Corrientes, viernes 23 de agosto de 2019

Sociedad Corrientes
FALTA DE PAGO A TRABAJADORES

Municipalidad de Paraná judicializa conflicto con ERSA y amenaza quita de concesión

12-08-2019
COMPARTIR     
Por falta de pago de salarios a choferes, desde el 6 de agosto se encuentra paralizado el servicio de transporte en Paraná, Entre Ríos, y desde la comuna, además de judicializar la cuestión, se intimó al grupo Buses del Paraná, que integra ERSA, a cumplir con el servicio bajo amenaza de quita de la concesión. Pidió además que ERSA restituya cinco unidades que trasladó a Corrientes.

La Municipalidad de Paraná decidió judicializar el conflicto del servicio de colectivos, paralizado desde el martes 6 por un conflicto gremial de los choferes, agremiados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las empresas Ersa Urbano SA y Mariano Moreno SRL por la falta de pago de la actualización salarial de julio (un 20%) y el pago parcial del medio aguinaldo (adeudan el 80%).

Para que se ordene de forma inmediata a la concesionaria Buses Paraná, que integra ERSA, la restitución de la prestación, la comuna solicitó una medida autosatisfactiva ante la Cámara Contencioso Administrativa, que integran los jueces Gisela Schumacher, Hugo González Elías y Marcelo Baridón.

Respecto de la medida judicial, el Secretario Legal y Técnico de la Municipalidad, Walter Rolandelli, explicó que solicitaron la restitución inmediata del servicio de transporte de pasajeros para las elecciones, pero no se dio.
"Además requirieron la restitución de las cinco unidades de las que tenemos constancia, se las llevaron a Corrientes y el municipio no tiene el poder de policía para ir hasta esa provincia a secuestrarlas, con lo cual, le solicitamos al juez que arbitre los medios necesarios para secuestrar las unidades".

Indicó que el reclamo de los choferes es justo porque no se les está pagando su salario y que son los empresarios los tienen que dar las respuestas a la ciudadanía entera, y que el municipio, como poder concedente, también además de la medida judicial intimó a la empresa al cumplimiento de ciertos puntos del contrato de concesión y "en el caso que no lo cumpla, vamos en camino a la caducidad", anunció. (Elonce).

La intimación a la empresa Buses del Paraná se dio través del Decreto Nº 1648, en el cual la administración comunal del intendente Sergio Varisco emplazó a la agrupación que integran Ersa Urbano SA y Mariano Moreno SRL a resolver sus inconvenientes financieros, que le han impedido el pago de las deudas salariales con sus choferes, en un plazo de 15 días corridos, o pena de disponer la caducidad de la prestación, intimando a los empresarios a reanudar el servicio de forma inmediata.