Corrientes, sábado 27 de noviembre de 2021

Sociedad País

Piden 4 años de prisión para Cristóbal López, Fabián De Sousa y Ricardo Echegaray

15-10-2021
COMPARTIR     
Así lo solicitó el fiscal Juan Patricio García Elorrio, en el juicio oral conocido como “Oil Combustibles”.

Este jueves, el fiscal Juan Patricio García Elorrio pidió penas de más de 4 años para Ricardo Echegaray, Cristóbal López y Fabián De Sousa, en el marco del juicio oral conocido como Oil Combustibles. Acusó a los tres por el delito de administración fraudulenta agravada en perjuicio de la administración pública. De acuerdo con el fiscal “existió una maniobra en perjuicio a las arcas del Estado”.

Desagregado, se pidió una condena de 4 años y 4 meses de prisión para Cristóbal López y para Fabián De Sousa; y 4 años y 8 meses más inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos para Ricardo Echegaray. Además, solicitó el decomiso de los bienes y una reparación colectiva “del perjuicio generado al erario público” por parte de los tres imputados.

García Elorrio consideró que López y De Sousa fueron partícipes necesarios del delito al no pagarle impuestos al fisco e indicó a Echegaray como coautor. “Pudo probarse que los fondos líquidos exigibles producto de la falta de pago por parte de la empresa fueron desviados por Fabián De Sousa y Cristóbal López en perjuicio del patrimonio nacional, hecho a través de préstamos intercompany a las empresas controlantes y vinculadas que conformaban el grupo indalo, del cual De Sousa y López tenían control y eran sus beneficiarios finales”, apuntó.

“Los imputados De Sousa y López tomaban los montos del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) como recursos propios”, dijo Elorrio y agregó: “Incluso en algunos casos formaron parte a título personal de estas operatorias, y todo esto fue posible en razón de las acciones a través de otorgamiento de planes de facilidades de pago de manera ilegítima y omisiones permitiendo la adhesión irregular por parte de Ricardo Echegaray, todo ello en perjuicio del erario público”.

Por su parte, De Sousa pidió la palabras y denunció que se interceptaron comunicaciones que mantuvo con su defensa. “He tomado conocimiento que en enero y febrero de 2019, cuando nosotros estábamos trabajando en el proceso de articular los elementos de defensa de este juicio se grabó y se puso a disposición de los abogados querellantes las conversaciones que yo tuve con el doctor Beraldi y con el doctor Llernovoy. Esto fue realizado por la AFI y por el área de jurídicos”, denunció.