Corrientes, lunes 08 de marzo de 2021

Sociedad Corrientes
CIUDAD DE CORRIENTES

Familiares y amigos de Héctor Exequiel García marcharon en reclamo del esclarecimiento de su asesinato

25-01-2021
COMPARTIR     
Familiares y amigos de Héctor Exequiel García marcharon hoy en al Ciudad de Corrientes desde Plaza Cabral hasta oficinas de la justicia en reclamo de esclarecimiento de su asesinato dentro del Penal N°6 el 13 de enero pasado.

La marcha fue acompañada por familiares y amigos de Kevin Candia, joven muerto por tres impactos de balas de plomo disparadas por un grupo comando de fuerzas de seguridad en el pabellón donde se hallaba detenido dentro de la Unidad Penal N°1, caso por el cual el jueves pasado se cumplieron 9 meses de investigación.

Los restos del joven fueron velados el 15 de enero, aún sin los resultados de su autopsia disponibles, en torno a la presunción de que fue asesinado a golpes tras una discusión con la guardia del penal.

Héctor Exequiel García esperaba en el Penal N°6 por un procesamiento.

Su cuerpo fue intervenido el 14 de enero por personal médico forense con fines de investigación en el marco de una causa que se ha abierto en la Justicia para condenar a los culpables de su asesinato.

Por el caso, hasta el momento, han sido separados de sus cargos ocho agentes penitenciarios, todos parte de la guardia a cargo de su custodia, y acusados de haber propinado al joven la golpiza que causó su muerte.



Según los primeros testimonios vertidos desde el Penal N°6, Héctor Exequiel García habría sido esposado y golpeado brutalmente en la cabeza y en el tórax por el grupo completo de penitenciarios luego de que uno de ellos lo empujara apresuradamente hacia su celda mientras ocupaba de su tiempo de recreación.

Según declaraciones coincidentes dentro y fuera del penal, de integrantes del propio servicio penitenciario y de internos que compartían horas de encierro con García, antes de ser llevado a los empujones hacia su celda y brutalmente atacado por la guardia, Héctor Exequiel había reclamado que el personal en servicio respetara la totalidad del tiempo que se había asignado a su recreación.

A este reclamo, habría sumado otro por hisopados para los internos, luego de que se confirmara casi una docena de casos de coronavirus dentro de las instalaciones penitenciarias.

Luego de ingresar en horas de la siesta del miércoles al Hospital Escuela con heridas gravísimas en la cabeza y el tórax, Héctor Exequiel sufrió un paro cardiorespiratorio en la guardia del nosocomio, y luego fue diagnosticado con muerte cerebral en el área de internación.

De acuerdo al certificado de defunción, entregado ayer a su madre, Laura Silvero, Héctor Exequiel murió de un "paro cardiorespiratorio" o "cardiopulmonar".