteca” con 488% de inflación, frutas 475% y carnes 425%.

Los datos surgen de un informe de la consultora IERAL Mediterránea en base a informes del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), respecto a la magnitud de la suba del precio de los alimentos y bebidas entre marzo 2017 y marzo 2021.

Estos productos subieron un 335,2% en ese periodo, con su mayor inflación anual registrada entre marzo 2018 y marzo 2019.

En igual período, la inflación general punta a punta fue de 310,6%, es decir inferior a la de alimentos y bebidas. La inflación general también tuvo su mayor pico en el segundo de los cuatro años.

El alimento que más subió en los últimos cuatro años fueron las frutas, con el 437,7%. Y el que menos subió fueron las aguas minerales y bebidas gaseosas con el
262%. Es decir, un rango de 176 puntos porcentuales entre ambos. La carne fue el alimento que más subió después de las frutas, con un 389,6%. En tercer lugar se ubicó
el grupo de café, té, yerba y cacao con un 348,6%.

DIFERENCIAS ENTRE REGIONES

En el análisis de la evolución de la inflación de alimentos y bebidas sin alcohol por regiones, la inflación puede diferir entre regiones no solo por una dinámica diferencial de los precios sino también porque su canasta se estructure de manera diferente. Por
ejemplo, la principal clase es Carnes y Derivados que tiene un rango de 7,8 puntos porcentuales, considerando su participación en la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (en Noreste participa con el 37,7% y en el Gran Buenos Aires con el 29,9%).

En los últimos cuatro años la variación punta a punta de los precios no fue homogénea entre regiones. En efecto, mientras en la región Noreste la inflación punta a punta de alimentos y bebidas sin alcohol fue del 369,7%, en igual período la inflación en la región patagónica fue del 314%.

Es decir que los precios de alimentos y bebidas subieron en la región Noreste 56 puntos porcentuales más que en la región patagónica, 48 puntos porcentuales más que en
el Gran Buenos Aires, 34,5 puntos porcentuales más que a nivel nacional, 25 puntos porcentuales más que en la región Noroeste, 23 puntos porcentuales más que en la región Pampeana y 16 puntos porcentuales más que en Cuyo.


No se trata de diferenciales de precios entre una región y otra, sino de diferenciales de suba de precios. Esta disparidad de evolución de precios, en la medida que no sea compensada con una evolución diferencial de salarios de igual magnitud, genera cambios de poder adquisitivo que en algunos casos pueden ser significativos.

EL NEA CON LA MAYORES SUBAS

Concretamente, la región Noreste es la región más perjudicada por la inflación de alimentos y bebidas sin alcohol.

Otra cuestión de interés es analizar la diferencia que existió entre la inflación de cada región y el promedio nacional.

Considerando la diferencia en puntos porcentuales de la variación punta a punta de los últimos cuatro años se aprecia que la mayor brecha en la inflación de alimentos y bebidas sin alcohol se dio entre la región patagónica que creció 21,1 puntos porcentuales menos que el promedio nacional y la región Noreste donde creció 34,5 puntos porcentuales más que el promedio nacional.

Es decir que la brecha entre ambas regiones fue del orden de 56 puntos porcentuales.

Esta brecha fue mucho mayor que la correspondiente a la de la inflación general, que fue de 29,1 puntos porcentuales. Tuvo lugar entre el Gran Buenos Aires donde creció 11,2 puntos porcentuales menos que el promedio nacional (Patagonia -10,5) y la región Cuyo donde creció 17,9 puntos porcentuales más (región Noreste 17,0).

INFLACIÓN EN PRODUCTOS

Analizando a la “Carne y derivados”, alimento de mayor ponderación en la canasta de alimentos y bebidas sin alcohol, se aprecia que el rango entre regiones fue de 96,1 puntos porcentuales en los últimos cuatro años, es decir que en la región Noreste la carne subió 96 puntos porcentuales más que en la Patagonia en igual período.

