Corrientes, martes 22 de septiembre de 2020

Cultura Corrientes
GRUPO BUENA FE, DE BELLA VISTA, CON MOMARANDU.COM

Andrés Ruiz Díaz: Como decía Landriscina: "El día que se funda el mundo lo único que va a quedar es el chamamé"

27-01-2020
COMPARTIR     
(Por Facundo Sagardoy para momarandu.com) “El Chamamé es un estilo de vida, es una manera de vivir. Para el correntino es su gran patrimonio. Uno, al decir Corrientes, también dice Chamamé”, expresa Andrés Ruiz Díaz, guitarrista del Grupo Buena Fe, de Bella Vista, a momarandu.com.

En su canto reviven el alma cultivada por el suelo natal y la experiencia del amor y la emoción que trasladan los versos en la canción chamamecera sobre una composición aguda en torno al ser que transita un camino hacia la redención.

Su nombre es Buena Fe, un grupo con más de dos décadas de vida compuesto por Antonio Rossi y Ramón Morales en voces, Daniel Micelli en acordeón, Bruno Serial en guitarra y Andrés Ruiz Díaz en guitarra.

Este año, Buena Fe salió al escenario Osvaldo Sosa Cordero en la segunda luna de la 30º Fiesta Nacional del Chamamé 16 del Mercosur para cantar a los grandes maestros del folclore del litoral y compartir un tema de su disco “Vivencias del Interior" ante más de diez mil personas convocadas dentro del Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.

Cantaron "Amor Supremo" de Salvador Miqueri y Tránsito Cocomarola. "El Rancho Solo", de Montiel y Rojas y “Y nos Quitaron el tren”, de A. Rossi, y se retiraron entre sapucays y miles de aplausos.

Momarandu.com entrevistó a Andrés Ruiz Díaz, guitarrista del grupo y uno de sus primeros integrantes.

LA FIESTA, LA COMUNIÓN DE LOS CORRENTINOS
-MOMARANDU.COM.
: ¿Tocaron algo de Miqueri y Cocomarola?
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: Sí. El primer tema fue de Miqueri y Cocomarola. Entre los otros temas, hay compuestos por nosotros de un disco que se llama “Vivencias del Interior”, que se grabó en el 2000. De hecho, tocamos sobre la quita del tren en esa época, que comunicaba a los pueblos, y nos pareció que, proyectar en una canción lo que sucedía en ese momento... es muy importante. Casualmente, antes de salir a tocar esta vez, nos cayó la ficha, como dice la canción, que al mentado año 2000, llegamos y es 2020, y son veinte años los que han pasado, veinte años de ese disco y de esa canción...

Luego de su lanzamiento a poco de iniciar el siglo XXI “Vivencias del Interior” halló un cálido refugio entre las composiciones de los chamameceros de Corrientes,

El disco fue celebrado por su profundidad poética y por la humilde sinceridad con la que ilustra su pueblo, Bella Vista, y la vida de sus habitantes.

En él, pueden oírse trece temas: "Oro Changarín", "Regalo de Dios", "De Oficio Pescador", "Ana de Siempre", "De Amor y Verdad", "Ana Rómula Lavandera", "Acunando tu ternura", "Ya no estás", "De tres mojones", "Pascual", "...Y nos quitaron el tren", "Para el amigo de siempre" y "Mi Bella Vista".

-M.: ¿Cómo sintieron a sus composiciones este año sobre el escenario? ¿Cómo vieron responder al público?
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: Siempre es un placer estar en esta mega fiesta. Es como la comunión de los correntinos. Esto es la muestra de lo que el correntino es capaz cuando se trata de su música, su canto y su rezo. Entonces, participar de esta fiesta, es una gran comunión. Sentimos que la provincia muestra al mundo de lo que es capaz, de la energía que tiene el chamamé. Como decía Landriscina: "el día que se funda el mundo lo único que va a quedar es el chamamé".

IDENTIDAD, EL ÚLTIMO DISCO DE BUENA FE
En 2016, quince años luego de “Vivencias del interior”, el grupo volvió a presentar un disco: "Identidad", con once temas producidos en "La Plantita Récord", Bella Vista.


Disco: Identidad. Grupo Buena Fe. 2016. Bella Vista. Corrientes.

ORGULLOSOS DE SER COMO SOMOS
Ruiz Díaz también habló con momarandu.com sobre las relaciones que ha forjado el grupo a lo largo de sus años de vida, y, como músico, sobre cómo vive el chamamé.

-M.: En todos estos años de grupo, en toda esta vida dentro del chamamé, entre tantos jóvenes e instrumentos con progresión y cadencia abiertos. ¿Cómo se siente Ud.?
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: Es un camino difícil, sostener un proyecto por décadas, es todo un desafío, y estar con los mismos amigos de siempre, nos fortalece. El grupo está conformado, en su mayoría, con la gente con la que hemos empezado, han cambiado dos, pero hace más de diez años. Esto es una proyección de la familia. Uno, cuando sale, a la ruta, a caminar, para hacer su trabajo en la música, pasa a ser como la familia del camino, entonces, nosotros disfrutamos mucho antes de tocar, mientras tocamos, y después de tocar. Este es un trabajo con una bendición muy grande. Eso nos pone feliz.

