Corrientes, lunes 28 de septiembre de 2020

Sociedad Corrientes
RELEVAMIENTO ESTADÍSTICO

Observatorio de Conflictos Sociales califica "arbitrarios" y "represivos" resultados de controles policiacos por COVD-19 en Chaco y Corrientes

25-03-2020
COMPARTIR     
El estudio en proceso muestra que desde el viernes 20/3 hasta el lunes 23/3 se produjeron 2012 detenciones en las provincias de Chaco y Corrientes, alertaron.

El Observatorio de Conflictos Sociales en el Nordeste Argentino (OCSo-NEA) de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) junto a la Red de DDHH Corrientes alertaron que durante las noventa y seis horas posteriores a la presentación del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 297/2020 de la Nación, en ambas provincias se han registrado más de dos mil detenciones.

Este total, resume los resultados de las detenciones llevadas a cabo por las fuerzas policiales en el marco del “aislamiento social preventivo y obligatorio”, precisaron.

"El estudio en proceso muestra que desde el viernes 20/3 hasta el lunes 23/3 se produjeron 2012 detenciones en las provincias de Chaco y Corrientes", alerta el informe.


"Estos procedimientos se dan el marco de un estado de excepción en el que -invocando a la democracia- han quedado suspendidas garantías constitucionales, afectando principalmente al sector popular (trabajadorxs informales, changarines, carreros y trabajadoras sexuales)", describen el Observatorio de Conflictos Sociales en el Nordeste Argentino (OCSo-NEA) de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y la Red de DDHH Corrientes.

El estudio precisa que, en magnitud, la provincia de Chaco ha aglutinado un número tres veces mayor de detenidos que Corrientes: 1451 casos.

"Esto que se debe a múltiples factores, como la circulación del CoVid.19 en el territorio, pero también a la arbitrariedad policial y el nivel de represión que se venía advirtiendo desde el inicio de la gestión de Capitanich. El registro de detenciones durante el viernes 20 fue de 212 personas, el sábado 21 395, el domingo 22 aumentó a 563 y el lunes 23 fue de 281. El Gran Resistencia -distrito más pobre del país- concentra la mayor cantidad de casos, pero se conocido números hechos en jurisdicción con una densidad demográfica mucho menor: Charatas (236), Villa Ángela (221), Sáenz Peña (157) y Castelli (125)", detalla.


Luego, agrega que, en la provincia de Corrientes, se ha contabilizado hasta el 23/03 un total de 573 personas detenidas.

"El viernes 20 se han registrado 114 detenciones, el sábado 21 fueron 151, domingo 22 la cifra descendió a 112 y ayer lunes 23/03 se incrementó a 196. Se tiene conocimiento de al menos seis casos judicializados: 1 penal y 5 contravencionales. La Capital concentra más de 50% de los casos, pero solo en 48 horas (entre domingo 22 y lunes 23) hubo 92 detenciones en localidades del interior", precisa.

El Observatorio de Conflictos Sociales en el Nordeste Argentino (OCSo-NEA) de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y la Red de DDHH Corrientes subrayan que la base de dato en elaboración ha sido confeccionada en base a reportes oficiales de las policías de Corrientes y Chaco, sus respectivos ministerios de Seguridad e información periodística.


"Más allá de los “datos oficiales” también hay que tener en cuenta las decenas de denuncias por redes sociales de aprensiones, persecuciones y hostigamiento en los barrios de Chaco y Corrientes. Circulan videos donde se ve un trato alejado de las mínimas medidas sanitarias para evitar contagios. Se amontonan personas provenientes de distintos lugares y los dejan encerrados en sitios reducidos incluso en celdas superpobladas, sin medidas de prevención del coronavirus. Estos procedimientos, lejos evitar la expansión de la pandemia atentan contra la vida y salud de todxs", señalan los investigadores.

"No podemos soslayar la situación de las personas presas, sólo en las últimas 48 horas se registraron seis protestas -tildadas de “motines”- en cárceles de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Chaco. Hoy en las cárceles de Corrientes y Chaco el hacinamiento y la falta de higiene elemental puede conducir a una situación semejante", agregan.

"La normalización del control y la represión en democracia nos resulta alarmante. En este nuevo 24 de marzo, aniversario del inicio de la dictadura genocida, consideramos necesario visibilizar este tipo de prácticas y denunciar las arbitrariedades que se están realizando mientras el grueso de la población permanece indiferente en su aislamiento. Creemos que con el argumento de una crisis sanitaria el Estado no puede avasallar nuestros derechos conquistados con lucha popular", concluyen.