Entre marzo de 2017 y marzo de 2021, en el NEA la inflación de carnes y derivados fue del 425%.

En el último año se observa una aceleración de la inflación, en contraste con el descenso observado para el total de alimentos y bebidas no alcohólicas. También se observa un aumento en la disparidad explicado por un menor aumento que tuvo lugar en la región Patagonia.

El mayor aumento en los dos últimos años tuvo lugar en la región Noreste. La región Pampeana y el Noroeste no tuvieron variaciones extremas en el periodo analizado.

Pan y cereales. En estos artículos, se observa un descenso de la inflación en los dos últimos años. Y la dispersión medida por el rango de variación se mantuvo relativamente estable en 9 puntos porcentuales en los últimos tres años. La región Pampeana no tuvo variaciones extremas en el periodo analizado.

En este rubro la región NEA tuvo una inflación del 308%.

Leche, productos lácteos y huevos. Se destaca un descenso de la inflación en los dos últimos años.

Y la dispersión medida por el rango de variación muestra un comportamiento creciente (2,8 puntos porcentuales en el primer año y 12,8 en el último). La región Cuyo no tuvo variaciones extremas en el periodo analizado.

En cuatro años, el NEA tuvo una inflación del 324% en este rubro, sólo superada por el NOA con una suba de precios del 325%.

Verduras, tubérculos y legumbres. Se destaca una elevada dispersión de precios en todos los años considerados (en promedio 15 puntos porcentuales entre la variación máxima y la mínima). La región Pampeana no tuvo variaciones extremas en el periodo analizado.

En este periodo, el NEA tuvo una inflación del 346%, la más alta a nivel nacional.

Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos. Se destaca el menor crecimiento del Gran Buenos Aires respecto al resto (36 puntos porcentuales menos que la región Noroeste que le sigue). La dispersión medida por el rango de variación promedio es de 11 puntos porcentuales.

El Nordeste tuvo una inflación del 282% en estos productos.

Frutas. Se observa una fuerte aceleración en los dos últimos años (en la región Noreste la suba del último año superó el 100%). También se observa en el último año una duplicación del rango de variación entre el mayor y menor crecimiento de los precios. La región Pampeana no tuvo variaciones extremas en el periodo analizado.

En frutas, el NEA registró la suba más elevada del periodo marzo de 2017 a marzo del 2021, con 475%.

Azúcar, dulces, chocolate, golosinas, etc. Se destaca el menor crecimiento del Gran Buenos Aires respecto al resto (32 puntos porcentuales menos que la región Patagonia que le sigue). La dispersión medida por el rango de variación fue creciente hasta el penúltimo año y luego se redujo (17,2 y 11,6 puntos porcentuales, respectivamente). La región Cuyo no tuvo variaciones extremas
en el periodo analizado.

En este rubro, el NEA subió 308%.

Café, té, yerba y cacao. Se destaca el aumento en la dispersión medida por el rango en los dos últimos años respecto a los dos primeros (de 7,1 a 21,8 puntos porcentuales de diferencia entre la variación máxima y mínima). La desaceleración en el último año fue importante y generalizada (disminución entre 22,8 y 28,8 puntos porcentuales). Las regiones Pampeana y Noroeste no tuvieron variaciones extremas en el periodo analizado.

La región NEA fue la de mayor inflación en este rubro con 429%.

Aceites, grasas y manteca. Se destaca el mayor aumento en la región Noreste respecto al resto en el periodo de cuatro años considerado (124 puntos porcentuales más que la región Noroeste que le sigue). Esta diferencia se explica en gran parte por lo sucedido en el último año (Noreste 72,8% versus Gran Buenos Aires 28,2%). Las regiones Pampeana y Noroeste no tuvieron variaciones extremas en el periodo analizado.
Específicamente, la región NEA tuvo un incremento del 488% en los cuatro años analizados.