Corrientes, martes 10 de diciembre de 2019

Política Mundo
CRISIS POLÍTICA Y SOCIAL

El primer ministro de Irak anuncia su dimisión tras semanas de protestas

29-11-2019
COMPARTIR     
Foto: Adel Abdul Mahdi.

El primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi, ha anunciado este viernes que va a presentar su dimisión al Parlamento con el fin de que los diputados puedan elegir un nuevo gobierno, según ha informado su oficina en un comunicado.

La decisión de Abdul Mahdi se produce en respuesta al llamamiento a un cambio de líder realizado este viernes por el principal clérigo chií del país, el gran ayatolá Alí al Sistani, según el comunicado.

"En respuesta a este llamamiento, y para facilitarlo lo antes posible, presentaré al Parlamento una solicitud de que acepte mi renuncia al frente del actual Gobierno", reza el comunicado rmado por Abdul Mahdi, que no aclara cuándo presentará la renuncia. Está previsto que el Parlamento celebre una sesión de emergencia el domingo para discutir la crisis.

Previamente, Al Sistani había instado al Parlamento a que considerara la posibilidad de retirar su apoyo al Gobierno de Abdul Mahdi para frenar la espiral de violencia en que está inmerso el país.

El Gobierno "parece ser incapaz de hacer frente los acontecimientos de los últimos dos meses (...) el Parlamento, del que emergió el gobierno actual, debe reconsiderar sus elecciones y hacer lo que esté en el interés de Irak", ha señalado un representante de Al Sistani en el sermón televisado del viernes.

"Los enemigos de Irak y sus aparatos están intentando sembrar el caos y las luchas internas para devolver al país a la edad de la dictadura (...) todo el mundo debe trabajar junto para echar por tierra esa oportunidad", ha reclamado Al Sistani.

Los manifestantes "no deben permitir que las protestas pacícas se conviertan en ataques contra las personas o las propiedades", ha añadido.

El ataque el miércoles contra el Consulado iraní en Nayaf, en el sur del país, ha desencadenado una escalada de la violencia. El jueves, las fuerzas de seguridad mataron a 46 personas en Nassiriya, a 18 en Nayaf y a cuatro en Bagdad, lo que sitúa el balance de muertos por encima de los 400, según el recuento de Reuters.

Este viernes, se han producido nuevos enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad en Nassiriya, en el sur del país, que han dejado al menos tres muertos y varios heridos, según fuentes médicas.

Irak lleva inmerso en multitudinarias manifestaciones desde principios de octubre que, según el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, han dejado ya más de 354 muertos y 8.100 heridos.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.

Los iraquíes responsabilizan a la élite política y sus patrones, Irán y Estados Unidos, y denuncian que utilizan a Irak para lograr sus propios objetivos de inuencia regional sin prestar atención a las necesidades de la gente corriente. 

Fuente: EuropaPress