Corrientes, jueves 28 de mayo de 2020

Chaco
COVID19

Momarandu entrevistó al subecretario de Gobierno del Chaco por la delicada situación en el barrio Toba

20-05-2020
COMPARTIR     
En diálogo con momarandu.com, el subsecretario de Gobierno del Chaco, Raúl Bittel, se refirió al foco de coronavirus en el barrio Toba de Resistencia, donde hay 11 decesos -ver nota aparte- y alrededor 100 contagios. Desde la aparición del primer caso se han realizado más de 450 testeos en el barrio, que tiene un “cierre perimetral sanitario”, solo pueden salir quienes hayan sido hisopados y hayan dado negativo. Los planteos de la comunidad qom

Consultado acerca de sí se conocía cómo había entrado el virus al barrio Toba –el llamado Gran Toba tiene 5000 habitantes-, Bittel señaló que “todavía no podemos detectar cómo ingresó, manejamos dos hipótesis, pero todavía no podemos asegurar nada”, y agregó que “desde el primer día que lo detectamos, empezamos a tomar las medidas que eran necesarias en materia de sanidad: reforzamos el Centro de Salud que tiene el barrio incorporando médicos y enfermeros, y se hizo inmediatamente una desinfección completa del barrio”. Señaló, además, que se está trabajando en la instalación de una carpa sanitaria para reforzar el Centro de Salud del barrio.

Bittel comentó a momarandu.com que se están realizando más hisopados, porque el barrio Toba es una gran comunidad “muy cercana, con muchas familias que se visitan unas a otras; hubo mucha circulación y por eso estamos haciendo más hisopados diarios”. En tal sentido, señaló que, al realizarse más testeos, van apareciendo más casos con el fin de determinar qué cantidad de enfermos hay, dado que muchos son asintomáticos. Desde que se conoció el primer caso en el barrio, se realizaron alrededor de 450 hisopados: se identifican a los familiares de los contagiados y se les realizan los testeos: “Esto nos permite ir directamente a las personas que, probablemente, tienen un contagio. Ese es el aumento exorbitante que tuvimos”. Se busca llegar a un total de 50 hisopados por día.

PLANTEOS E INCONVENIENTES ANTE LA CUARENTENA
En cuanto al comportamiento en cuarentena de los vecinos del Toba, el funcionario chaqueño señaló que “se respeta su cultura, con sus mecanismos diferentes”. Contó que ya se realizaron “cinco reuniones con distintos referentes del lugar que plantean que, entre ellos, es muy difícil controlar a los chicos. Hay familias de diez integrantes que viven todos juntos en la casa, entonces es muy complejo mantener a los chicos dentro de la casa. El trabajo que estamos haciendo con los referentes, es ir a las casas de los familiares de esos niños y explicarles a los padres la importancia del aislamiento, pero, realmente, tuvimos distintos inconvenientes y distintos planteos de la comunidad”.

Bittel, detalló a momarandu.com que uno de los obstáculos con los que se encontraron, fue que les decían que el coronavirus “era una enfermedad de los blancos hasta que el aislamiento era una cuestión de
discriminación, entonces es muy difícil entrar a una comunidad que siempre ha sido vapuleada, que tiene muchísimas deficiencias. Ante cualquier intromisión del Estado, surgen distintos planteos. También tenemos problemas con el consumo de alcohol y de drogas, por lo que hay equipo trabajando allá.”

Actualmente, el subsecretario de Gobierno del Chaco, indicó que “el barrio tiene un “cierre perimetral sanitario”. Solamente pueden salir quienes hayan sido hisopados y hayan dado negativo y estén manteniendo el aislamiento, “por eso se está haciendo la mayor cantidad de hisopados posible”. Explicó que “si la personas no tienen síntomas, no han tenido ningún contacto con los enfermos y no viven en la zona más afectada, entonces se les otorga un permiso para salir, solo para cuestiones esenciales”. Este cierre sanitario incluye levantamiento de tierra y rejas –para hacer más sencillo el paso de ambulancias-.


Raúl Bittel, subsecretario de Gobierno del Chaco


El barrio Toba está siendo asistido por distintos órganos de la Provincia, con alimentos, capacitación, un equipo de psicólogos y medicamentos. “Es un cierre bastante duro, incluso nos está acompañando el Ejército, Gendarmería Nacional y Policía Federal, para mantener una conciencia del aislamiento perimetral y de la necesidad de que se cuiden y nos cuidemos nosotros también junto con ellos”, y admitió que, como en muchos lugares, “hay un relajamiento social que no ayuda”, y apeló a la “conciencia ciudadana”.

FASES DE LA CUARENTENA
Ante la pregunta de si la provincia retrocederá en las fases de su cuarentena –tal como hizo la localidad de Fontana y como pretende el intendente de Resistencia-, Bitell contó que “el gobernador se reúne en distintos horarios con los equipos técnicos a fin de considerar estas cuestiones. En estos días los anuncios se verán”.

Respecto a la propuesta del intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, de volver a la fase 1, el subsecretario de Gobierno del Chaco expresó que “también hay que considerar que las distintas actividades tienen una presión muy grande sobre la necesidad de apertura. Pero tenemos que ponernos de acuerdo con los distintos sectores económicos que tienen menos riesgo para abrir”.

En tal sentido, detalló que trabajan con los distintos ministerios a fin de descentralizar las actividades y ejemplificó: “En los distintos lugares donde no hay farmacia, instar a algún privado a instalar alguna farmacia; estamos tratando de que la banca móvil se dirija a distintos puntos de la ciudad en distintos días; lo mismo con los pagos de servicios”.

PROPUESTAS DE LA UNNE
El martes, autoridades de la UNNE se reunieron con el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich. La Universidad propuso una serie de medidas para trabajar de forma conjunta ante la pandemia por Covid-19. Respecto a éstas, Bittel señaló que “todas las sugerencias –como la de grupos de abogados, médicos, los cultos y más- que estamos recibiendo son muy valiosas porque saben que cada sector tiene su particularidad, que cada lugar tiene su particularidad”.