SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Sociedad Corrientes Domingo 10 de setiembre de 2006 
ENCUENTRO EN RESISTENCIA
“Trabajo autogestionado, camino de acumulación”
(Por Daniel Chaco, enviado de momarandu.com) Sobre cómo modificar las leyes de un sistema, que han llevado a la quiebra de numerosas empresas en el país, y que han impulsado a los propios trabajadores a hacerse cargo y gestionar su trabajo. habló momarandu con Rufino Alemeida, secretario de la Asociación Nacional de Trabajadores Autogestionados (ANTA-CTA). El dirigente, que participó de un encuentro del s ector en Resistencia, asegura que lo fundamental es "pelearle al sistema con sus propias armas".

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Pelear la desocupación desde el trabajo autogestionado
La educación planteada desde el cooperativismo
Cuando la editorial se discute entre todos
De los desocupados de Corrientes, el 86% son trabajadores que han perdido un empleo
Allanan conocidos comercios polirrubros en Corrientes y Chaco
El Gobierno nacional ya destinó el 43% del presupuesto anual previsto para Corrientes
Protocolo de Oralidad: dictan sentencia de daños y perjuicios en poco más de 6 meses
Dos listas pugnarán por la representación en el Consejo de la Magistratura
- ¿Cómo surge esta nueva forma de gestión?
- El actual proceso económico, social y cultural surge en la dictadura como estrategia para imponer este sistema desastroso a través del genocidio. Comienza con Martínez de Hoz, lo alimenta Alfonsín y la frutilla del postre la pone Menem. Fue una etapa de extrema precarización laboral, y destrucción de la industria nacional. Frente a eso, la respuesta de los trabajadores fue crear formas de procurarse alimentos. Así nacen los movimientos de desocupados y los procesos de cooperativismo. Pero este proceso explota en la crisis de 2001, dando nuevos matices a la recuperación de empresas y de tierras, como forma asociativa de procurase comunitariamente una economía familiar sustentable.
Ese proceso fue construido desde el trabajo autogestionado, sin patrones ni empleados, decisiones en común y repartiendo los excedentes de esa producción. Es por lo que reasaltamos este tipo de gestión y sus organizaciones, porque creemos que es la mejor manera de resistir al sistema.

- ¿Por qué optar han elegido la forma de cooperativa y autogestión?
- En general todas las empresas han tenido que adoptar el formato de cooperativa, porque es la forma institucional que más conviene y que el sistema ofrece como única alternativa. Además, es el más cercano a la idea de lucha en conjunto. Las empresas que comienzan como fábrica recupera, con todo ese proceso de lucha comunitaria, eligen esta manera y en general tienen un grado de unidad más fuerte, por los años de vida en común, y las condiciones deplorables que compartieron. La importancia de estar en un mismo lugar, compartir el oficio, conocerse, fortalece la cooperativa. En ese proceso hay muchas desazones, y muchos abandonan la lucha por el descreimiento a la posibilidad de recuperar la planta, y buscan en otros lugares el laburo.

- Pero hay casos en los que los trabajadores no coinciden con la forma en que se les plantea la solución...
- Hay compañeros que repudian los modelos clásicos de las pequeñas burguesías del campo o la ciudad, que no luchan por los trabajadores, sino son una forma más de empresa común y corriente. Muchos apuntan al FECOTRA (Federación de cooperativas de trabajo) por su modelo clásico y lineal, donde eligen jefes que cobran más que los propios trabajadores. Pero ese no es el formato de autogestión por el que peleamos.

- También están los que critican la manera de constitución, por considerarla un eslabón más del sistema..
- Por mi experiencia los inconvenientes no vienen por la forma jurídica, sino con qué lógica se dan estos procesos. Si permancés aislado del resto de las organizaciones y de la comunidad, y no participás de una estrategia como unidad productiva y de una estrategia como clase trabajadoras, tu organización flota en el mercado como otra empresa más. Ese camino ese inevitable, desde adentro podes ser comunitario y hasta socialista en cuanto al funcionamiento, pero si vos no participas del mercado te quedas fuera de él, y si no planteas estrategias de lucha desde adentro del sistema no podés cambiar nada. Lo fundamental es disputar políticas económicas desde la postura de clase trabajadora . Por eso es peligroso el aislamiento de ese tipo.

- ¿Cómo pelear dentro de un sistema tan poderoso cómo este?
- El sistema es uno y te impone las condiciones jurídicas y económicos. Lamentablemente te marca las reglas, y para poder funcionar debes acatarlas. Pero lo que nosotros planteamos desde ANTA es la sindicalización como respuesta y lucha, para pararnos como trabajadores, y continuar la pelea por los derechos laborales. A partir de allí se puede disputar el espacio económico inserto en una estrategia de política de cambio, caso contrario el sistema te reabsorbe. Lo que muchos compañeros plantean desde la izquierda sobre las cooperativas de trabajo, es esta perspectiva, de luchar desde adentro, pero lo que nosotros decimos es que no es la forma jurídica la que te asimila, sino el sistema, y que un estrategia desde la visión del trabajador es la mejor manera de pelar.

- Desde el Estado se está financiando a las PYMES, para que los emprendedores tengan respaldo desde el gobierno y puedan salir adelante ¿Cuál es su opinión al respecto?
- Repudiamos a los pequeños emprendimientos, porque son resultado de esta individualización del neoliberalismo. Si se generan unidades aisladas y se incentiva al éxito personal o de un pequeño grupo, es una clara promoción del sistema, de ese "sálvese quien pueda". La realidad es que de estos emprendimiento sobreviven dos o tres nada más, y el Estado le echa la culpa a los trabajadores, acusándolos de falta de capitación. No creemos que las Pymes sean una propuesta de cambio ni de solución.

- ¿Es decir que el sistema no intenta insertar a los excluidos al proceso económico?
- Para nada, el sistema capitalista mundial lleva a expulsar a los desocupados del sistema, ya que la nueva tecnologización y concentración de las riquezas deja a miles de personas fuera. Este tipo de financiamiento individual, como el "manos a la obra", buscan que el mundo de los excluido se arregle solo sin interferir en la economía de las multinacionales.
Nosotros planteamos avances, la disputa en el marco del sistema, pelear desde adentro políticamente, para cambiar esa estructura. El trabajo autogestionado es el camino de acumulación de poder que sirve de estrategia para mejorar la estructura económica que conlleva a la situación de crisis que vivimos. El reclamo permanente es que la cooperativa no sea simplemente crear puesto de trabajo de supervivencia o de emergencia, sino una ofensiva para luchar por las mejoras laborales.


Click para ingresar