Corrientes, martes 24 de mayo de 2022

Cultura Mundo
LETRAS

La Rusia de Putin regresa al pasado en una novela distópica y profética a la vez

13-05-2022
COMPARTIR     
Foto: Tanque T-34 soviético en el desfile del "Día de la Victoria" en Moscú, el pasado 9 de mayo.

Con su obra "Refugio en el tiempo", el escritor búlgaro Georgi Gospodinov narra una distopía que encaja de manera aterradora en la realidad de la guerra de Rusia contra Ucrania. Algunos lo llaman el "Orwell búlgaro". "Tendemos a vivir en el pasado, a meter la cabeza bajo la arena y a evadirnos de la realidad. A veces incluso pensamos que el pasado es nuestro futuro”, dijo Georgi Gospodinov en entrevista con DW.

En su novela "Zeitzuflucht" o (Refugio en el tiempo, trad. de la Red.), publicada en alemán en marzo de 2022, el autor búlgaro describe un mundo en el que las personas se refugian en el pasado. Lo que pretendía ser una terapia para enfermos de Alzheimer y demencia, pasa a convertirse en una distopía: en todos los países europeos se está celebrando un referéndum para elegir una década a la que todo el mundo quiere volver. Al final de la historia, eso conduce a la Tercera Guerra Mundial.

Para Gospodinov, el libro es una advertencia hecha realidad: "La guerra contra Ucrania es un referéndum sobre el pasado de Rusia”, afirma el autor. "Según el plan de Putin, primero debe restablecerse el statu quo anterior a las ampliaciones de la OTAN hacia el este, a partir de 1997. A eso le sigue la situación en 1991, tras el colapso de la Unión Soviética y, finalmente, el tiempo volverá al 1 de septiembre de 1939, al comienzo de la Segunda Guerra Mundial."

El autor observa, además, muchos paralelismos con 1939: "Putin provocó la guerra de Ucrania, afirmando que Ucrania simplemente no existía; de manera parecida, Stalin invadió Polonia el 17 de septiembre de 1939. La Segunda Guerra Mundial comenzó el 1 de septiembre de 1939 casi a las 4:47 de la mañana; en Ucrania, el 24 de febrero de 2022, un par de minutos más tarde”.

Gospodinov le dio a su novela un lema: "Y mirando hacia atrás, vieron su futuro". El escritor cree que el nacionalismo y la repetición del pasado son las mayores amenazas a las que se enfrenta la Europa actual: "En verdad, Europa debería ser resistente a este virus y, sin embargo, este se ha extendido cada vez más en los últimos años", critica Gospodinov.

Este hombre de 54 años es uno de los escritores búlgaros más conocidos internacionalmente. La obra con la que debutó en 1999, "Novela natural” es el libro en búlgaro más traducido después de la caída de la dictadura comunista, en 1989. La adaptación cinematográfica animada de su cuento The Blind Vaisha (2001) fue nominada al Mejor Cortometraje de Animación en los Premios Óscar de 2017. La traducción al inglés de "Zeitzuflucht" ("Time Shelter") ganó el prestigioso galardón literario italiano Premio Strega en 2021.

El periódico británico The Times incluso llamó al autor el "George Orwell búlgaro". De la obra principal de Orwell, "1984" procede la frase: "Quien controla el pasado, controla el futuro". Gospodinov actualiza ese pensamiento: los movimientos nacionalistas de hoy tratan de reemplazar la memoria histórica de las personas con un falso pasado, dice el escritor.

En su novela, los búlgaros tienen dos alternativas a la hora de votar sobre la década a la que quieren volver: pueden optar por volver a un "socialismo real y existente" dominado por Rusia, antes de 1989, o a uno indefinido, con tintes nacionalistas: la era dorada". Al final, prevalece una combinación de ambas.

Y esto es lo que precisamente Gospodinov observa en su país: muchos búlgaros están en contra de que su país apoye a Ucrania. En las llamadas "manifestaciones por la paz", los patriotas búlgaros reclaman la neutralidad de Bulgaria, pero ondeando las banderas rusas.

"Si no se tiene ni idea de cómo lidiar con la memoria, entonces los traficantes del pasado aparecen de inmediato", advierte Gospodinov. "Venden un pasado de plástico, inventado, en el que no importa si ondeas la bandera búlgara o la rusa", subraya.

Gospodinov considera que la situación actual es una lucha por la supervivencia de la humanidad. "La guerra finalmente llegará a su fin, pero nuestro recuerdo sobre ella permanecerá, y eso es lo que cuenta", opina Gospodinov. "Seguiremos pensando y siendo testigos de la guerra, por lo que es muy importante qué recuerdos tenemos de ella. Para que esta sea y siga siendo la última guerra posible", dice el escritor.