Corrientes, martes 17 de septiembre de 2019

Sociedad Corrientes
VALOR AGREGADO

A fin de año se iniciará en Virasoro construcción del aserradero más moderno del país

11-09-2019
COMPARTIR     
El grupo argentino Garabí, dedicado a administraciones agropecuarias en la región mesopotámica, y la europea Forescape, con iniciativas en la Argentina y Brasil, confirmaron que comenzarán a construir a fin de año un aserradero en Virasoro, que será el más moderno del país.

Voceros de la compañía informan que  la nversión inicial es de US$80 millones y la producción se destinará a la exportación. Ocupará, en una primera etapa, 210 personas de manera directa.

En una segunda etapa se le dará mayor valor agregado a la madera aserrada, consumiendo aproximadamente 1,2 millones de toneladas de materia prima cultivada localmente. La inversión total alcanzará los US$250 millones y se prevén 800 puestos directos. Del 15% al 25% de los empleos será para personal capacitado.

Garabí es una sociedad integrada por Eduardo de Abelleyra, Santiago de Abelleyra, Fermín Pereyra Moine y Airy de Murga.

El personal estable subcontratado por año es de unas 150 personas que se dedican exclusivamente a las tareas de mantenimiento y explotación de las plantaciones. En los últimos tiempos incrementaron la necesidad de mano de obra tercerizada para la construcción de infraestructura productiva y habitacional.

Desde Garabí explicaron que en la actualidad el volumen de madera que se produce no es absorbido totalmente por la industria, lo que dificulta el crecimiento de la actividad, que tiene un alto nivel de dependencia del mercado interno. "La posibilidad de contar con materia prima de calidad para su manufactura y posterior exportación permitirá fortalecer la demanda y reactivar la actividad", apuntaron.

Estabilizar el mercado resulta fundamental en la producción forestal debido a que los procesos desde la plantación hasta su aprovechamiento definitivo son largos. "Es necesario enviar señales de estabilidad y sostenibilidad de la demanda para lograr que ingresen mayores y mejores inversores a la actividad, que aún se encuentra lejos de alcanzar su potencial", añadieron.

De acuerdo a estimaciones nacionales, la oferta y la demanda de la materia prima en Corrientes (tanto de pino como eucalyptus) incrementará su brecha, lo que permitirá "generar un mercado más atractivo para la industria".

El aserradero introducirá tecnología de punta en la Argentina incluyendo nuevas herramientas en control de calidad y optimización de procesos.

Garabí administra 33.800 hectáreas de campo; 16.000 forestadas con pino y eucalipto. En el 2021 espera sumar 18.350 hectáreas incluidas en proyectos actuales. En los últimos años, el grupo diversificó sus iniciativas como estrategia: ganadería (2400 hectáreas), arroz (2300 hectáreas) y yerba mate (1600 hectáreas).

Según el último inventario de aserraderos, los de Corrientes industrializan solo el 30% de lo que se extrae; un tercio de la capacidad instalada está ociosa. El resto de la materia prima se transporta a Entre Ríos y Misiones para su elaboración. Se consumen aproximadamente 880.000 metros cúbicos de eucalyptus con rendimientos menores al 40% y bajo aprovechamiento de subproductos.

Un cinco por ciento del total de aserraderos correntinos podrían considerarse de gran escala y más tecnificados; en su mayoría están en el noreste provincial (donde está 36% de los establecimientos).

La industria de los aserraderos genera aproximadamente 3300 empleos directos. Según la Asociación Forestal Argentina, en Corrientes podrían producirse más de 1 millón de toneladas de celulosa, 586.000 metros cúbicos de tableros, 1875 millones de metros cúbicos de madera sólida y energía con una capacidad instalada de 94 MW. Para alcanzar esos niveles se requieren inversiones significativas en la cadena.