Corrientes, martes 22 de septiembre de 2020

Cultura Corrientes
MUSEO HISTÓRICO DE CORRIENTES

Sánchez Mariño: El día en que los correntinos llegaron al Combate de Perdriel

12-09-2020
COMPARTIR     
Ilustración. Lorenzo López arroja su caballo hacia los Highlander junto a la posición de Juan Martín de Pueyrredón. 

El escritor Gustavo Sánchez Mariño narra un fragmento de su novela "Perugorría" en el ciclo de "micros culturales" de investigadores, historiadores, genealogistas y patrimonialistas correntinos patrocinado por el Museo Histórico Provincial de Corrientes "Tte.de Gdor. Manuel Cabral de Melo y Alpoin" con el auspicio de momarandu.com y el apoyo de la Asociación de Amigos del Museo Histórico de Corrientes. 


Gustavo Sanchez Mariño - Perugorría from Digital Cam on Vimeo.


EL COMBATE PERDRIEL

El Combate de Perdriel ocurrió el 1 de agosto de 1806, en los Caseríos de Perdriel, fuera del casco urbano de Buenos Aires, entre tropas rioplatences al mando de Juan Martín de Pueyrredón amparadas por Martín de Álzaga y tropas británicas, para dirimir un resultado a la toma, en el marco de la undécima guerra anglo-española, con que Inglaterra, desde junio de ese año, sometía al Río de la Plata, a Buenos Aires, a General San Martín, a Montevideo, a Colonia del Sacramento, a Maldonado, a Ensenada de Barragán y a Quilmes, para anexarlos a la colonia británica con el nombre de Nueva Arcadia.  

Este combate, conflicto que significó la incorporación de la región a las guerras napoleónicas, es considerado hoy la primera acción del movimiento independentista americano en Buenos Aires, a la vez, cuna del Ejército argentino.


Foto: Chacra Pueyrredón, Museo Histórico José Hernández, Presbítero Carballo 5042, Villa Ballester, sitio histórico donde fueron reunidas las primeras fuerzas para combatir al barón William Carr Beresford en el Combate de Perdriel. 

Aquel día, cien milicianos atentos y listos para el combate bajo el liderazgo de Pueyrredón, habrían de enfrentar a quinientos combatienentes armados con seis piezas de artillería volante, bajo mando del militar y político británico, mariscal en el ejército portugués, barón William Carr Beresford, hijo del marqués de Waterford, noble de Irlanda, todos ellos, integrantes del Regimiento N.º 71 Highlanders, de las Tierras Altas de Escocia, que sirvió en el Ejército Británico entre 1758 y 1881.

Para coordinar su ataque, Beresford dividió a la infantería de Highlanders en dos alas, a derecha e izquierda de su artillería, y ubicó una reserva en su retaguardia al mando del teniente coronel Denis Pack, frente al cuerpo de oficiales con el que compartió posición.

Al ver las tropas invasoras, Pueyrredón reunió a cincuenta tiradores provistos con fusiles de Ezquiaga y Pedro Miguel Anzóategui, veinticuatro infantes al mando del cabo Manuel Palomino, veintitrés fusileros al mando del cabo Cerpa, dieciocho fusileros sin bayoneta al mando del cabo Antonio Cuevas, cuarenta milicianos armados con lanzas,  artillería comandada por el capitán de marina mercante Francisco Trelles, caballería, y a los Regimiento de Caballería de Blandengues de la Frontera bajo bandera española al mando de Antonio de Olavarría, para esgrimir la primera línea de defensa rioplatence. 

Ya en combate, tras lanzar a una docena de combatientes hacia el flanco derecho de Beresford, Pueyrredón penetró hasta la reserva, alcanzó al comando invasor y abatió a un artillero que abría fuego hacia su tropa, pero en el acto su caballo fue muerto por una bala rasa de cañón y quedó rodeado por la oficialidad británica.

Este hecho heroico es también recordado por una singular hazaña del entonces Alcalde de Pilar, capitán Lorenzo López Camelo, que, en ese mismo momento, habría permitido a Pueyrredón eludir un asedio seguro del cuerpo militar británico atento a su ataque. 


Foto: El Museo del Cabildo de Luján en su Sala Invasiones Inglesas 1ra. y 2da., contiene un óleo sobre tela. de J. Villar Matthis que ubica a Pueyrredón montado sobre el caballo del capitán Lorenzo López Camelo. 

