Corrientes, martes 25 de febrero de 2020

Sociedad Corrientes
PREVENCIÓN

Advierten que el fuego produce un desbalance con graves pérdidas para el ecosistema y en la economía

21-01-2020
COMPARTIR     
Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA- consideran fundamental poner el foco las tareas de prevención de incendios que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

Alejandro Pezzola –especialista en sistemas de información geográfica del INTA Hilario Ascasubi, Aires– aseguró que, “el fuego es un moderador del paisaje, pero cuando su frecuencia excede, el ritmo natural, se produce un desbalance con graves pérdidas para el ecosistema y en la economía del territorio”.

En este sentido, desde el INTA consideran fundamental poner el foco en las tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

“Para prevenir los incendios, se recomienda hacer un adecuado manejo del pastoreo y rotación de cultivos en zonas susceptibles de incendio, como así también realizar quemas preventivas controladas en los momentos adecuados durante el año”, señaló Pezzola.

En el periodo estival es el de alta vulnerabilidad de nuestro ecosistema pastizal, que cubre parte del sur de Buenos Aire, Rio Negro; tenemos que recordar que vientos de más de 20 km/hs. la propagación de las llamas es rápida y en esas condiciones se dificulta el ataque y contención de los incendios.

Además de mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.

También es importante no dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.

A su vez, resulta imprescindible realizar corta fuegos de 20 metros, en los potreros linderos a las rutas o líneas férreas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación. Asimismo, coordinar con municipios y vialidad provincial-nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas.

Para el interior del establecimiento, los técnicos del INTA recomiendan mantener los márgenes de alambrados libre de vegetación. Y, cuando se realicen quemas de potreros, en los meses de otoño e invierno, avisar con 72 horas de antelación a los cuarteles de bomberos más cercanos para una buena planificación. “En los meses más calurosos no se deben realizar quemas”, resaltó Pezzola.

En todos los casos, es clave tener muy presente los parámetros de temperatura, humedad y viento para realizar quema controlada, para lo cual es importante consultar los pronósticos climáticos.

Las condiciones generales indican una alta peligrosidad, en la zona del Espinal y del Monte, con las precipitaciones por debajo de la media histórica, y con un aumento paulatino de la temperatura, se deben extremar las precauciones para evitar los incendios rurales y forestales.