Corrientes, viernes 24 de septiembre de 2021

Sociedad Corrientes

Bajante del Paraná: aseguran que por la pandemia no se siente aún el desabastecimiento

26-07-2021
COMPARTIR     
Desde la Federación de Expendedores de Nafta del Interior afirmaron que si el fenómeno de bajante del río Paraná se hubiese producido durante una época normal, las estaciones de servicio estarían atravesando una crisis de stock, dadas las características de la logística de transporte y distribución del combustible en la región.

El presidente de la Federación de Expendedores de Nafta del Interior (FAENI), Alberto Boz, destacó en diálogo con surtidores.com.ar, que “no se produjo aún un problema de disponibilidad de nafta y gasoil en las expendedoras de la zona núcleo de la Argentina, porque la demanda es baja a causa de la crisis sanitaria”.

Pero el dirigente aseveró que en el caso de que este problema se hubiera suscitado en períodos de movilidad normal, las bocas de expendio hoy estarían con escaso producto, porque el combustible está llegando en menor cantidad.

Sucede que según lo que explicó el empresario, “en Santa Fe por ejemplo, las petroleras tienen los depósitos a la vera del Río Paraná y en los últimos días, el puerto estuvo cerrado por falta de agua”.

Agregó que “hoy día, las barcazas, están llegando a los destinos con menos de la mitad del combustible que suelen transportar, para tener menor peso del acostumbrado y no quedarse varadas en el curso fluvial que hoy está sufriendo la sequía”.

Boz calculó que “cuando no se puede circular por vía marítima, se traslada todo por camiones, pero la capacidad de una cisterna por tierra no se compara con el barco, ya que un buque traslada lo que cargan más de cien camiones de combustible”.

Afirmó que “los hidrocarburos pueden no llegar por barcazas o bien llega, pero hay problemas de logística ya que van con menos cantidad hacia los depósitos que están sobre la ribera del Paraná”.

Lo mismo está ocurriendo en otras provincias como Formosa, tal cual lo dijo a este medio, el presidente de la Cámara de expendedores, Angel Bigatti, quien aseveró que “las petroleras están cargando en la planta de San Lorenzo, lo que les significa mayor costo de transporte y más tiempo de viaje, ya que hay 800 Km de distancia entre los puntos de destino.