por Luis María Díaz Colodrero" /> por Luis María Díaz Colodrero">

Corrientes, miercoles 21 de octubre de 2020

Opinión Corrientes

¿Qué buscan estos "buscas"?, por Luis María Díaz Colodrero

15-10-2020
COMPARTIR     
¿Distraer a ciertos giles con una pretensión ridícula que, saben de ante mano, está destinada al fracaso?

¿Algo clásico en mediocres alienados, prepotentes “demócratas” que viven ocupando, “becados”, por la gracia de ilustres ciudadanos que los votan, parcelas de poder de manera indigna, afectando el prestigio de uno de los tres poderes de la democracia, en el presente caso, el legislativo?

¿A quiénes me referiré en este tema? A dos diputados nacionales: una mujer y uno que se precia de honorable varón que, ha demostrado, arrojó su poco prestigio de trayectoria militante en la histórica fuerza democrática radical, saltando un "charco" de fango, para, por conveniencia personal indecente, recalar en un rincón de un movimiento que se dice "nacional y popular".

¿Quién es él? Un señor llamado Leopoldo Moreau.

¿La mujer? Una señora apellidada Siley que, por lo visto, buscó pasar a la fama de la ridiculez por "tres minutos".

Esta señora, "ilustre sesuda" diputada, avanzó, cual mascarón de proa del barco que pertenece a una capitana nacida en La Plata. que se volvió de la Santa Cruz y reina haciendo base de sustentación en la provincia de los Buenos Aires.

La "ilustre" recibió la encomienda de su capitana y presentó un "brillante" proyecto en el que solicitó juicio político al Sr. presidente de la suprema corte de justicia.

El Sr. devenido en "peronista crist", cual fiel peón de a bordo, en sus ratos libres, recibió la "sugerencia" de la dueña del barco y "embistió" con todo. proyecto de juicio político a ¡todos los miembros del alto cuerpo!

¿Qué buscan estos "buscas"?

Un imposible: la descabellada "republicana" pretensión nació muerta. En la cámara iniciadora del pretendido disparate (Diputados), los iniciadores no tienen mayoría para intentar semejante dislate.

Cabe la pregunta: ¿qué propósito los impulsó a confeccionar sus inútiles aspiraciones? Imposible de entender...a no ser por la ilusoria, quimérica, estúpida intención de dos "honorables" diputados, más la de una señora que suele tratar de pelotudos a ciertos de sus amanuenses.

¡El ir por todo!

Pues por más que lo deseen... ¡no podrán!, millones de ciudadanos de una gran mayoría del pueblo argentino, jamás se los concederá a tan artero deseo atentatorio de la salud de nuestra soberana república.