Corrientes, viernes 14 de agosto de 2020

Sociedad Corrientes
INFORME

La justicia federal sigue con problemas para alojar detenidos en jurisdicción correntina

28-07-2020
COMPARTIR     
Un informe de la Procuración Penitenciaria Federal expone las dificultades para el alojamiento de presos de la justicia federal en Corrientes, debiendo recurrir al sistema penitenciario de la provincia para el alojamiento de detenidos federales. Sigue habiendo personas alojadas en comisarías, escuadrones o destacamentos en celdas diseñadas para alojamientos temporales, pero que terminan siendo centros de detención permanentes que no cuentan con la infraestructura necesaria.

La situación se describe en el Anuario 2019 de la Procuración "Situación de los Derechos Humanos en las Cárceles Federales de la Argentina", recientemente publicado, donde se repasa la situación de los distintos centros de detención de carácter federal en todas las jurisdicciones.

En el informe sobre la región Norte del país se indica que, durante los últimos años, la sobrepoblación carcelaria de los servicios penitenciarios federales y provinciales, produjo un incremento de personas que son detenidas por fuerzas de seguridad nacionales o provinciales y alojadas en comisarías, escuadrones o destacamentos en celdas diseñadas para alojamientos temporales, pero que terminan siendo centros de detención permanentes que no cuentan con la infraestructura necesaria, pues también se encuentran sobrepoblados en mayor proporción que los centros penitenciarios y no tienen espacios de recreación ni atención médica ni trabajo ni educación, ningún tratamiento para avanzar en la progresividad del sistema hasta obtener una salida anticipada y reinsertarse en la sociedad.

En octubre del año pasado, momarandu.com daba cuenta de esta situación que aún persiste. En dicha oportunidad, dimos a conocer una disposición de la justicia federal en Corrientes que había dispuesto el traslado de los procesados a otras provincias:


Ante el hacinamiento en las cárceles, procesados federales son enviados a otras provincias



Por otra parte, el personal de las fuerzas de seguridad nacionales cumple funciones de prevención y represión del delito, pero no tienen capacitación para el tratamiento de personas privadas de libertad.

Ante esta situación, en noviembre de 2018 se creó en el ámbito de la Dirección de Delegaciones Regionales una Delegación de Centros No Penitenciarios de la Frontera Norte, que tiene su asiento en la ciudad de Posadas, Misiones, y realiza inspecciones y monitoreo constante y de manera periódica en los centros no penitenciarios de detención que dependen de la Policía Federal Argentina, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval Argentina y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, en la frontera norte del país.

En el caso de Corrientes, es la única provincia sin una cárcel federal por lo que los detenidos en esta jurisdicción deben ser alojados en otras provincias, o temporariamente en lugares de detención provisorios de Gendarmería, Prefectura, Policía Federal, entre otras.

Al respecto, según se describe en el informe, en varias oportunidades la Justicia Federal debe recurrir al sistema penitenciario de la provincia para garantizar la ubicación de detenidos federales en Corrientes.

Se expone el caso del Escuadrón de Gendarmería Nacional N° 7 de Paso de los Libres, respecto al cual, en marzo de 2019, se interpuso un habeas corpus por las condiciones de hacinamiento en que se encontraban los detenidos, con 48 alojados en un Escuadrón que tiene capacidad para alojar 11 personas.

Pese a la resolución judicial que ordenaba realizar traslados para descomprimir el hacinamiento, la situación lejos de mejorar empeoraba con el ingreso de nuevos detenidos, llegando a un total de 52.

Atento que el Escuadrón N° 7 se encuentra en tierras de la Unidad Penitenciaria de la Provincia N° 9 de Paso de los Libres, se gestionó una reunión con autoridades del gobierno de Corrientes, solicitando colaboración para descomprimir la situación del Escuadrón de Gendarmería de paso de los Libres.

Se recuerda que el 29 de marzo de 2019, el Ministro de Seguridad de Corrientes ofreció alojar a 6 detenidos en la mencionada Unidad Penitenciaria N° 9 de Paso de los Libres y otros 4 detenidos cuando terminaran de acondicionar las celdas.

Además, se destaca que Corrientes está llevando adelante la construcción de la nueva U.P. Nº 1, y que, a través de un convenio, podrá alojar en un futuro 100 detenidos con causa federal que hoy se encuentran en comisarías de la Policía y en la U.P. Nº 6 de San Cayetano.

Por otra parte, se describe que en junio de 2019 la Delegación NEA de la Procuración visitó la Cárcel Provincial Nº6 de San Cayetano de la provincia de Corrientes con el fin de entrevistar a los detenidos a disposición de la justicia federal allí alojados, los mismos manifestaron que no contaban con autorización para utilizar celular y comunicarse con sus familiares y querían gozar del mismo régimen de esparcimiento y recreación que los detenidos con causas provinciales.

En el pabellón “máxima 2” donde se encuentran la mayoría de los detenidos federales, no funcionan las duchas debiendo utilizar mangueras baldes y jarras para bañarse, algunos dormían en colchones en el piso, por falta de espacio en las celdas, se señala.

Se expresa que la mayoría solicita su realojamiento dentro de cualquier unidad penitenciaria de la órbita del S.P.F para poder realizar adecuadamente su régimen de progresividad y reinserción social. Se realizaron los reclamos y gestiones administrativas pertinentes, realojando a varios detenidos federales en cárceles del SPF, los detenidos con causa federal que no fueron trasladados y los nuevos ingresos se reubicaron en el pabellón unicelular 13, una obra nueva en la que todos tienen cama con colchón y pueden utilizar el teléfono celular para comunicarse con sus familiares y defensores, conforme reclamara en su oportunidad la Delegación NEA.

El informe de la Procuración Nacional expone, además, la realidad de otros centros de detención del NEA que alojan a detenidos en condiciones no óptimas, pues si bien son lugares de alojamiento transitorios, en muchos casos los detenidos quedan alojados largos periodos en esos lugares.