El 10 de agosto, producido el desembarco de las fuerzas de Santiago Antonio María de Liniers y Bremond, noble y militar de origen francés, caballero de la Orden de San Juan y de Montesa, las avanzadas del 71.º fueron sorprendidas y Beresford replegó sus tropas sobre la Plaza Mayor de la ciudad de Buenos Aires.

El 12 de agosto, tras un nuevo asalto, las posiciones avanzadas del 71.º  fueron superadas en la Recova mientras el resto de las tropas se refugiaban en el Fuerte de Buenos Aires.

Esa misma tarde, los ingleses firmaron la capitulación. Para entonces, el 71.º había perdido sus banderas y sufrido noventa y tres bajas entre muertos y heridos. Los sobrevivientes permanecieron prisioneros hasta el fracaso de la segunda invasión inglesa al Río de la Plata en 1807. 

El 14 de agosto, 84 correntinos residentes en Buenos Aires se reunieron en asamblea y constituyeron la Compañía de Cazadores Correntinos. Al mando inicial del capitán Juan José Fernández Blanco, luego lo suplantó el vizcaíno Nicolás Murguiondo. El segundo jefe de esta compañía era el teniente Elías Galván.

HISTORIA Y PATRIMONIO DE CORRIENTES

El Museo Histórico Provincial ” Tte.de Gdor. Manuel Cabral de Melo y Alpoin” invita a disfrutar desde principios de este mes, agosto, del "Ciclo virtual de micros culturales", segmentos elaborados por investigadores, historiadores, genealogistas y patrimonialistas correntinos sobre la historia y el patrimonio de Corrientes.

El ciclo es patrocinado por el Museo Histórico Provincial ” Tte.de Gdor. Manuel Cabral de Melo y Alpoin”, que dirige el Licenciado Miguel Fernando González Azcoaga, ubicado sobre 9 de Julio 1044 de la Ciudad de Corrientes, y cuenta con el auspicio de momarandu.com.

Se trata de contenidos en video de difusión digital abierta que han comenzado ser difundidos desde el 2 de agosto pasado por iniciativa de investigadores, historiadores, genealogistas y patrimonialistas correntinos abocados al estudio de la historia y el patrimonio de Corrientes.



El Museo Histórico de Corrientes "Teniente de Gobernador Manuel Cabral de Melo y Alpoin" fue inaugurado oficialmente el día 26 de Abril de 1929 por iniciativa del Gobernador de la Provincia Dr. Benjamín Solano Gonzalez. Actualmente, el Museo Histórico Tte. De Gdor. Manuel Cabral de Melo y Alpoín es uno de los más importantes de Corrientes.

Su arquitectura es destacada y celebrada con igual importancia por académicos e investigadores como las que exponen la Casa de Gobierno de Corrientes y el Teatro Oficial Juan de Vera. Su edificación original data del siglo XIX. Fue rediseñado con estilo peruano por el arquitecto Martín Noel entre 1927 y 1929.

El Museo contiene ocho salas: la Sala de las Banderas, la Sala de las Luchas Civiles, la Sala de la Organización Nacional, la Sala de Arte Sacro, la Sala de la Guerra del Paraguay, la Sala de Exposiciones, la Galería de los Gobernadores Constitucionales y la Sala de Conferencias. Las salas circundan el patio “Doctor Wenceslao Néstor Domínguez”, donde, además, puede apreciarse un aljibe y una palmera plantada en 1901.

En su interior exhibe importantes piezas de siglos pasados, testimonios que dan cuenta de la historia de la Provincia de Corrientes, de Argentina, y de países vecinos, como una puerta tallada por los pueblos originarios en la escuela jesuítica de 1826 que fue colocada en la primera Casa de Gobierno de Corrientes o una bandera de la Batalla de Caaguazú, ocurrida en 1841, que enfrentó a las fuerzas de los brigadieres Pascual Echagüe y José María Paz.

El Museo Histórico de Corrientes "Teniente de Gobernador Manuel Cabral de Melo y Alpoin", también conserva numerosos objetos, elementos militares y muebles que pertenecieron a personalidades de Corrientes, como un rulo original del cabello del político y militar Juan Genaro Berón de Astrada, y una colección de imágenes de arte sacro que datan de los siglos XVIII y XIX.