Corrientes, martes 22 de septiembre de 2020

Cultura Corrientes
DELEGACIÓN CHAQUEÑA EN LA 30º FIESTA DEL CHAMAMÉ

Alas del Don Aledo Meloni para iluminar la obra folclórica del gran Coqui Ortiz

28-01-2020
COMPARTIR     
Foto: 30º Fiesta Nacional del Chamamé, 16º del Mercosur. 

(Por Facundo Sagardoy para momarandu.com) Como es su costumbre, el cantor chaqueño, Julio Alberto “Coqui” Ortiz, eligió compartir con las más de diez mil personas que lo oyeron en la Fiesta Nacional del Chamamé 2020 un poema de Don Aledo Luis Meloni hecho canción y enmudeció de belleza al Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola: “El aquerenciado”, de “Parece Pajarito”.

Con la cadencia y armonía características en su obra musical, Ortiz trasladó al Anfiteatro colmado hacia un torbellino de poesía en una de las últimas lunas a las que la fiesta mayor del folclore del litoral cantó este año.

Por unos minutos, allí, sobre el escenario Osvaldo Sosa Cordero frente a músicos de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina, convocados para oírlo, con la voz en alto, montado en su guitarra, junto al piano de Mora y el acordeón de Ramirez, una vez más, Ortiz, se constituyó remanso para que emerja en él la obra formidable del poeta Don Aledo Meloni.

Momarandu.com lo entrevistó.


Foto: Coqui Ortiz en la 30º Fiesta Nacional del Chamamé 16° del Mercosur. 

-MOMARANDU.COM: Una vez más, Corrientes recibe tu folclore como un segundo hogar, y su público, una nación sin fronteras, alza su aplauso desde un profundo silencio...
-COQUI ORTIZ: La verdad es que sí, fue un lindo recibimiento de la gente. Para mí, siempre digo, la alegría es doble porque, como ya lo dije, siempre fui y soy, sigo siendo público de esta fiesta. Acá pasan todos los artistas que yo admiro, de los que siempre escuché obras, y durante muchos años solamente venía con la conservadora y la silleta a instalarme y a pasar toda la noche escuchando. De pronto, tener la posibilidad de tener, hoy, como desde hace diez años, y poder mostrar lo nuestro, es realmente una cosa importantísima, y la alegría es doble por esa razón.

-M.: En esta edición, Ñanderekó, todos han hecho sobre el escenario lo que ha salido de su corazón, en gran medida, su paisaje más amado florecido canción... ¿Qué inspira tu obra?
-COQUI ORTIZ: Viste que el tiempo que tenemos es breve, pero, en esta oportunidad, ese tiempo lo compartí: traje una poesìa de Don Aledo Luis Meloni que, para nosotros, los chaqueños, es un referente, y también hice un tema nuevo, que todavía no grabé, y hubo dos temas instrumentales. El espacio para la música instrumental me parece valiosísimo, porque, aparte, tengo dos hermanos del camino que son dos grandes instrumentistas. Poder compartir con ellos, esto que a nosotros nos gusta tocar, es también escuchar muy bien, desde arriba, un sonido bárbaro. Estamos tocando como unos líderes, y eso es maravilloso.

COQUI ORTIZ, CANCIÓN CON ALAS




“Coqui” Ortiz subió al escenario de la 30º Fiesta Nacional del Chamamé 16 del Mercosur junto a Juan Mora en piano y a Julio Ramírez acordeón.

-M.: Entre grandes maestros y jóvenes valores, ¿Cómo sientes a tu Chamamé?
-COQUI ORTIZ: Acá hay una muestra cabal de que pueden convivir todas las composiciones de hace cien años atrás... tienen que seguir sonando, tienen que seguir, incluso, apareciendo en las voces nuevas, y también las composiciones nuevas. En eso, me parece que, este público, es un ejemplo, porque la experiencia que tengo siempre fue de un total respeto con lo que nosotros hacemos, que no es lo que la gente conoce o está habituada a escuchar, y después se saca la gana de contar con los artistas los temas clásicos que todos nos gusta. A mi me parece que esa convivencia, ese equilibrio es el que tiene que suceder. Que no perdamos de vista lo que sonaba y que podamos hacer lo nuevo.

-M.: El chamamé, hoy también, se plantea una interrogante con el origen del folclore campesino que experimenta en la ciudad con el oído jóven.
-COQUI ORTIZ: Sí. Pero me parece que esas son cosas que van de la mano de los tiempos. En el caso mío, nosotros ya somos músicos y poetas criados en la ciudad. Uno refleja eso que tiene y, bueno, lo otro sigue sucediendo, pero me parece que vuelvo a lo mismo, son cosas que tienen que convivir de manera armónica.

“COQUI”, EL MÚSICO

Julio Alberto Ortiz, "Coqui", nació el 21 de Abril de 1972 en Colonias Unidas, Chaco. Es autor, compositor y guitarrista.

