Corrientes, martes 10 de diciembre de 2019

Universidad Corrientes
DATOS ACADÉMICOS

Aplican nuevas tecnologías para acelerar el proceso de certificación de títulos y diplomas universitarios

29-09-2019
COMPARTIR     
La Dirección Nacional del Gestión y Fiscalización Universitaria de la Nación implementó dos nuevas tecnologías para acelerar el proceso de certificación de títulos y diplomas universitarios nacionales. Para capacitar en esta actualización, los días 3 y 8 de octubre se realizarán dos jornadas de asistencia técnica a universidades públicas y privadas respectivamente.

Una de las tecnologías se vincula con automatización de la carga de datos por parte de las universidades. Para orientar a las instituciones en este proceso, se aprobó un instructivo que servirá de guía a la hora volcar la información a sus sistemas de gestión informática para que, luego, se mejore la carga en la solapa de “Datos Académicos” de las solicitudes enviadas al ministerio través del SIDCer (Sistema Informático de Diplomas y Certificaciones). Este nuevo procedimiento generará una mayor eficacia a la hora de evaluar los planes de estudio por parte del área de Certificación de Títulos del MECCyT.

Por otro lado, también se pondrá en marcha una actualización que permitirá, una vez cargados todos los datos por parte de las instituciones, generar aprobaciones automáticas de las solicitudes que concuerden con la información de los planes de estudio vigentes para cada carrera aprobados por el MECCyT, permitiendo agilizar los tiempos de los trámites en favor de los egresados.

En su año de funcionamiento, el SIDCer ha permitido avanzar en la seguridad y transparencia del proceso integral de certificaciones del sistema universitario. La digitalización total de la gestión evitó, además, que los títulos tengan un traslado físico a Buenos Aires y eliminó el paso posterior por el Ministerio del Interior, generando un enorme ahorro de instancias y recursos en relación al procedimiento anterior.

Esta iniciativa se generó a partir de tomar nota del enorme tiempo que tenía el proceso de expedición de diplomas, cuyo promedio era aproximadamente de dos años en 2016, en todo el sistema universitario.