Corrientes, jueves 04 de junio de 2020

Sociedad Corrientes
SECRETARIO DE LA CÁMARA ARGENTINA DE COMERCIO

Reclaman medidas de flexibilización inmediatas para funcionamiento del comercio y los servicios

08-04-2020
COMPARTIR     
"El setenta por ciento de la actividad está paralizada, y eso no resiste muchos días más", expresó en declaraciones a momarandu.com, el secretario de la cámara de comercio argentina, Mario Grinman, mientras se esperan medidas de flexibilización para el comercio en todo el. Consideró que "las entidades bancarias tienen que trabajar normalmente" y calificó de "incomprensible" que, ante el COVID-19, hayan dejado a la economía argentina sin acceso a operaciones bancarias.

El secretario de la cámara de comercio argentina, Mario Grinman dijo en declaraciones a momarandu.com que “si bien es cierto que hay que proteger tantas vidas como se pueda, en el proceso no se debe destruir la economía. Nosotros hicimos unas propuestas interesantes de cómo creemos que debe ser la apertura del sector comercial..."

Grinman consideró que “los empleados mayores de sesenta y cinco años debe continuar en sus casas, percibiendo su salario, y aquellos que son menores de sesenta y cinco años y que vivan en un radio no mayor de cincuenta cuadras del supuesto trabajo asistan a trabajar. Que, también, los comercios abran con una reducción de personal, que trabaje alrededor del treinta por ciento o con el cuarenta por ciento en algunos casos, con turnos rotativos, es decir: una tercera parte trabajará un día, la otra tercera parte trabajará otro día, y así sucesivamente, y también, con esa misma proporción, que permita el ingreso de consumidores, con todas las salvaguardas sanitarias necesarias".

"En el caso de los shoppings, que sean con la afluencia de público, una persona cada dieciséis metros cuadrados, y en los comercios con las mismas circunstancias de las que hablaba anteriormente. Lo mismo sería para los sectores gastronómicos. Un restaurante, por ejemplo, que tiene normalmente cincuenta cubiertos o cien cubiertos, bueno, que trabaje con hasta el cincuenta por ciento, no más de veinticinco, cincuenta cubiertos, ¿sí?, por turno. Por lo menos, eso nos va a permitir a los empresarios comerciantes, tener un flujo de caja diario que va a ayudar, si bien no va a alcanzar, pero va a morigerar, para poder pagar los sueldos a fin de mes".

El secretario de la Cámara Argentina de Comercio, dijo a momarandu.com que si esta reapertura no se realiza, “va a ser muy complicado, ya el mes de marzo fue muy complicado, ya algunos empresarios han pactado de común acuerdo, con sus empleados, que son conscientes de la situación, bajas en sus salarios, y lo están pagando en cuotas porque la realidad es que hade dos años que venimos en recesión, y ocho años más en caída de la economía, así que, la gran cantidad de las empresas argentinas, PyMes, medianas y grandes, muy pocas tienen espaldas, para poder estar veinte días, veinticinco días sin trabajar, sin generar caja".

"Nosotros tuvimos reuniones el mes pasado con el presidente Alberto Fernández en Olivos, y con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero en la Casa Rosada, reuniones muy interesantes en las que acercamos todo tipo de propuestas. Estuvo la Unión Industrial y la CGT, en esta reunión en Olivos estuvimos solos, y el gobierno está proclive, con una enorme predisposición, pero siempre tiene la preocupación de privilegiar el cuidado y salud de todos nosotros, los argentinos. Sin tener una visión extremadamente optimista de lo que puede pasar, nosotros pensamos que, para el fin de semana, el gobierno estaría anunciando esta apertura gradual".

"La idea es cambiar el concepto de aislamiento social por el de distanciamiento social. Yo creo que ese sería el primer camino".

IMPACTO
"Nosotros tenemos un entramado de representación tremendo, en cada ciudad o pueblito de la República Argentina, no importa el tamaño, de manera directa o indirecta, tenemos una representación de la Cámara Argentina de Comercio y, recibimos, todos los días, preocupaciones. En épocas de las llamadas normales, así que imagínese lo que hoy son nuestros teléfonos, nuestros correos electrónicos, están explotados. Claro que tenemos en cuenta la situación del entramado comercial de todo el país, es muy compleja la situación, no solo en el ámbito de la Capital Federal sino también en cualquier ciudad de nuestro país", manifestó Grinman a momarandu.com.

"Nosotros no estamos pidiendo para un sector geográficamente ubicado. Cuando hacemos un pedido, lo hacemos para todo, absolutamente para todo, conociendo la realidad de lo que está sucediendo, y es complejo, con algunas cosas que quizás, en el interior, y se lo dice una persona del interior, porque yo vivo en la provincia de Entre Ríos, y conozco la situación", detalló.

