Corrientes, domingo 19 de septiembre de 2021

Deporte País

Boca eliminado en los penales y desenlace violento en Brasil

21-07-2021
COMPARTIR     
Luego de que Boca fue eliminado de la Copa Libertadores, se registraron violentos incidentes en los túneles del Estadio Mineirao protagonizados por jugadores y colaboradores del equipo argentino .

El encuentro entre Boca y Atlético Mineiro en la noche del martes quedará en la memoria de los hinchas debido a la polémica y la posterior violencia que se generó

Todo comenzó cuando el árbitro Esteban Ostojich, con ayuda del VAR, anuló el gol del lateral Marcelo Weigandt por un offside de Diego González. Esto provocó que la tensión escalara y que el estadio Mineirao de Brasil fuera la arena de un encontronazo violento.

Luego de que el Xeneize acabó eliminado 3 a 1 por penales, se produjeron incidentes en los túneles del estadio entre los jugadores de Boca y la Policía que manejaba el esquema de seguridad de la cancha.

De esta manera, comenzaron a haber empujones, vallas voladoras e incluso gas pimienta.

No obstante, uno de los episodios que más impactaron fueron las trompadas que intercambiaron Marcos Rojo y Carlos Izquierdoz con un guardia de seguridad. La situación quedó registrada en un video que no tardó en trascender en redes sociales y se volvió viral.

En el video se puede ver cómo en un pasillo los jugadores de Boca van acercándose de a poco a los guardias de seguridad y se escuchan gritos. No pasó mucho tiempo hasta que empezaron a volar objetos y se propinaron los golpes.

Se vio a los jugadores de Boca utilizando barras de protección e incluso un bebedero como arma. Según el Atlético-MG, el conjunto argentino salió en dirección al vestuario de árbitros en el estadio de Belo Horizonte y luego intentó invadir el área del equipo anfitrión.

En el camino, agredieron a todos los que encontraron frente a ellos, además de romper bebederos y rejas", dijo el club brasileño, en un comunicado. "El saldo fue de heridos, afortunadamente sin ninguna gravedad. Incluso hubo un intento de agredir con una barra de hierro al director de fútbol del Atlético, Rodrigo Caetano".

El levantamiento fue finalmente contenido por la policía militar, que utilizó gas pimienta. Como resultado, miembros de la delegación de Boca fueron escoltados a una comisaría para dar declaraciones. Nadie fue arrestado.

Los jugadores y directivos  de Boca niegan el uera de juego .

“Ganamos los dos juegos y nos quedamos fuera. . Lo que está pasando es lamentable", se quejó  Juan Román Riquelme

De todos modos, los protagonistas de las imágenes todavía no salieron a hablar al respecto. Por este motivo, todavía no se sabe bien cómo se desarrollaron los hechos ni quien comenzó el enfrentamiento. Igualmente, a partir de lo que se ve en el video, se nota que fue un encontronazo de mucha tensión y violencia.

EL PARTIDO

Muy poco de fútbol en el Mineirao. Atlético Mineiro y Boca que había empatado sin goles en la idea, volvieron a jugar un partido más pensado para obstruir que para crear.

El medio campo se llenó de piernas y abundaron faltas y  las brusquedad para evitar que el adversario progresara en el tereno de juego.

Comenzó mejor el local que ya a los 5 después un mano a mano claro  desperdiciado pero su dominio se fue diluyendo y hacia los 20 el encuentro ya era parejo. De Boca poco y nada con decir que la primera clara tuvo a los 41 minutos con un disparo de Villa desde fuera del área que comprometió seriamente al arquero local 

En la reanudación el partido no mejoró. Más de lo mismo; sin embargo  alcanzó voltaje con una jugada polémica cuando  a los 60 a la salida de un tiro libre  Boca convirtió a través de   Marcelo Weigandt pero su gol fue anulado  a instancias del Var

Mientras el juez chequeaba la jugada por el monitor  se vio a los manotazos a suplentes e integrantes del cuerpo técnico de ambos conjuntos 

Y ahí prácticamente se terminó el partido que transcurrió  hasta el final envuelto en nerviosismo y dientes apretados

Y llegaron los penales.; ese gran aliado de Boca en inolvidables  Libertadores, le sería esquivo esta vez.