Corrientes, jueves 28 de mayo de 2020

Sociedad Corrientes
ESTACIONEROS DEL NEA

La continuidad de bajante del Paraná podría afectar el abastecimiento de combustible

20-05-2020
COMPARTIR     
Expendedoras del Noreste Argentino alertan que podrían ver afectado su suministro si es que el bajo caudal de agua continúa resintiendo la navegabilidad de los buques de carga. Las caídas en las ventas permiten que aún haya combustibles en las Estaciones de Servicio.

El Río Paraná está sufriendo la peor bajante de los últimos 50 años y, según pronostica la Entidad Binacional Yacyretá, el nivel podría mantenerse en esos valores hasta el mes de noviembre.

Esta situación está preocupando a distintas actividades comerciales dado que los buques de carga están circulando con menor peso de su capacidad para poder avanzar sobre los canales, generando mayores costos en la logística, lo que se traduce en pérdidas de rentabilidad millonaria.

De persistir esta situación, una de las áreas afectadas podría ser la del expendio de combustibles, principalmente en el Noreste Argentino (NEA).

En diálogo con surtidores.com.ar, Miguel De Paoli, dirigente de la Cámara de Chaco de Estaciones de Servicio, advierte: “Nos preocupa el abastecimiento”.

Explica que “el 80 por ciento del combustible que se consume en la región NEA llega por barcos”. “Las plantas de almacenamiento están en la provincia de Chaco y de ahí se distribuyen a seis provincias del norte”, detalla De Paoli.

El empresario señala que en las próximas semanas no habría problemas de stock debido a la fuerte caída en las ventas que generaron las políticas de aislamiento social para mitigar el avance del Coronavirus. “Hoy, producto tenemos”, destaca.

En un principio, apenas implementada la cuarentena obligatoria en marzo, las ventas cayeron en torno a un 90 por ciento. Según el dirigente de la Cámara de Chaco, esa caída hoy ronda en 50 por ciento.

En ese sentido, el empresario advierte que, de recuperarse la demanda, tal como está previsto, y de persistir la bajante en el caudal del Río Paraná, podría darse una situación de desabastecimiento de combustibles en las provincias del norte.