Corrientes, lunes 14 de junio de 2021

Deporte País
LIBERTADORES

Santos eliminó a Boca y jugará la final contra Palmeiras en el Maracaná

14-01-2021
COMPARTIR     
El equipo paulista goleó 3 a 0 al Xeneize, que mostró poco carácter y no tuvo despliegue futbolístico. La peor cara del equipo de la ribera se vio cuando Fabra se fue expulsado por pisar a un rival.

La frustración se hace cada vez más profunda para Boca. La obsesión por conseguir la séptima Copa Libertadores se está transformando en un karma.

Sin el cuco de los últimos años (River) en la competición, al Xeneize comenzó a crecerle la esperanza. Pero Santos no sólo se cruzó en su camino, sino que le dio un golpe durísimo en el corazón.

Los paulistas golearon 3 a 0 al en Brasil equipo dirigido por Miguel Angel Russo y lo echó de la Copa.

Boca no demostró la personalidad que tuvo hace algún tiempo, con Juan Román Riquelme como conductor y Martín Palermo como artillero letal. Pasó el tiempo, y el equipo de la ribera, que aún se mantiene entre los mejores de América, no encuentra la forma de reencontrarse con la copa con la que alguna vez vivió un amorío apasionante.

Boca no tuvo ideas, construyó un fracasó en la construcción del juego colectivo y las veces que pudo patear al arco del Santos, los defensores rivales y el arquero Joao Paulo recazaron con acrobáticos movimientos que convirtieron l area en un flipper.

En el inicio del partido hubo un indicio de cómo sería la tarde. Marinho le robó la pelota a Frank Fabra y remató cruzado de rastrón, pero el palo le negó el gol. La defensa de Boca, sin reacción, se quedó mirando a Diego Cristiano capturar el rebote. El mediocampista brasileño remató y la pelota rebotó en Jorman Campuzano. Tuvo otra chance, pero esta vez le pegó muy abajo a la pelota y elevó el envío. Así iba a ser el partido… de Santos.

A los 15 minutes el conjunto brasileño comenzó a abrir la puerta de la final. Diego Pituca camturó el balón que había muerto en el área tras golpear en el brazo de Izquierdoz y le cambió el palo a Esteban Andrada. El 1 a 0 era justo y tenía sabor a temprana sentencia.

Boca empujó como pudo. Sin fuerza y ​​con más amor propio que con fútbol. El resultado fueron algunas acciones individuales poco eficaces.

Lo mejor que le podía pasar al Xeneize era que terminara el primer tiempo, pero el Peixe tenía otros planes. A los 43 minutos Andrada desvió un tiro libre de Marinho, que con brutal fuerza tenía destino de gol.

Si bien el 0-1 del primer tiempo no era un mal resultado para Boca, el partido se le iba a poner muy cuesta arriba.

Al inicio del complemento, Russo realizó dos cambios para dar vuelta al marcador. Entraron Julio Buffarini y Nicolás Capaldo en el lugar de Leonardo Jara y el Pulpo González.

Pero la fórmula no funcionó. Santos encontró muchos espacios en poco tiempo y facturó a los 4, por intermedio del venezolano Yeferson Soteldo, ya los 7, cortesía de Lucas Braga.

Pero eso no fue lo peor. La impotencia de Boca se materializó en un pisotón en el abdomen que Fabra le propinó a un rival. Expulsado, el colombiano dejaba a Boca con 10 y un 0-3 ya imposible de remontar.

Santos pudo aumentar la ventaja, pero Andrada se encargó de mantener la goleada en una diferencia protocolarmente decorosa.

La final entre Santos y Palmeiras se jugará el 30 de este mes en estadio Maracaná para que la alegría sea sólo brasileña.