Corrientes, martes 17 de septiembre de 2019

Opinión Corrientes

La necesaria (y urgente) gran concertación, por José Guillermo Alfonso

12-09-2019
COMPARTIR     
La encrucijada por la que atraviesa nuestra Argentina en materia económica nos obliga a salir de las zonas de confort que nos ofrecen las cómodas tribunas de los críticos cuasi vitalicios que vociferan contra cuanto político se les pone enfrente.

Nuestra economía agoniza. Todos parecen tener la culpa y nadie se hace, en definitiva, responsable.

Los escenarios electorales que se suceden, en vez de despejar las nubes tormentosas, parecen oscurecerlas más y vuelve más efímera esa famosa luz al final del túnel...

En medio de toda esa vorágine, nosotros. Los que votamos. Los que elegimos. Los que, casi siempre, cargamos con esa pesada mochila de haber “errado” una vez más en el cuarto oscuro.

Pero, ¿quién lo dice? Muchos de los que nos señalan con sus dedos acusadores, son los mismos equivocados, al igual que nosotros, ¿quizás?

En el reparto de las culpas, pareciera ser que el pueblo lleva la parte más “jugosa” casi siempre. Y quizás sea momento de proponer algo más que eso: salir por un buen rato de esa fila tediosa y dejar de llevarnos todos esos “boletos” que nadie quiere ni acepta.

Puede que aún no sea demasiado tarde para hacernos cargo de lo que podemos. No de aquella carga que nos hacen llevar, si haberla generado, sino, más bien, de pensar en la posibilidad de una utopía que pueda concretarse: UNA GRAN CONCERTACIÓN...

¿Pero, a qué nivel? Pensar en grande y trasladar ese sueño a la Argentina vendrá después. Primero, lo primero: CORRIENTES.

Porque es acá, en nuestro “pago chico”, como dicen los políticos, donde debemos empezar a limpiar la casa, a ordenarla y dejar acomodados los tantos de cara al futuro inmediato y a largo plazo.

Y así no lo dice un columnista, lo expresa claramente el Plan Estratégico Participativo de la Provincia (PEP 2021), señalada como “la herramienta escogida para la formulación y gestión del “PACTO CORRENTINO PARA EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EL DESARROLLO SOCIAL” (DTP Incisos 6 y 10), fomentando las relaciones entre los actores y el reconocimiento de sus interdependencias; contiene la visión, los objetivos y las políticas prioritarias, que la provincia de Corrientes aspira a lograr en los próximos años.

El consenso y el compromiso social son características esenciales del proceso ordenado y sistemático que se inicia con la firma de este Pacto, siendo un compromiso asumido por el Gobierno, impulsar y sostener las siguientes etapas del PEP 2021.

Cabe señalar que también se han tenido como antecedente, los distintos Planes Estratégicos sectoriales vigentes en la Provincia, como el Plan Ganadero, el Plan Estratégico Foresto-Industrial, el Plan Estratégico de Turismo, el “Plan Estratégico para crear una visión Común 2025 para Corrientes”, propuesto por la FECORR, entre otros.

Este modelo de “Pacto de ciudadanía entre la política y la gestión”, se basa en la elaboración de planes, programas y proyectos participativos y concurrentes de corto, mediano y largo plazo. El PEP 2021, propicia y acentúa la participación ciudadana con orientación política, por un lado, y su ejecución por el otro”, tal lo expresa en su PROPÓSITO central de aplicación.

A este apartado, debemos agregar lo que reza expresamente el párrafo destinado a los ACTORES intervinientes: LOS CIUDADANOS INVOLUCRADOS:

“Participación Ciudadana. En virtud del mandato constitucional, este Pacto constituye un acuerdo democrático de amplia cobertura institucional y social, abierto a la participación de nuevos actores que deseen incorporarse al proceso, fomentando la articulación público privada, fortaleciendo la institucionalidad, legalidad y legitimidad de la participación ciudadana.”

Ahora, a sabiendas de su propósito, deberíamos revisar su OBJETIVO CENTRAL: “Corrientes debe ser una provincia integrada y solidaria, con equilibrio territorial, calidad social y desarrollo económico sustentado en la articulación entre el Estado en todos sus niveles (nacional, provincial y municipal), la sociedad civil y el mercado. Ello, sostenido en la satisfacción de las necesidades humanas, el crecimiento económico constante, atendiendo los aspectos demográficos del desarrollo y reteniendo a su población.

“Sus regiones deben conformar una red de municipios que se conecten y se desarrollen urbana y ruralmente, respetando la diversidad. Todos sus habitantes deben tener oportunidades para ejercer el derecho a la educación, la salud, la cultura, el trabajo decente, el acceso a las infraestructuras básicas y a las soluciones habitacionales en un ambiente seguro.

