Corrientes, sábado 27 de noviembre de 2021

Opinión Corrientes

Un país que pareciera querer autodestruirse

25-11-2021
COMPARTIR     
( Por Luis María Díaz Colodrero) .Unos 100 años atrás. Argentina era una patria opulenta. En el concierto de las naciones mas avanzadas y desarrolladas del orbe, figuraba en el ranking entre las 5-10 mejores.-

Era aquel país. Al que siglos atrás. Desde allende los mares, resultara una atracción irresistible para millones de inmigrantes provenientes de lejanos confines venir a radicarse a el. Pues les decían. Era una tierra de promisión y buen futuro.-

Desde el puerto de su gran capital, desembarcaron con sus bagajes de ensueños, para, radicarse allí o viajar a afincarse a su inmenso interior. De sur a norte. De este a oeste. Ya sea para establecer sus comercios. Laborar la tierra del país de los cuatro climas al que habían arribado. Etc. Etc.-

Fue así que, la numerosísima inmigración de italianos. Españoles. Ingleses. Árabes. Judíos y de otras razas. Con sus esfuerzos y tenacidad encomiable comenzaron la inconmensurable tarea de hacer del país anfitrión, una Nacion digna de ser vivida.-

Cientos de miles de ellos, no pusieron reparo alguno para que, sus descendientes se cruzaran con los criollos nativos o entre si. Poco les importaban sus tradiciones. Creencias. Raza. O religion.-

En concreto. Esos millones de inmigrantes que, en distintos años y décadas arribaron. Fueron los hacedores de la patria grande. Construyeron una argentina pujante. Prospera, que merecía ser vivida.-

Pero. A la par de esa bienaventuranza. Se iba conformando la idiosincrasia del ser argentino. Un mix multitudinario de ciudadanas/os de perfiles disimiles, que, mas que nunca, aun hoy, son difíciles de estudiar. Analizar y arribar a conclusiones de grandes mentes lucidas que deseen encontrar alguna explicación a la "marcha atrás". Retroceso mas que evidente. Decadencia. Que, paulatinamente, con el correr de las décadas siguientes a las de los 1920-1.930 se fueron instalando y diseminando cual si fuera una enfermedad incurable en los corazones. Mentes y procederes de los argentinos.-


Esta de moda. Desde hace un tiempo una maldita palabra: grieta. Ella divide a la comunidad de nuestra patria. "la parte en dos". Esa grieta pues: ¡data de tiempos inmemorables! : desde federales y unitarios. Desde "los porteños y los cabecitas negras del interior". Desde "azules y colorados". Desde "yanquees si. Colonia no". Desde peronistas y antiperonistas. Desde...Desde...Etc.-

una de tantas causales de como venimos yendo desde hace años, es la perdida de los valores morales que nos enseñaron nuestros antepasados. Ya en el año 1.934. Un gran poeta escribió las letras de un tango al que llamo. Cambalache. No hace falta mas que recordar lo que expresaba en sus estrofas. Su autor. Indudablemente un visionario, ya "pintaba" la realidad de como éramos, en general los argentinos por aquellos años.-

Y desde entonces al presente. ¡venimos transitando de mal en peor!. O. ¿no es acaso para muchas/os grandes "vivos" una verdad revelada. ¿"el que no afana es un gil"?. Y en contrario. Para la/os mismos. ¿el honesto es un pelotudo?. Le pregunto: ¿es que no se tiene en cuenta a menudo para "valorarla a determinada persona compatriota: el dicho " cuanto tenés cuanto vales"?.-

Amiga. Amigo lector. Al margen de todo ello. Venimos como venimos y estamos como estamos porque somos como somos. Simplemente: argentinos. ¿triste no?.-

Ahora bien. Si usted no se siente culpable. Cree no tener una cuota parte de la responsabilidad de este mal general que nos involucra. Pues entonces. Si...¡tire la primera piedra!.-
fin.