-M.: Ruiz Díaz, dice, ésta es una canción bendita, esta es una familia para el camino... parte de su ñanderekó. En composición, como músico ¿Cómo vive en Ud. el chamamé?
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: El Chamamé es un estilo de vida, es una manera de vivir. Para el correntino es su gran patrimonio. Uno al decir Corrientes también dice Chamamé. Si uno emigra, a veces, de acuerdo a las situaciones, las políticas que vivimos y que sufrimos, sea el tiempo que sea, sean años, sean décadas, el correntino lleva dentro su música. Su música es la que a pesar de su mal pasar, depende del lugar en el que esté, es el que lo acompaña, y, entonces, cuando suceden este tipo de fiestas, uno regresa y se reencuentra. Hoy, con los medios que tenemos, las redes y todo eso, bajamos de tocar y seguimos teniendo comunicación con amigos, familia que vive en Buenos Aires, alguno que vive en el sur... alguno que mira en New York, correntinos amigos que viven hace más de veinte años allá y nos manda sus saludos. Y está bueno, eso, eso que genera el chamamé. Creo que genera el correntino eso, tenemos una forma de ser por la que, a pesar de que nos vamos, nunca nos desarraigamos de nuestras costumbres, de nuestra forma de ser, es más, somos orgullosos de ser como somos.

EL CHAMAMÉ ES NATURALEZA
-M.
: Hay una frase muy interesante de Cocomarola (hijo) dos años atrás define al chamamé como "la canción sencilla que entra al corazón". ¿Cómo obra para Ud. qué es?
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: Uno transmite sus vivencias. Una vez escuché una definición del chamamé: el chamamé es el sonido del río Paraná. A mí me quedó esa frase. Eso porque, yo soy, y somos de Bella Vista, y venimos de un lugar en el que crecimos con el río, crecimos con el aroma del agua dulce, de sus peces, de su barranca, de sus palmeras, y uno se siente un atardecer a tomar mate frente al Paraná y se imagina el chamamé. Me han contado amigos que viven en Santa Fe, por donde pasa el río, amigos de Santa Fe y de Entre Ríos, por donde pasa el río, y sienten lo mismo.

“El chamamé es naturaleza en conjunción con el sonido”, subraya Ruiz Díaz.

“Uno transmite su paisaje, sus costumbres, su desarraigo, su desamor, su enamoramiento, todo eso... todo tiene que ver, y todo tiene que ver con esta tierra. A partir y a través del paisaje se genera todo esto. Si uno está enamorado, va a tomar unos mates con su guaina, y va al río, y está el chamamé; uno está triste, y va a tomar mates al río, y está el chamamé; uno se siente alegre y quiere tomar algo fresco, y va al río, y está el chamamé. El chamamé y el agua, tienen la misma profundidad y fuerza, hablo de la profundidad y fuerza de nuestra canción. El chamamé es uno de los géneros más profundos y más sufridos porque somos canciones orilleras. Hoy, estamos disfrutando de esta mega fiesta, que esto no hace mucho... El chamamé fue una música marginal, en sus principios. Hoy, que esté sucediendo todo esto, que estemos los brasileros, los uruguayos, los paraguayos, el porteño, el santafecino, el entrerriano, es como un triunfo... entonces, calculá vos: la naturaleza, que te trae, te trae un sonido de chamamé: ¡somos bendecidos por haber nacido en esta tierra!”, expresa.

TODO PASA POR EL CHAMAMÉ
-M
.: Agradezco esa definición: la naturaleza trae consigo el sonido del chamamé.
-ANDRÉS RUIZ DÍAZ: Yo al pueblo le digo, que deseo que nos encuentre siempre así, alegres, orgullosos, con muchas definiciones... siempre somos orgullosos de vestirnos como nos vestimos, de tocar la música que tocamos, de pisar este escenario. Uno, cuando sale fuera de su provincia, se siente orgulloso de ser correntino, y no es poca cosa... Ojalá, siempre, nos encuentre así, por eso, me parece fabuloso que esto no se llame festival, que sea Fiesta, porque esta es la verdad, esta es la fiesta de los correntinos... nos encontramos todos los años acá, en esta misma fiesta, en esta misma fecha, con muchas aspiraciones, con gente con la que quizás, sólo una vez en el año nos vamos a encontrar, y es esto, nos contamos cosas, cosas del camino, intercambiamos discos, libros, anécdotas, nos contamos que han nacido hijos, nietos, un montón de cosas, y todo pasa por el chamamé. El chamamé nos une acá y, a través de eso, se dispersa lo que nos hablamos, lo que nos contamos, lo que intercambiamos, así que, lo único que puedo decir es que ojalá el pueblo correntino siga siendo feliz en su fiesta.

Noticias Relacionadas

Más títulos de sección