Corrientes, martes 17 de septiembre de 2019

Sociedad Corrientes
DOLARIZACIÓN DEL SECTOR

El NEA mantiene mayoría de operaciones inmobiliarias en pesos

12-09-2019
COMPARTIR     
Un relevamiento realizado por la Federación Inmobiliaria Argentina (Fira) entre las 14 jurisdicciones asociadas a la institución, indicó que en un 60% de ellas, las operaciones inmobiliarias se realizan en pesos mientras que en el 40% restante, se elige la moneda dólar para realizar las transacciones. El NEA mantiene “pesificados” la mayoría de los contratos.

La entidad, destacó que en la mayoría de las provincias del NEA y NOA y algunas del sur del país, como por ejemplo Jujuy, Salta, Chaco, Misiones, Corrientes, Tucumán, La Rioja, San Juan y Mendoza las transacciones se realizan en su gran mayoría en contratos pesificados.

No obstante, en ciudades como Rosario, Santa Fe, La Plata, Chubut y en Santiago del Estero, las operaciones se concretan en dólares.

Desde la Federación Inmobiliaria Argentina (Fira) indicaron que en las 14 provincias del interior del país que integran la federación, el sector inmobiliario atraviesa, hace tiempo, una gran disminución de sus operaciones, producto de la crisis que atraviesa el país.

Las circunstancias coyunturales de estas últimas semanas que han llevado al gobierno a tomar medidas económicas de naturaleza cambiaría, en particular la que dispone que los individuos no podrán adquirir más de USS 10.000 mensuales a través de entidades bancarias, “resultan una nueva limitante que implica un desmedro a la libre disponibilidad de los recursos de los argentinos, con incidencia también en el mercado inmobiliario”.

Agregan que “no podemos dejar de entender esas decisiones de un modo pragmático y en un contexto de transición y de temporalidad, advirtiendo que superadas estas instancias coyunturales, seguiremos, como siempre, a disposición para trabajar en conjunto con las autoridades gubernamentales, para generar proyectos que vuelvan a encausarnos en la senda del crecimiento”.

Es por ello que si bien todas estas medidas pueden no ser deseadas y llegan en un momento de muy baja actividad en el mercado inmobiliario, a la vez advierten desde FIRA que han generado oportunidades en las jurisdicciones del interior del país, donde, mayoritariamente, los inmuebles se comercializan en pesos, en los que la suba del dólar no ha marcado un impacto directo, generándose, incluso, una mayor actividad e incremento significativo en las consultas, que deviene en oportunidades de compra-venta para quienes tienen pesos o prefieren invertir en inmuebles para refugiar sus ahorros dado el amparo constitucional del que gozan esos bienes.

“Es claro entonces que nuestro mayor problema, no son las medidas temporales, sino superar el flagelo de la inflación constante que trae aparejada la pérdida de valor de nuestra moneda, que consecuentemente no permite planificar a futuro, acceder a créditos hipotecarios previsibles, financiar de manera privada proyectos con parámetros que permitan dilucidar si serán efectivos a lo largo del tiempo, etc. Por el momento y ante la coyuntura deberemos ver las oportunidades y ayudar a sus concreciones”, finaliza la entidad.