Corrientes, viernes 24 de septiembre de 2021

Sociedad Mundo
SISTEMA DE JUSTICIA

Ecuador quita ciudadanía a Julian Assange

29-07-2021
COMPARTIR     
Ecuador revocó la ciudadanía del fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Autoridades dicen que hubo irregularidades y errores en su solicitud, presentada mientras se refugió en la embajada de Ecuador en Londres.

Ecuador ha rescindido la ciudadanía al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. El país sudamericano había concedido la nacionalidad a Assange en 2018, bajo el gobierno anterior.

El sistema de Justicia de Ecuador notificó formalmente de la decisión a Assange, quien actualmente se encuentra en una prisión británica. Las autoridades ecuatorianas dicen que hubo múltiples problemas con su solicitud original, incluidas inconsistencias, diferentes firmas y pagos sin cubrir.

El abogado de Assange, Carlos Poveda, le dijo a Associated Press que la decisión se tomó sin el debido proceso y que no se le permitió comparecer.

"En la fecha en que [Assange] fue citado a declarar se encontraba privado de su libertad y con una crisis de salud en el centro de detención", dijo Poveda. "Más que la importancia de la ciudadanía, es una cuestión de respeto a sus derechos y al debido proceso al retirarle la nacionalidad ''.

LUCHANDO CONTRA LA EXTRADICIÓN

Durante años, el destino de Assange pareció depender de su nueva amistad con Ecuador, pero la relación se había deteriorado incluso antes de que el país eligiera a su primer presidente de centroderecha en casi dos décadas, este año.

Assange recibió la ciudadanía ecuatoriana por parte del gobierno de Lenin Moreno después de años de permanecer en la sede diplomática de Ecuador en Londres.

El fundador de WikiLeaks pasó casi siete años refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, donde pidió asilo en 2012 para evitar la extradición a Suecia en el marco de acusaciones de violación y agresión sexual.

En 2019, el gobierno de Moreno puso fin al asilo de Assange y éste fue arrestado en abril por la Policía Metropolitana de Londres. Desde entonces ha estado recluso en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en Londres.

Fiscales estadounidenses acusan a Assange de 17 cargos de espionaje y un cargo de uso indebido de computadoras por la publicación de WikiLeaks de miles de documentos militares y diplomáticos filtrados. Si se prueban los cargos, podría enfrentar una sentencia máxima de 175 años de cárcel en Estados Unidos.

En enero, un juez rechazó una solicitud estadounidense para enviar a Assange a territorio estadounidense. El Tribunal Superior de Gran Bretaña autorizó al gobierno de EE. UU. para apelar la decisión.

Fuentes: Dw, EL, Afp y Efe.