Corrientes, domingo 17 de octubre de 2021

Cultura Corrientes
RECORDATORIO

Hace tres años que el.poeta Jensen no viene a los escenarios y se lo extraña, por Dr.José Miguel Bonet*

11-10-2021
COMPARTIR     
Hoy 11 de Octubre hace tres años que a Juan Carlos Jensen no lo veo.

Nos recuerda el Quijote, la poesía tal vez se realza cantando cosas humildes y ahí está el secreto de sus versos, lo hace con sencillez y poniendo mucha alma. Es un sibarita, le gusta la buena comida, compartir sus momentos y con el vino siembra poesía en los corazones, esa que es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio,Juan Carlos, conjunción perfecta de aventurero, valeroso y galante.

A tres años de que cerró el paréntesis de la vida para regresar a la eternidad.

Está realidad me hace cuidar los minutos ,valorar los minutos compartidos y por compartir .Sólo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos...

De todos los minutos bien vividos... Un minuto...

Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta...pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas...con Juan Carlitos!!! Decimos "un minuto" y nos parece nada...Pero como se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, Hay gente afortunada y gente en manos del infortunio. La primera es arrancada a sus pasiones sin haberlas perdido. En el goce de su intensidad. La segunda se sobrevive, integra la extensa caravana de los que se han excedido durando más años de los que lograron vivir.

Inexisten; son pura permanencia. O nostalgia sin más de lo sido ,nuestro poeta fue un afortunado hasta para partir arrebatado, tras un largo ejercicio, en el goce cabal de sus facultades; lejos de los tormentos que impone el deterioro del cuerpo y de la mente murió con el arte del buen morir que no escnada más que morir morir estando bien. En plena vida. Sabiéndonos protagonistas de lo que nos pasa. Morir no después de haber vivido sino mientras vivimos. Porque la verdadera muerte se enmascara en ese después. Hace tres años que al poeta no se lo ve en los escenarios.

¿Murió? . . . Sólo sabemos que se nos fue por una senda clara, diciéndonos: Haganme un duelo de labores poemas y esperanzas.

Sean buenos y no más, sean lo que he sido entre ustedes: alma.

Vivan, la vida sigue, los muertos mueren y las sombras pasan; lleva quien deja y vive el que ha vivido. Y como siempre esa frase de Neruda que la hacías tuya CONFIESO QUE HE VIVIDO. Un fuerte sapucay y hasta el próximo escenario.

*Responsable de la Catedra Libre del Chsmame de la Unne.