Corrientes, jueves 19 de mayo de 2022

Política País

Alberto Fernández nuevamente contra la Corte Suprema

11-01-2022
COMPARTIR     
 “Tiene un problema de funcionamiento muy serio” señaló coincidentemente con la convocatoria a una marcha

 Al mismo tiempo, no dejó pasar la oportunidad para hablar sobre el FMI y lo acusó de intentar “imponernos un programa” en plena negociación de un nuevo acuerdo.

De esta forma, declaró: “Quiero ser respetuoso de las instituciones, pero también soy un hombre que respeta el estado de derecho y que entiende que la Justicia es uno de los tres poderes de la República. Hay algo que está funcionando mal. Que hoy todavía Milagro Sala esté detenida es que hay algo que está funcionando mal”,

Fue así como recordó que durante el gobierno de Néstor Kirchner, cuando fue reformado en 2003, no buscan jueces que fueran afines a ellos: “A mí me parece que desde el momento que el gobierno de Macri propuso nombrar en comisión a dos jueces de la Corte, empezó a degradarse la credibilidad. Cuando uno mira el funcionamiento actual, el tema es muy preocupante”.

Finalmente, se refirió a los procesos que afronta la vicepresidenta Cristina Kirchner: “Lo que yo proponía nada tiene que ver con Cristina. La Corte Suprema jamás trató una queja de las 14 quejas que Cristina presentó, jamás. Cuando la justicia funciona mal, no es que funciona mal para un ex presidente o ex ministro, funciona mal para los ciudadanos. El problema de la Justicia es muy agudo y por eso hay que asumirlo, para que funcione como lo que es: un servicio”.

Con respecto a las declaraciones sobre el FMI, durante una entrevista radial, Alberto Fernández sostuvo que el Gobierno sigue firme buscando un acuerdo que le convenga a la Argentina, aunque advirtió que es necesario seguir hablando.

Asimismo, afirmó: “La verdadera discusión que tenemos hoy con el Fondo es ver cómo debe ser el programa. Si es un programa como el que proponemos, que permite ordenar la economía pero hacerla crecer, y con la idea de que con el crecimiento vamos a afrontar los pagos o volver a la receta eterna del Fondo donde dicen: ‘Ajusten la economía, van a achicar la economía y van a tener que importar menos insumos para producir y esos dólares van a quedar para pagarme y con eso alcanza’. Para hacer eso, nosotros claramente no estamos. Por eso se demora la discusión. Claramente pensamos que hay que hacer un cambio de concepto.”