Corrientes, lunes 17 de enero de 2022

Sociedad Mundo

Masivas protestas en Bruselas contra restricciones

05-12-2021
COMPARTIR     
Miles de personas manifestaron en la capital belga contra medidas impuestas por el gobierno para contener el coronavirus y contra la posible vacunación obligatoria. La policía usó cañones de agua y gases lacrimógenos.

Miles de personas recorrieron este domingo  las calles de Bruselas en protesta contra las medidas para contener el coronavirus y la posible obligatoriedad de la vacunación.

La manifestación comenzó cerca de la Estación del Norte de la capital belga y avanzó hasta el barrio europeo, donde unas 8.000 personas, según cifras de la policía, se concentraban con carteles en alusión a sus "libertades" y contra la "dictadura de la estigmatización" de los no vacunados.

La manifestación estuvo rodeada de elevadas precauciones y vigilancia después de que hace dos semanas una protesta similar, aunque de 35.000 personas, dejase más de 40 detenidos, tres heridos y numerosos daños materiales.

Según la agencia de noticias DPA, la policía utilizó cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes. Un grupo de jóvenes había atacado previamente a las fuerzas de seguridad con proyectiles y fuegos artificiales.

Manifestantes lanzan fuegos artificiales a la policía durante la protesta en Bruselas, Bélgica (05.12.2021)
Manifestantes lanzan fuegos artificiales a la policía durante la protesta en Bruselas, Bélgica (05.12.2021)

Los participantes en la marcha consideran el certificado digital, necesario en Bélgica para acceder a bares, restaurantes y algunos eventos de ocio, "contrario a los derechos fundamentales” y "discriminatorio”, ya que afirman que "el virus no está bajo control, pero la población sí”, según declaraciones recogidas por el diario belga Le Soir.

Asimismo, algunos señalan que no están en contra de las vacunas, sino de la posible obligatoriedad de recibirlas, un debate sobre el que todavía no se ha tomado ninguna decisión en Bélgica. Solo el personal de salud deberá seguir esta imposición a partir de enero de 2022.

También será obligatoria para los bomberos, que denuncian que una quinta parte de su flota de Bruselas (unas 200 personas) no podría trabajar si se le exige presentar este certificado y por ello se unieron este domingo a las protestas.

efe/dpa/ap /rr