Corrientes, martes 10 de diciembre de 2019

Cultura Corrientes
#NUESTROSESCRITORESSUSOBRAS

Los microrrelatos de Rodolfo Lobo Molas: leyendo debajo y entre líneas

16-11-2019
COMPARTIR     
Momarandu.com acerca al escritor catamarqueño Rodolfo Lobo Molas. Es poeta, escritor, piloto comercial de avión, de planeador, locutor, periodista, gestor cultural y miembro de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores). Rodolfo no sólo nos deja algunos de sus textos, sino que nos comparte su lectura.

ACERCA DE LOBO MOLAS
Escribe poesía, cuento breve y microficción. Investiga y escribe sobre la historia, lenguaje y costumbres de Catamarca. Ha publicado el ensayo “Catamarca, ensueño y leyenda” a través de la Universidad Nacional de Catamarca, y el libro de poesías “Los pájaros de la lluvia” a través de su propia editorial Phaway. Tiene para imprimir una decena de libros de distintas temáticas, incluyendo un Diccionario de Voces Catamarqueñas con más de 4000 entradas. Ha participado de 17 antologías nacionales y 17 internacionales de poesía y narrativa. y ha obtenido, además, diversas distinciones y premios literarios. Su obra se ha publicado en Argentina, Canadá, Chile, Costa Rica, Cuba, España, Estados Unidos, México, Perú y Venezuela.

Algunas antologías de Argentina: - Anuario de Poetas Contemporáneos, Club de Poetas de Buenos Aires 1979 - Mundos en Equilibrio, Mendoza, 2014 -¡Basta! Cien hombres contra la violencia de género. Editorial Macedonia, Buenos Aires, 2016 -Antología Federal de Poesía el NOA, Consejo Federal de Inversiones, 2017 - Antología 90 años de SADE Central, Buenos Aires 2018

Algunas Antologías del Exterior: - Antología Microrrelatos Porciones del Alma, España, 2013 - Antología Certamen de micropoemas El Muro, de El muro del escritor, España, 2015 - Antología de Hipermicroficción Narrativa, Comoartes Ediciones y CIINOE (Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica) Madrid/Cuba 2015 - “Antología de microrrelatos policiales Dispara Ud. o disparo yo”, Edición de Revista
Brevilla, Chile 2017 - -Antología de la Microficción Hispanoamericana, Perú, 2019.

Algunos premios: 1º Premio III Concurso de Cuentos y Relatos, por cuento, Sociedad Italiana de San Pedro, Buenos Aires, 2012 - Distinción al Mérito “San Fernando”, de la Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca por actividad literaria, Catamarca 2013 - Distinción “Reconocimiento al aporte de las artes a nuestra comunidad” del Poder Legislativo de Catamarca, 2013 - 3º Premio Certamen Nacional de Microrrelatos Bialet Massé, de La Hora del Cuento y SALAC, Córdoba, Argentina, 2013 - 1º Premio Certamen Nacional de Sonetistas Bialet Massé, de La Hora del Cuento y SALAC, Córdoba, Argentina, 2013 - 3° Premio Décimo Quinto Certamen Literario Nacional “Leopoldo Lugones”, género Cuento Breve, Necochea, Buenos Aires, 2016, 1° Premio en el Certamen Literario “Celeste y Blanco” 2017, Género Poesía, Bibl. Pop. Almafuerte de Manuel Ocampo, Pergamino, Buenos Aires, 2017 - 1° Premio en el Primer Premio Literario Internacional Letras de Iberoamérica, Genero: poesía, de la Revista En Sentido Figurado, México, 2017 - Declaración del Senado de la Nación Argentina, (DR-1137-17) expresando su beneplácito por la obtención del Primer Premio en Poesía en el 1° Certamen Literario Internacional Letras de Iberoamérica, de la Revista En Sentido Figurado de México en 2017, Buenos Aries 2018.

                           LEAMOS Y ESCUCHEMOS A RODOLFO



LA VISITA
Llegó inesperadamente como otras veces y como otras veces le dije que se fuera, que no vuelva. Que aquí nadie la quiere ni yo tampoco, por más que me busque y me busque. Y si bien varias veces estuve a punto de irme con ella, al final -felizmente- no lo hice. Guardó silencio y una vez más se fue, sabiendo que volvería a pesar de mi rechazo. Se fue despreocupadamente, casi sin dar importancia a mis palabras. Se puso la capucha, cerró su capa negra, tomó su azada y se perdió en la
niebla del camino.

SEDUCCIÓN
Adán deambulaba solitario por el Paraíso. La víbora aprovechando la circunstancia desplegó sus encantos y lo sedujo. Cuando Dios advirtió esto, dijo: No, no; no es bueno que el hombre esté solo, y creó a la mujer. Adán, entusiasmado, empezó un romance con Eva. La serpiente, despechada, urdió el plan de la manzana.

ESCÉPTICO (A mi hija Mariana Lobo Heredia)
Cada noche, mientras escribía mis minificciones, el gato negro y blanco de la casa se acercaba y me miraba casi con éxtasis. Yo creía encontrar una mirada conocida en esos ojos extraños y penetrantes cuando nos observábamos por largos momentos sin decir nada. Hasta que un día caí en la cuenta que se parecía mucho a la mirada de mi padre, pero como yo no creía en reencarnaciones pensé que debió ser la brisa que entraba por la ventana, aquel escalofrío que me recorrió la espalda cuando el gato se alejaba con una mueca de sonrisa humana….

MEDUSA
De pronto se encontró frente a la hermosa estatua de piedra de un apuesto guerrero y sin poder evitarlo sucumbió al encanto de tanta gallardía. Lo miró a los ojos y la escultura le devolvió la mirada. En ese instante la Gorgona se convirtió en humano.

DESENCUENTRO (A mi hija Alejandra Lobo Heredia)
Se citaron el domingo en la esquina del parque. Sin haberlo dicho ambos sabían que aquella tarde comenzarían su romance. Habían llegado puntualmente pero no se encontraron. Sin embargo, decidieron esperarse, hasta que, al cabo de un rato –y desde las opuestas esquinas donde aguardaban- cada uno se fue con su decepción a cuestas. Se cruzaron cerca de la fuente, pero el ruido del agua silenció el toc toc de los bastones blancos.

EL CANTO DE LAS SIRENAS
Ulises no amaba a Penélope e inventaba viajes para alejarse de ella, aunque de tanto en tano volviera a Ítaca.
Aquella vez en que regresaba del castillo de Circe no necesitó taparse los oídos con cera, pues el canto de las sirenas jamás perturbaría su espíritu, ya que en ese entonces mantenía un apasionado romance con Penémacros, el más joven y apuesto marinero de su tripulación.

SALINIDADES (A Jorge Paolantonio)
La historia bíblica de Sodoma y Gomorra en verdad también ocurrió en otras partes, solo que las Sagradas Escrituras no lo consignan.
Es así que en muchos lugares –al igual que la mujer de Lot- otras mujeres se convirtieron en estatuas de sal. El inexorable paso del tiempo fue desmoronándolas y hoy sus restos llegan a nuestras mesas en artísticos saleros.

HIROSHIMA
En segundos todo fue un caos indescriptible. La vida aparentaba haber
desaparecido. Ella se sacudió el polvo que la cubría y se levantó de entre las ruinas: sus ojitos azorados vieron el espanto. De pronto asomó otra cucaracha y juntas se escabulleron por entre los escombros.