“El uso intensivo del conocimiento, la investigación y la creatividad deben potenciar sus capacidades y proyectarla nacional e internacionalmente”

Ahora bien, a lo largo de las 28 páginas del Documento, encontramos numerosas aristas que forman parte de esa gran estructura que apunta, finalmente al CRECIMIENTO de nuestra PROVINCIA.

Independientemente de la fecha de firma del PACTO CORRENTINO, debemos mirar hacia atrás en el tiempo para tomar las FORTALEZAS de una aplicación efectiva (aunque se supone que dicho PACTO debería estar en PLENA VIGENCIA, ya que constituye el NORTE de las acciones que cada gobierno debe tomar para el logro de sus objetivos). Y es allí, a partir de una mirada retrospectiva y de profundo análisis que debemos preguntarnos: ¿QUIÉNES SON LOS ACTORES QUE DEBEN SUBIR AL ESCENARIO Y CONCRETAR LA OBRA?

En una variada gama de respuestas a esa pregunta, casi retórica, podríamos encontrar su 1° FORTALEZA (quizás la más importante): ¡LOS GOBERNADORES!

¿Ellos? ¡Pero si hay uno sólo en ejercicio!, dirán los más avezados. Y allí es donde aplica el sentido retrospectivo de la mirada en el tiempo: ¿Cuántos GOBERNADORES tuvo Corrientes desde el retorno de la DEMOCRACIA? ¿QUIÉNES SON?

Quizás la formulación de la pregunta asuste, confunda, genere cierta incertidumbre...pero la respuesta es sencilla: DESDE EL 83’ A LA ACTUALIDAD, ¡CORRIENTES TIENE A TODOS SUS GOBERNADORES VIVOS!

¡Sí! ¿Están TODOS y quiénes mejores que ellos (que siguen “jugando” en primera, o al menos pretenden seguir haciéndolo desde la toma de decisiones de sus respectivas fuerzas políticas), para sentarse a conversar y ponerse de acuerdo en la manera de abordar esta realidad económica que asusta a corto, mediano y, con más agudeza, a largo plazo?

Si reflexionamos un poco más, nos podríamos animar a dejarles de apunte, una pregunta sustancial y que podría iniciar un debate fructífero en pos del beneficio de una de las Provincias más RICAS de la Argentina y que hoy está atravesada por datos alarmantes de POBREZA:

- ¿CÓMO HICIERON, EN SUS RESPECTIVAS GESTIONES, ¿PARA SOSTENER ECONÓMICA Y PRODUCTIVAMENTE A CORRIENTES?

A lo largo del Documento, nos encontramos con los OBJETIVOS ESTRATÉGICOS del PACTO CORRENTINO y desde la página 21 hasta la 26 se enumeran los pilares fundamentales sobre los que se sustentan el progreso y fortaleza de Corrientes.

Cada uno de los correntinos podría hacer una o varias lecturas de los fundamentos propuestos, pero ellos, los GOBERNADORES (porque aunque uno sólo esté en ejercicio actualmente, TODOS ejercieron ese mandato popular y lo SIGUEN SIENDO, aunque con MANDATO CUMPLIDO) son los que deberían DEBATIR EN PROFUNDIDAD, exponiendo sus FORTALEZAS DE GESTIÓN y a partir de ahí, aunar criterios y encontrar los puntos de ACUERDO para RETOMAR el control, CORREGIR el rumbo, si fuera preciso y ENCAMINAR a Corrientes, definitivamente, lejos de las magras estadísticas que hoy aquejan a todo un pueblo.

Si hay un pueblo paciente, es el CORRENTINO. ¡Pero todo tiene un límite! No dejemos que la soga se tense más de la cuenta, ya que, así como NO HAY MAL QUE DURE 100 AÑOS, ¡tampoco HAY TIENTO QUE NO SE CORTE!

¿ESTAREMOS A TIEMPO DE DAR ESE PASO? ¿SERÁ POSIBLE JUNTAR A TODOS LOS GOBERNADORES DE CORRIENTES EN UNA GRAN MESA DE CONCERTACIÓN SOCIO-POLÍTICA?

El pueblo espera. Ya no quiere cargar con la pesada “responsabilidad” de ser el que siempre vota “mal”. Es tiempo de ¡HACER ALGO. YA!

¡LA GRAN CONCERTACIÓN NO PUEDE ESPERAR MÁS! LA CLASE POLÍTICA DIRIGENCIAL ahora se quedó con la “m’bopa”.

¡Corrientes necesita saber QUÉ HARÁN CON ELLA...!