Corrientes, jueves 28 de mayo de 2020

Sociedad País
LESA HUMANIDAD

Dos perpetuas y condenas de hasta 13 años de prisión en la causa Área Paraná II

22-05-2020
COMPARTIR     
Aunque la sentencia fue transmitida públicamente por el pedido de las querellas, el resto del juicio se tramitó por escrito debido a que el proceso se rigió por el viejo Código de Procedimientos, vigente entre 1889 y 1992.

La jueza federal Beatriz Aranguren dio a conocer el veredicto de la causa Área Paraná II, en el que ocho acusados fueron condenados por delitos de lesa humanidad cometidos en perjuicio de 20 personas y que reflejó en un gran porcentaje las pretensiones que requirió el fiscal federal Carlos García Escalada, tanto en los hechos como en los grados de intervención atribuidos a cada uno de los imputados. Aunque la sentencia se dio a conocer de forma pública, la particularidad que tuvo el juicio fue que se desarrolló en su mayor parte por escrito, ya que se tramitó con el viejo Código de Procedimientos en Materia Penal (CPMP) con vigencia a partir del 1° de enero de 1889, también conocido como Código Obarrio, por su autor, Manuel Obarrio.

La causa -que se inició en el 2011 como un desprendimiento de “Área Paraná I”- tuvo su veredicto poco antes del mediodía de ayer, cuando se dieron a conocer las distintas condenas que recibieron los ocho imputados por haber realizado privaciones ilegítimas de libertad, tormentos, vejaciones, apremios ilegales y otros delitos cometidos durante la última dictadura militar.

Entre las condenas, se destaca la prisión perpetua que recibieron tanto el ex militar Naldo Dasso -considerado como “autor mediato” en tres hechos-, como José Appelhans, director de la Unidad Penal N°1 de Paraná -encontrado como partícipe necesario en los delitos sobre ocho víctimas, autor en tres casos y responsable del secuestro, la imposición de tormentos y el homicidio de Jorge Papetti-.

Por otro lado, las penas restantes se completan con 13 años de prisión para Jorge Humberto Appiani, 9 años para Guillermo Quintana, 8 años para Hugo Mario Moyano y para Gonzalo López Belsue, 7 años para Alberto Rivas y 5 años para Rosa Susana Bidinost .

El juicio se llevó a cabo con el viejo Código de Procedimientos en Materia Penal, que comprende reglas procesales del siglo XIX, donde la mayoría de su desarrollo es secreto, tienen escasa oralidad ya que tramitan en su mayor parte por escrito, son más extensos que el resto y todas las decisiones, incluidas las condenas y las absoluciones, las toma un solo juez y no un tribunal, en este caso la jueza Aranguren.