Corrientes, martes 17 de septiembre de 2019

Opinión Corrientes
INTERCAMBIO DE OPINIONES

Por José Miguel Bonet: Nueva respuesta a Maciel

16-08-2019
COMPARTIR     
Estimado don Alejandro Bobino Maciel, todo intercambio respetuoso es enriquecedor, ¡¡¡bienvenido!!! Seguramente no supe explicar bien lo que trate de decir invocando al populismo; el fenómeno de la desaparición de los partidos políticos es un fenómeno mundial y que pone en riesgo a este sistema imperfecto pero hasta hoy el mejor: la democracia.

Gran parte de esta extinción se debe a movimientos populistas que los hay de derecha o izquierda según donde se ubiquen respecto al Rey,

Cité a Laclau con algunos conceptos que figuran en su libro La razón populista; lo que usted me indica de una editorial de La Nación también es correcto, porque a partir de esos conceptos trata de convertir el dispositivo populista en un proceso exitoso de identificación colectiva: Laclau transforma el insulto en elogio. Frente a la enferma democracia liberal, la medicación de un guía que da forma a un pueblo y lo pone en movimiento. Laclau se apresta a descalificar a los críticos del populismo como aristócratas que le temen a su entorno.

La pregunta es si estos fenómenos políticos que destruyen los partidos políticos ¿son un síntoma senil del sistema democrático o un fenómeno transitorio? Por ahora les va muy bien. Recuerdo la visión del Dr. Alfonsín, hombre de bien y demócrata cabal, que me distinguió con su afecto y amistad con respecto a los partidos políticos.

Al papel de los partidos políticos lo veía como el de una natural evolución hacia partidos más estructurados y organizativos, hacia un gobierno de partidos y hacia un sistema de partidos consolidados. Esto estaba en el corazón del pensamiento institucional de Alfonsín, que uno podría decir que está, por un lado, dominado por la moderación del hiperpresidencialismo, y del otro, en conexión directa, ligado a la idea de un gobierno democrático de partidos políticos. De este modo, los partidos políticos eran el instrumento de democratización privilegiado.

Reciba Ud. un afectuoso saludo y vale este intercambio. ¡¡Un fuerte sapucay!!