Corrientes, viernes 17 de enero de 2020

Sociedad Corrientes
VECINOS DE CORRIENTES CONSTITUYEN GRUPO DE DEFENSA

A pesar de manifestaciones en contra, autorizan construir otro parador en el circuito de playas capitalinas

11-01-2020
COMPARTIR     
El Municipio de Corrientes autorizó una nueva construcción en el circuito de playas capitalinas, mientras aún continúa clausurada una estructura sin cartel de obras en el balneario Islas Malvinas II . Vecinos autoconvocados se concentraron y constituyeron un grupo en defensa de los espacios publicos costeros.

La señalización correspondiente aparece hoy a un costado de la estructura que se está montando sobre la playa para levantar un parador.

En paralelo, esta tarde se autoconvocó una asamblea de vecinos que resisten la cesión para explotación comercial de espacios públicos.

Se reunieron en la playa Islas Malvinas II, donde una construcción sin cartel de obras ha sido paralizada hace unas semanas por la Comuna, luego de una reacción adversa que involucró a funcionarios y ex funcionarios de la provincia.

Este sábado, sorprendió la colocación de un cartel de autorización con el Número 00001/2020- Expediente 409 L tramitado en 2019.

La nueva obra se encuentra cercada y fue encomendada por la firma Live World S.A al arquitecto Facundo M. Encina.

Momarandu.com ha intentado contactar a funcionarios de la Comuna para que amplíen  sobre esta decisión pero no obtuvo respuestas.

En oportunidad de la clausura sobre Playa Islas Malvinas II, vecinos reclamaron al municipio que tome medidas definitivas y que frene el avance de obras sobre la totalidad de la costa balnearia. y que se investigue a los funcionarios que autorizaron la obra



También reclaman al municipio que tome medidas definitivas y que frene el avance de obras sobre la totalidad de la costa balnearia.

Por su parte, vecinos han llevado a cabo un abrazo en protesta contra las obras habilitadas en la costa balnearia e insisten en redes sociales para que los funcionarios que las han permitido sean investigados.

Las protestas ocurren un mes luego que el Concejo Deliberante de la Ciudad de Corrientes habilitara a construir un shopping sobre el extremo sur del balneario público Arazatý,

Los ciudadanos sostienen que el dominio público junto al río Paraná que administra la comuna de Corrientes debe ser "insobornable" y acusan a los funcionarios municipales de recibir “coimas” para tramitar habilitaciones.

También solicitan al intendente Eduardo Tassano que actúe con decisión política sobre las autorizaciones emanadas contra el acceso abierto de los balnearios de la Ciudad de Corrientes y aparte definitivamente de sus cargos a los funcionarios con competencias en el área de control y planeamiento urbano.