Corrientes, viernes 28 de febrero de 2020

Cultura Corrientes
30º FIESTA NACIONAL DEL CHAMAMÉ 16º DEL MERCOSUR

Máximo Benítez: "El chamamé es algo que me apasiona"

20-01-2020
COMPARTIR     
(Por Facundo Sagardoy para momarandu.com) "El chamamé es algo que me apasiona, y, como lo dije, que me enamora mucho", comparte con momarandu.com el joven chamamecero Máximo Benitez, guitarrista y cantor correntino, valor destacado entre las primeras galas de la 30º Fiesta Nacional del Chamamé 16º del Mercosur, en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.

Con sombrero blanco y remera negra y grabada en su pecho la palabra chamamé, Máximo Benítez fue una de las voces más jóvenes en pisar como solista el escenario Osvaldo Sosa Cordero en la 30º Fiesta Nacional del Chamamé, 16º del Mercosur, que transcurre en la Ciudad de Corrientes hasta el próximo 26 de enero.

Tan sólo 14 años y un par de canciones grabadas en un "sencillo" fueron suficientes para, este año, reunir definitivamente a su enorme talento con la profesión de cultivar con su canto "la esencia" que, según dice, desde este momento, será parte de él durante su vida entera: ñanderekó, el ser chamamecero.

Un chamamecero que brota con una sonrisa de oreja a oreja, con armonías agudas entre sus cuerdas y formas graves entre las palabras con las que expresa su amor por todo lo que "Dios le ha dado": "sus padres", "su familia", "su suelo", "la música", su voz potente, profunda y feliz.

Momarandu.com habló con él luego de que homenajeara sobre el escenario con un delicado repertorio a uno de sus más admirados maestros, el cantante, guitarrista y compositor curuzucuateño Ricardo “Tito” Gómez

MOMARANDU.COM: Máximo Benitez, Una voz muy fuerte, muy potente, con mucha garra, pero ante todo muy jóven, despegando en la Fiesta Nacional, 30º Edición. ¿Cómo te sentiste sobre el escenario?
-MÁXIMO BENITEZ: Me sentí muy pero muy contento, muy feliz, fue una experiencia hermosa... mucha adrenalina, y también un poco de nervios. Al cantar, me fui soltando.

M: ¿Qué compartiste con el público desde el Sosa Cordero?
-MÁXIMO BENÍTEZ: Las canciones que canté sobre el escenario, fueron del señor y maestro Ricardo Tito Gómez, que se fue hace unos meses de acá, partió hacia el cielo, y bueno... tuve el privilegio de que él nos haya dejado esas obras y el privilegio de que él fuera mi maestro. Lo quise homenajear de esta forma.

M: ¿Cómo sentiste a las composiciones de tu maestro, Gómez, en tu propia voz?
-MÁXIMO BENÍTEZ: Lo que tengo en mi mente, y en parte de mis sentimientos, es que, cuando hablaba con él, yo lo escuchaba reír... él siempre hablaba del amor. Todas sus canciones, las canciones que hizo, sus obras, hablan del amor, siempre del amor. Muy pocas, otras veces, las dedica a nuestra fauna y a nuestra flora, a alguna persona en especial. Pero siempre, siempre, habla del amor. Y eso, a mi me incentiva. Me incentiva porque, bueno, ¡es el amor! Uno, al estar enamorado, puede hasta dedicar su canción.

“MI ESTILO ES EL TRADICIONAL"

Máximo también cuenta a momarandu.com que es un celoso oyente de las obras de los grandes maestros chamameceros y que siente gran admiración ante cómo los compositores y glosistas de Mburucuyá han logrado desarrollar su obra.

Pero también cuenta que, en él, como muchos de sus anteriores lo han señalado, la inspiración para la composición, en gran medida, se halla en la experiencia trascendental y en la bendición de Dios.

M: ¿Cómo te sentís dentro de este género?
-MÁXIMO BENITEZ: Yo pienso seguir con el chamamé. Pienso seguirlo a un nivel más allá de acá. Me gustaría llevarlo a Europa, por todos los lugares del mundo a los que pueda ir. El chamamé es algo que me apasiona, y, como lo dije, que me enamora mucho. Y, ¿cómo veo reaccionar al público? Bastante bien. Escuchó cuando tenía que escuchar, aplaudió cuando tenía que aplaudir, y eso es respetar a un artista. Muy bien.

M: En adelante. ¿Qué instrumentos pensás que podrían acompañarte?
-MÁXIMO BENITEZ: Mi estilo es el estilo tradicional. Los músicos que me acompañan, que, bueno, ahora no han tenido la oportunidad, porque esta vez ni yo sabía que iba a estar, me avisaron hace tres días, me preparé a full y no tuve tiempo para ensayar con músicos, son Ariel Mollo, Daniel González u Horacio Alegre y Silvano Sánchez, que toca el bandoneón, los otros hacen guitarra y bajo.

Máximo, por último, cuenta que todo lo que ha sido de él lo es gracias a sus padres, y se expresa en honor a ellos por la perseverancia que han transmitido para que, poco a poco, su carrera florezca.

M: ¿Algún mensaje para la gente que te ha oído en la 30º Fiesta Nacional del Chamamé?
-MÁXIMO BENÍTEZ: Sí. Tengo un mensaje, especialmente para los jóvenes que están surgiendo, como yo. Siempre persigan sus sueños y que es muy importante el apoyo de los padres. Sin el apoyo de los padres nosotros no podemos hacer nada. Y la perfección llega con el ensayo y la práctica.

RICARDO TITO GÓMEZ, OTRO MAESTRO QUE HA PARTIDO

Ricardo “Tito” Gómez fue un compositor, cantor y guitarrista, nacido el 23 noviembre de 1951, en Curuzú Cuatiá, Corrientes, que murió en Santa María, Río Grande do Sul, Brasil, hace dos escassos meses, el 6 de noviembre de 2019.

Su obra se despliega junto a los "Hermanos Sheridan", y junto a Julio Cáceres y Carlos Núñez. Integró "Los Hijos del Pay Ubre", luego, en voz y guitarra, "Los de Imaguaré".

A partir de la década de los ochenta, se sumerge en la interpretación solista, hasta que, en 1986 forma con Joaquín Sheridan “Grupo Reencuentro”. En 1992 formó dúo con Emilia Zunilda “Zuni” Aguirre y grabó, en el lapso de una década, cuatro discos. Luego grabará, también a dúo dos discos más con la cantante Roxana Olivera.

Algunos de sus discos son "Viajero de Sueños", grabado en 1978, "El Camino del Amor", grabado en 1979, "Chamamecero", grabado en 1980, "Nuestro canto", grabado en 1981, "Neike Chamigo", grabado en 1976, "El Canto de Nuestra Gente", grabado en 1987, "Por el viejo camino", grabado en 1988, y "Al fin de cuentas", grabado en 1992.

Del medio millar de obras que ha compuesto, algunas de las más queridas son “Allá por Yahaveré”, “Niña del ñangapirí”, “Nuestros sueños y la distancia”, “A orillas de tu silencio”, “María de los lapachos", “Atardecer de ausencia” y “Estas ganas de amarte”. 

Noticias Relacionadas

Más títulos de sección