"En el interior, quizás, tenemos alguna ventaja leve, que tiene que ver con el tema del transporte. Nosotros vamos a trabajar o caminando o en bicicleta o en moto, hay un medio de transporte, un colectivo, pero no vamos con el hacinamiento que se produce en las grandes urbes, eso es una ventaja para el tema del cuidado de la sanidad, así que, en ese sentido, quizás somos unos privilegiados, porque el tema del transporte, no es un tema menor, es un tema complejo que hay que tener en cuenta para evitar los contagios", consideró.

BANCOS
“Impacta enormemente, pero además es incomprensible a esta altura que las actividades bancarias no estén operando en cierta normalidad, porque están operando los supermercados desde el primer día, las ferreterías, las veterinarias, las farmacias, y los bancos no, y no se entiende esta situación, realmente, porque, la entidad bancaria es la herramienta fundamental que agiliza la economía, la dinámica de la economía”, sostuvo el secretario de la Cámara Argentina de Comercio ante momarandu.com.

Así, Grinmam contó: “Hoy está sucediendo que, si se meten en el interior del país, muchas entidades bancarias no están recibiendo depósitos. Sí, ponen dinero en los cajeros para que la gente la retire, pero no están recibiendo depósitos. Pero, además el bancario llama a un empresario para decirle: "Mirá, Pepe, tenés que cubrir tu cuenta". Y Pepe le dice, y cómo querés que la cubra si vos no me recibís depósitos. Entonces, es una barbaridad lo que está sucediendo. Realmente, por utilizar una palabra clave: es incomprensible. Las entidades bancarias tienen que trabajar normalmente. Con personal reducido, sí, por supuesto, con personal reducido, pero siempre debieron haber trabajado normalmente".

"El setenta por ciento de la actividad está paralizada, y eso no resiste muchos días más", concluyó.

PROPUESTAS
En Olivos, los representantes de la CAC acercaron a Fernández propuestas en torno a dos ejes. El primero se refiere a la posibilidad de establecer un aislamiento social selectivo, que permita un paulatino regreso a la actividad. Para ello, se propuso:

• Autorización de tareas presenciales solamente a trabajadores, fuera de los grupos vulnerables, que residan en, por ejemplo, un radio no mayor a 5 km de distancia del lugar de trabajo para la primera etapa, luego de 20 km para la segunda, y así sucesivamente.
• Establecimiento de horarios especiales para evitar la generación de "horas pico" en los medios de transporte. En la primera etapa jornadas de 6 horas y luego ampliarlas gradualmente.

• Flexibilización de las restricciones que afectan la logística del comercio electrónico, clave en este momento como alternativa al canal tradicional. Es indispensable permitirles a los comerciantes ir hasta sus locales o depósitos, con una dotación de empleados limitada y sin atención al público, para que puedan vender y despachar los pedidos directamente a través de un servicio de paquetería, correo o fletes habilitados.

A la vez, la CAC solicitó una amplia simplificación de trámites burocráticos y una pronta apertura, al menos parcial, de las sucursales bancarias, indispensable para la realización de ciertas operaciones.

El segundo de los ejes, en tanto, consistió en medidas de apoyo financiero e impositivo a las empresas. En este sentido se propuso:

• Otorgamiento de un préstamo instantáneo y directo, a tasa cero, que se acredite en las cuentas sueldo de los trabajadores. El monto del préstamo debería ser equivalente a la diferencia entre el salario del trabajador y el pago que efectúe la ANSES (Asignación Compensatoria al Salario) o el Ministerio de Trabajo (Repro Asistencia por la Emergencia Sanitaria), según DNU 332/2020, de creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

• Postergación de pagos de los aportes personales y aportes y contribuciones y ART correspondientes a los sueldos de marzo y abril. Apertura de un plan de facilidades de pago en seis cuotas para su cancelación con vencimiento a partir de los 60 días de finalizado el período de aislamiento.

• Exención del 100% del pago de contribuciones patronales de los sueldos de marzo y de abril, extensible a los meses siguientes según la evolución de la pandemia y de sus consecuencias.

• Postergación de los vencimientos de impuestos que operaban en abril de los tres niveles de gobierno (IVA, impuesto a los débitos y créditos bancarios, Anticipos de Ganancias, Ingresos brutos y tasas municipales).

• Suspensión por dos meses de todos los regímenes de recaudación anticipada de los tres niveles de gobierno (retenciones y percepciones).

La comitiva de la CAC estuvo encabezada por su presidente, Jorge Luis Di Fiori, quien asistió junto a Eduardo Eurnekian, Alberto Grimoldi y Víctor Dosoretz, integrantes de la Mesa Ejecutiva de la institución.