Luego de una niñez y adolescencia rodeadas de músicos y poetas, inicia su juventud como una de las grandes promesas del folklore de Chaco.

A partir del año 2002, con su primer conjunto inicia presentaciones que, en adelante, lo llevarán a compartir escenario con grandes músicos y maestros del folklore, entre ellos, Teresa Parodi, Nini Flores, Raúl Barboza, Jorge Fandermole, Liliana Herrero, Matías Arriazu, Carlos Aguirre, Humberto Falcón, “Chaco Gualamba“, Juan Quintero, Luna Monti y Julio Ramírez.

Ese mismo año, 2002, su obra musical comenzará a ser difundida en el disco “Coqui Ortiz en grupo” , en los temas "Chamamé que se eleva", "El músico y el acordeón", "Para Chaco y Corrientes", "Hermana memoria", "Flor silvestre", "Despenadero", "Esta herida sobre el mundo", "Capitán de sueños", "El matecito de las siete", "El trencito va", "La niña", y "Cuestiones con el barrio".

En 2005, presenta su segunda composición discográfica “Parece Pajarito”, en el que graba otros once temas: "Cigarra", "Recuerdos de ronda", "La fortuna de mi guitarra", "Canoa", "Cruz", "Garzas viajeras", "Mate cocido con bananas", "Dígame Juan", "El matecito", "Estrella", "El aquerenciado" y "Parece pajarito".

En 2014 presenta "La palabra echa a volar en el viento", su tercer disco, donde, en otros doce temas, su voz y guitarra se sumergen en la exquisita obra lírica del gran poeta "aquerenciado" chaqueño Aledo Luis Meloni: "La Palabra echa a volar en el canto", "Coplero", "Infancia", "Fuente", "Pueblo", "Arbolito del querer", "Seis coplas de mocedad", "Soldadito de plomo", "Canciones del amor ingenuo", "Mi libertad", "Por un sendero" y "Elegía para un niño"

Es invitado habitual de la Fiesta Nacional del Chamamé de Corrientes y del Festival de Cosquín de Córdoba.


Foto: Ortiz junto a Mora y Ramirez en el escenario Osvaldo Sosa Cordero. 2020. 

ALEDO LUIS MELONI, PALABRAS CON ALAS

Aledo Meloni, hijo de inmigrantes de Macerata, Italia, nació el 1 de agosto de 1912 en Estación María Lucila, Buenos Aires y murió el 11 de enero de 2016, a la edad de 103 años, en Resistencia, Chaco, reconocido por artistas y académicos como el gran poeta chaqueño, gran exponente de la literatura lírica del norte argentino.

Meloni vivió en Chaco desde 1937 cuando fue designado a dar clases en el "Campo del Cielo". En ese lugar, fundó una escuela.

Desde 1956 vivió en Resistencia. Se jubiló en 1963. Ya retirado prestó servicios en la Biblioteca Popular Herrera, una de las más conocidas en la capital del Chaco. En 1982 fue nombrado "Caballero de la Orden de Mérito deItalia" y en 1990 "Premio Santa Clara de Asís". La Universidad Nacional del Nordeste lo nombró Doctor Honoris Causa el 24 de mayo de 2006.


Foto: Aledo Luis Meloni. 2016. 

A través de los años, su obra ha sido largamente celebrada por ofrecer una formidable descripción del llamado Chaco profundo y de su gente, territorio provinciano occidental, mitad desierto, mitad bosque impenetrable.

Sus poemas se reúnen principalmente en los libros "Poesía elegida", "La tentación de la palabra: obra poética total", "De copla somos" y "El fulgor de la copla: antología poética".

 “El aquerenciado”, de Aledo Luis Meloni (adaptación)

Ando cantando de paso / desde el tiempo que he nacido
Una luna me ha parido / chiflando en los pastizales
Y un coro de cardenales / soñando a los cuatro vientos
me regaló el fundamento / que acarician estas manos
como si fuera un hermano / que me brinda el pecho abierto.

En esas noches serenas / oyendo cantar al cielo
pegadito contra el suelo / me desgarraban las venas
estas seis cuerdas morenas / brindándome sus acordes
como un ramito de flores / que del campo se desprenden
y a las estrellas ascienden / para ofrecer sus primores

Soy hombre de un solo pago, / aunque hayan muchos caminos
adonde quiera que voy, / llevo su estrella conmigo
Soy hombre de un solo pago / aunque hayan muchos caminos

Hermosas tierras las otras / pero en ninguna me afinco
/ cuando me ofrecen un mate / yo prefiero el del estribo
Soy hombre de un solo pago / aunque hayan muchos caminos

Al camino que me trae / cantando lo desovillo /
/ y aunque yo admiro lo ajeno / siempre regreso a lo mío
Soy hombre de un solo pago / aunque hayan muchos caminos
Soy hombre de un solo pago / aunque hayan muchos caminos