SECCIONES

PORTADA
POLÍTICA
ECONOMÍA
SOCIEDAD
UNIVERSIDAD
OPINION
ESPECIALES
HISTORIETA
MOMARANDU

SUPLEMENTOS

Suplemento de Cultura y Espectáculos Suplemento de Deportes Poesía, arte y literatura del Mercosur Galerías de fotos

CONTACTOS

CORREO DE LECTORES
ESCRÍBANOS
Politica País Miércoles 21 de diciembre de 2010 
REVELACIONES
Videla: “Balbín pidió el golpe”
Videla reveló hoy que en febrero de 1976 el entonces titular de la Unión Cívica Radical, Ricardo Balbín, le pidió que "cuanto antes" las fuerzas armadas perpetraran el golpe de Estado, y lo acusó de "perverso".

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Macri se reunirá con Donald Trump y Xi Jinping
Oficialismo definió candidatos a legisladores nacionales por Ciudad y Provincia
Mapa político tras las elecciones provinciales
Banco Central del Brasil desmiente proyecto de moneda única
Macri recibe a Bolsonaro en Casa Rosada
El titular hoy de la UCR Sanz negó con vehemencia las acusaciones de Videla: "No puede manchar la honorabilidad de Balbín, no tiene límites", dijo y añadió que el dictador "nunca antes lo había dicho" y lo hace ahora "en el marco de un juicio".

Videla dijo que Balbín se lo había pedido para evitar una "larga agonía a la República".

Según Videla, durante una cena en casa de un amigo común "unos 45 días antes del 24 de marzo de 1976" el dirigente radical también le expresó que "no pretenda el aplauso" por interrumpir el orden constitucional, pero le garantizó que desde el radicalismo "tampoco sembraré piedras en el camino".

Videla hizo esta revelación al pronunciar su alegato en el juicio que se le sigue en Córdoba por el fusilamiento de 29 presos políticos, donde podría ser condenado a prisión perpetua.

También se consideró un "preso político" y reinvidicó lo actuado por las Fuerzas Armadas ya que fue "la sociedad argentina la principal protagonista del enfrentamiento bélico y la que ordenó a su brazo armado acudir en su legítima defensa".

"No he venido a defenderme, este no es mi tribunal natural, asumiré bajo protesta la injusta condena y la he de ofrecer como un acto de servicio" y se consideró un "chivo expiatorio".

"Me niego a aceptar el término de guerra sucia. Las guerras son justas o injustas, acepto que cada guerra tiene su particularidad y la nuestra las tuvo, porque tuvo irregularidades", señaló y añadió: "yo no me atrevería a afirmar que esta guerra terminó".

"Había elementos terroristas, custodias de sindicalistas, patotas que más que proteger intimidaban, además de una milicia clandestina (de derecha), la Triple A", enumeró Videla ante el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Córdoba.

Videla de 85 años, habló durante 49 minutos de pie y dijo "asumir con plenitud mis responsabilidades. Mis subordinados se limitaron a cumplir órdenes", lanzó.

Refrescó el decreto del gobierno de María Estela Martínez de Perón para "aniquilar la subversión", en relación a las actividades del ERP en Tucumán, y dijo que luego esas atribuciones fueron ampliadas por el presidente interino Ítalo Lúder en octubre de 1975 para conseguir, como luego sostuvo el Ministerio de Defensa, el "extermino total del enemigo".