Corrientes, martes 24 de mayo de 2022

Sociedad Mundo

Esculturas de Picasso y Degas baten récord en subasta en Nueva York

13-05-2022
COMPARTIR     
La escultura "Cabeza de mujer (Fernande)" de Picasso fue el bronce más caro del artista jamás vendido en subasta, por 48,48 millones de dólares.

En tanto, la copia de "Pequeña bailarina de catorce años" de Degas fue vendida por 41,6 millones de dólares, el mayor precio en subasta por una obra del artista francés.

La obra original de Degas (1834-1917) está expuesta en la National Gallery of Art de Washington. La escultura es un bronce con pátina marrón que representa con realismo y detalles una joven bailarina en su vestido de muselina, con una cinta en el cabello.

La escultura, que había sido tasada entre 20 y 30 millones por Christie's, formaba parte de una docena de piezas de la colección de Anne Bass, empresaria estadounidense fallecida en 2020 y mecenas de varios grandes museos de Estados Unidos y del ballet de Nueva York. Además, fue esposa del multimillonario y heredero de un imperio petrolero en Texas, Sid Bass.

Todas las obras fueron expuestas en vida en su lujoso apartamento de la 5ª Avenida de Manhattan: entre ellas, dos cuadros del expresionista estadounidense Marc Rothko (1903-1970), cuyo "Untitled (Shades of red)" se vendió por 66,8 millones de dólares; y tres pinturas de Claude Monet (1840-1926). Su "El Parlamento, atardecer", un óleo sobre lienzo oscuro pero luminoso, se vendió por 75,96 millones de dólares.

La obra "Young Girl with a Flower Basket" de Pablo Picasso se ha convertido en una de las diez pinturas subastadas más caras del mundo. Se vendió en mayo de 2018 por 115 millones de dólares en Christie's en Nueva York. Pero la subasta de la colección privada de arte del multimillonario estadounidense David Rockefeller batió el récord mundial anterior: 648.4 millones de dólares.

En noviembre de 2017, un postor desconocido pagó más de 450 millones de dólares a la casa de subastas Christie's por "Salvator Mundi", la única obra privada de Leonardo da Vinci. Creada alrededor del año 1500, es hoy una de las menos de 20 pinturas conservadas del maestro. En 1958, la obra cambió de manos por 60 dólares. Se pensaba que no era original. Su autenticidad sigue siendo controvertida.

Antes de la venta del "Salvator Mundi", "Mujeres de Argel" de Pablo Picasso había batido todos los récords de precios anteriores. Por más de 179 millones de dólares la pintura del pintor español cambió de manos el 11 de mayo de 2015, también en Christie's. Esto hace que cinco obras de Picasso figuren entre las diez primeras pinturas con los mayores ingresos en subastas.

La pintura "Nu couché" (Desnudo rojo) del pintor, dibujante y escultor italiano Amadeo Modigliani fue un escándalo en 1917. El 9 de noviembre de 2015, Christie's subastó la obra en Nueva York por 170.4 millones de dólares. El comprador fue el empresario chino Liu Yiqian.

"Tres estudios de Lucian Freud" de Francis Bacon es un tríptico: tres pinturas individuales que juntas forman una imagen. No cuenta en el ranking de las pinturas individuales. En noviembre de 2013, un desconocido compró los tres retratos a Lucian Freud, colega pintor de Bacon, por 142.4 millones de dólares.

En mayo de 2012, se subastó la pintura "El grito" de Edvard Munch por 119.9 millones de dólares. ¿Por qué la gente paga tanto dinero por esto? "El arte es móvil, el arte agrada, y la esperanza de estabilidad financiera o incluso el aumento de su valor es convincente entre artistas famosos", explica Karl Arnold, propietario de la casa de subastas Arnold, en Frankfurt.

Pablo Picasso pintó el cuadro "Desnudo, hojas verdes y busto" en un solo día de 1932. Si estuviera vivo, habría cobrado un millón de dólares por hora. En 2010, un desconocido licitante pagó a través del teléfono 106.5 millones de dólares por el cuadro, que representa a la amante de Picasso.

Una obra del escultor suizo Alberto Giacometti también batió un récord en la reciente subasta de Christie's: el famoso "Pointing Man" se vendió por 141.3 millones de dólares. Si se consideraran pinturas y esculturas en el mismo ranking, la obra de Giacometti quedaría en cuarto lugar.

"Walking Man I" de Giacometti ya fue un éxito de subasta en 2010, cuando se vendió en la casa de subastas Sotheby's por 104.3 millones de dólares. "El precio de la obra de arte lo paga el mercado", explica el subastador Karl Arnold. "El arte es un factor económico como la moda y sigue el modelo capitalista de oferta y demanda", añade.

El "Balloon Dog" de Jeff Koons es la obra de arte más cara de un artista vivo: en una subasta en noviembre de 2013, la versión naranja del perro de acero recaudó 58.4 millones de dólares. A Koons le encantan las obras que parecen juguetes de gran tamaño u objetos cotidianos cromados. El perro recuerda a animales de globos anudados.