Corrientes, jueves 28 de mayo de 2020

Sociedad Corrientes
REPRESION EN EL PENAL 1

Requieren a la Justicia expedientes de investigación sobre el asesinato de “Kevin” Candia

21-05-2020
COMPARTIR     
Se elevó este jueves 21 de mayo al Juzgado de Instrucción N°2 de la Ciudad de Corrientes un pedido para que remita informes sobre los expedientes que ha desarrollado hasta el momento, a un mes del asesinato por parte de efectivos de Seguridad que se cobró la vida del joven José “Kevin” María Candia en el interior del Penal 1 de Corrientes.

Luego de que el expediente sea remitido, se constituirá una querella para avanzar hacia un juicio contra los funcionarios identificados en el hecho, anticipó la Dra. Andrea Quincose Vilalta, representante de la familia de José Candia, a momarandu.com.

"Hemos presentado una solicitud para poder acceder las constancias, a las distintas actuaciones que se han ido realizando durante este mes de investigación, precisamente con vistas a todo eso, poder presentar la querella en los términos que corresponden", dijo a momarandu.com este jueves, frente al edificio de tribunales en la ciudad de Corrientes a momarandu.com, la Dra. Andrea Quincose abogada representante de la madre de "Kevin" Ojeda.

El hecho ocurrió el 21 de abril pasado en horas de la tarde, dentro del Penal N°1 de la Ciudad de Corrientes.

Aquel día, la tensión por pandemia de Covid-19 y  con  internos en huelga de hambre estalló un incidente menor dentro del patio del Penal que derivó posteriormente en un enfrentamiento violento entre un sector de los pabellones y los penitenciarios. En ese a confusa circunstancia el recluso Kevin Candia  era asesinado con disparos de munición "antitumulto" según arrojaban las primeras pericias sobre su cuerpo, balas entre las cuales tres habían sido de plomo, se confirmaría luego.

Candia tenía 22 años y se encontraba en readaptación con dos años de condena cumplidos y cuatro por cumplir por "un delito menor".

El parte médico afirmó que murió por heridas graves que, durante ese día, sólo se supo fueron causadas en el marco de una violenta represión dentro del penal.

Desde entonces, se intenta dilucidar a los autores del hecho en la lista del personal de seguridad convocado para intervenir dentro de las instalaciones y porqué habrían cargado fuego con balas de plomo.

Hasta el momento, testimonios de los reclusos y capturas hechas dentro del penal confirman la descarga de numerosos disparos que, además del asesinato de Candia, causaron heridas de graves en otras dieciséis personas, según coinciden fuentes oficiales y extraoficiales.

De aquel 21 de abril, también han quedado imágenes en video grabadas dentro de las instalaciones penitenciarias y difundidas desde dentro del penal horas luego de confirmada la muerte de Candia, las cuales muestran cómo el personal penitenciario descarga municiones con armas antitumulto directamente contra un numeroso grupo de internos que, envuelto con frazadas y colchones, intenta protegerse de los disparos.

Imágenes desde otro ángulo grabadas desde afuera del perímetro carcelario por vecinos de la Unidad Penal muestran cómo el operativo se desata contra uno de los pabellones sin mediación o instancia de negociación previa tras el estallido del conflicto.

Videos capturados dentro del penal muestran a un grupo de internos alertar con gritos desde dentro de un pabellón a las autoridades penitenciarias y a otros internos que el operativo de represión había iniciado bajo fuego, sin aviso previo y en ausencia de protocolos de intervención.

Este jueves, una vez más, la versión periodística, a cargo de varios medios,  de un "motín", fue desmentida por los familiares de Candia, que, por otro lado, dicen que  "fue asesinado por jamás haber participado en el comercio "de droga" que ocurre dentro del Penal N°1".

"Ambos servicios utilizaron armas de fuego, que no debían haber utilizado", dijo a momarandu.com, la madre de Kevin, también hoy frente al tribunal. "Esto acá también para protestar sobre el encubrimiento que hubo adentro cuando pasa eso, con Kevin, dónde y cómo quisieran tapar todo en el servicio penitenciario, cuando llegan a mi casa y me dicen que fue una reyerta", agregó.

"Pido a los jueces dignidad", dijo la madre de Kevin. "Es lo mismo que pedí en medicina forense al fiscal -Gustavo Alejandro- Robineau", señaló.

"Esta es la crónica de una tragedia anunciada porque los penales son depósitos de personas para matar a gente pobre, a gente sin recursos, no es un ámbito donde se resocializa, donde se piense en la reinserción", agregó, junto a la Dra. Quincose Vilalta y a la madre de “Kevin”, la Dra. Hilda Presman, coordinadora de la Red de Derechos Humanos de Corrientes.

"Nos quedará dilucidar cuáles de esas fuerzas que ingresaron con escopetas incorporaron a sus disparos alternadas balas de plomo y balas de goma, porque, concretamente, y más allá del relato oficial, qué hizo el jefe penitenciario, que hizo el ministro de seguridad, que hicieron todas las autoridades penitenciarias, más allá de ese relato que pretendía responsabilizar a los presos por la muerte de su compañero, la autopsia determinó claramente que Candia falleció por tres impacto de bala de plomo en zona toráxica", subrayó.